Inquietud entre los maquinistas al ver las primeras cámaras en la cabina

De momento solo se prueban en un tren, pero se han dispuesto las carcasas del dispositivo en muchos vehículos


Redacción / La Voz

Una de las medidas anunciadas por la anterior responsable de Fomento fue la posibilidad de mejorar la grabación de la actividad profesional de los maquinistas en las cabinas de las cabezas tractoras de los trenes, con el objetivo de mejorar la investigación de determinados accidentes ferroviarios. No obstante, en ningún documento oficial -ni siquiera en los de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, encargada de evaluar la implantación de estas medidas- se hace mención expresa a las cámaras, a sabiendas del rechazo frontal que generan entre los maquinistas. Esta inquietud ha ido en aumento en las últimas semanas al instalarse en numerosas cabinas de trenes -especialmente aquellos que circulan a más de 160 kilómetros por hora- las carcasas en las que, en principio, se colocarán las cámaras que grabarán la actividad en cabina.

La indignación entre los conductores, muy reacios a que se grabe su actividad laboral, motivó que el Semaf (Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios) distribuyera una nota informativa entre sus afiliados «ante la inquietud generada por la posible instalación de cámaras de grabación en las cabinas». Tras realizar una serie de consultas con la dirección de Renfe, transmitieron a los trabajadores la información que les proporcionó la operadora ferroviaria. Así, Renfe les garantizó que «a día de hoy» solo hay instalada una cámara en un solo vehículo del material móvil de la compañía pública, con el objeto de probar su eficacia como proyecto piloto, tal y como se había planteado en un principio. La empresa también aclaró que lo que se está instalando en otros vehículos «es la carcasa, pero no la cámara», al tiempo que especificaban que «solo se está trabajando en la grabación de audio». «Para poder realizar grabación de vídeo sería necesario informar y colocar carteles indicando que ese espacio está siendo grabado». El audio de lo que sucede en cabina, por otra parte, ya queda registrado en la caja negra. 

Grabar solo la vía

El Semaf rechaza frontalmente la instalación de cámaras en la cabina. Solo estaría de acuerdo en que se grabara «lo que percibe el maquinista, es decir, todo lo que sucede en las infraestructuras, pero nunca el interior de la cabina de conducción», afirma el sindicato en la misma nota.

Manuel Prieto, asesor jurídico del Semaf, cree que instalar cámaras que graben lo que sucede en la vía sí tendría sentido. «Se podrían aclarar numerosos accidentes o incidentes en los que hay controversia sobre, por ejemplo, cómo estaban las señales en el momento del suceso», dice. «Lo que no tiene sentido es grabar en vídeo al maquinista. A nadie se le graba mientras trabaja», alega, mientras avisa de posibles problemas de protección de datos. Queda por ver si finalmente Renfe opta por instalar las cámaras de forma generalizada. Todo indica que sí, pues ya ha contratado parte del material.

 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Inquietud entre los maquinistas al ver las primeras cámaras en la cabina