Gobierno y PP acogen con división de opiniones el pacto entre PNV y PSOE

El Ejecutivo espera que dé «estabilidad» y Feijoo lo equipara a un «plan Ibarretxe II»

PNV y PSE sellan su acuerdo de Gobierno Urkullu será investido lehendakari el próximo jueves

MAdrid / La Voz

El Gobierno y el PP tienen sentimientos encontrados en torno al pacto entre el PNV y el PSOE vasco para formar un Ejecutivo de coalición. El hecho de que el acuerdo deje abierta la puerta a la reivindicación del País Vasco como nación no ha gustado nada a los populares. Pero, por otra parte, el Gobierno considera que ese pacto es un indicio claro de que el PNV está dispuesto a pactar los Presupuestos Generales del Estado, aplicando así una clásica estrategia de los nacionalistas vascos de forjar alianzas de distinto signo. En este caso, podrían acabar teniendo un pacto con el PSOE en el País Vasco, con el PP en Madrid y con Bildu en Navarra a través de Geroa Bai.

Negociación de los Presupuestos

Consciente de que le aguarda una dura negociación con el PNV para sacar adelante las cuentas públicas, Mariano Rajoy prefirió no valorar directamente el acuerdo, pero recordó la necesidad de respetar el marco constitucional. «No es bueno generar más incertidumbres de las que hay», señaló, en referencia a la ambigüedad con la que se tratan en el pacto entre nacionalistas y socialistas cuestiones como el derecho de autodeterminación o el modelo territorial. «Es un pacto entre dos partidos políticos en el ámbito del País Vasco que mi partido no ha firmado, más que nada porque no ha sido invitado ni ha entrado en eso», insistió Rajoy.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, dijo esperar que el acuerdo en el País Vasco dé «estabilidad» dentro del orden constitucional y permita el «diálogo para llegar a acuerdos». «Lo que esperamos desde el Gobierno es que los acuerdos de gobierno en una comunidad autónoma como la vasca busquen la estabilidad, solucionar problemas y no crearlos, dentro del marco constitucional», señaló el portavoz.

Más críticos se mostraron el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, que afirmó que el PSE ha asumido «la hoja de ruta soberanista» del PNV y ha abandonado la defensa de la Constitución, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que consideró «sorprendente» que el PSE se preste a firmar un pacto de gobierno con el PNV que, a su juicio, puede llevar a un «posible plan Ibarretxe II», y que puede servir además para que lo citen «de forma directa o indirecta» los independentistas catalanes.

Tras la firma del acuerdo entre el lendakari Iñigo Urkullu y la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, el presidente de la ejecutiva del PNV, Andoni Ortuzar, precisó que la «consulta habilitante», en referencia a un posible referendo de autodeterminación, sigue estando en el programa del PNV aunque no figure en el pacto firmado con el PSE y la plantearán en la ponencia que se cree en el Parlamento vasco sobre este asunto.

Mendia no informó a la gestora

Mendia, que fue una de las dirigentes más fieles al ex secretario general Pedro Sánchez, admitió que no informó al presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, hasta que el pacto con el PNV estaba cerrado. Rechazó que se trate de una victoria de los sanchistas y aseguró que no solo es un buen acuerdo «para Euskadi y para los españoles» sino que marca el camino «por donde puede ir la salida a Cataluña», en referencia al hecho de que el pacto proponga una reforma del Estatuto vasco «respetando el ordenamiento jurídico».

A pesar del malestar por no haber sido informada, la nueva dirección del PSOE eludió la polémica y valoró positivamente el pacto. El portavoz de la gestora, Mario Jiménez, dijo que confía «plenamente» en el «papel equilibrador» que jugará el PSE para que el avance en el autogobierno en el País Vasco «se dé siempre en el marco de la Constitución y las leyes». Y el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, señaló que aunque los socialistas respetan que algunos se consideren «nación», todo el partido comparte la indisoluble unidad de la nación española.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Gobierno y PP acogen con división de opiniones el pacto entre PNV y PSOE