Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación de oficio a raíz de la quema de retratos del rey e imágenes de la Constitución por parte de decenas personas en la manifestación que la izquierda independentista celebró este domingo con motivo de la Diada de Cataluña, bajo el lema de «desobediencia».

Según han informado fuentes cercanas al caso, la policía catalana está trabajando para identificar a las decenas de manifestantes que este domingo, al término de la manifestación, quemaron unos folletos que se habían repartido previamente con la fotografía del rey y, en su reverso, la primera página de la Constitución española.

La policía catalana investiga de oficio la quema de las fotografías, al ser constitutiva de un delito contra la Corona, por lo que una vez complete sus diligencias las remitirá a la autoridad judicial competente, en principio la Audiencia Nacional.

La quema de fotografías del rey y de banderas española y catalana es bastante habitual en las manifestaciones de la izquierda anticapitalista, aunque hasta ahora siempre se habían encargado de hacerlo una o varias personas encapuchadas.

Este domingo, sin embargo, fueron decenas de manifestantes los que, a cara descubierta, quemaron los folletos con el retrato del rey con unas antorchas que circularon en la concentración.

Instantes antes, durante el recorrido, una decena de encapuchados habían prendido fuego a unas banderas de España, Francia y la UE, pero los manifestantes impidieron a los medios de comunicación y a los periodistas presentes grabar imágenes y tomar fotografías.

La manifestación -a la que acudieron 5.000 personas según los organizadores y 2.300 según la Guardia Urbana- había sido convocada por la CUP, Arran, Endavant, el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes, Candidatura Obrera Sindical y Alerta Solidaria.

Durante esa marcha, la cuenta de Twitter de CUP Capgirem BCN publicó el mensaje: «Si el rei vol corona, corona li darem, que vingui a Barcelona i el coll li tallarem» (Si el Rey quiere corona, corona le daremos; que venga a Barcelona y el cuello le cortaremos). A ese mensaje se le adjuntó un vídeo de un momento de la protesta. 

El ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha ofrecido a los Mossos la colaboración de la Policía Nacional con el fin de identificar a las personas que el domingo, en Barcelona, quemaron fotos del rey, folletos de la Constitución y banderas de España, Francia y Europa.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los Mossos investigan la quema de fotos del rey durante la Diada