Rivera se autoimpone el objetivo de gobernar en 2019

El reelegido presidente de Ciudadanos ha reforzado el papel de Inés Arrimadas en la cúpula del partido

.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este domingo que su partido tiene que «dar la batalla política» al PP porque, además de pactar con el partido de Mariano Rajoy, sobre todo debe derrotarle en las urnas.

En el acto de presentación de la nueva Ejecutiva de C's, recién elegida por los afiliados en primarias, Rivera ha apostado por «dar la batalla política e intelectual a los conservadores» porque en España hay que emprender reformas y ya no vale el «conformismo» del PP.

«Nosotros sí queremos que el mundo siga avanzando», ha afirmado, señalando que esa es una de las diferencias entre los conservadores, a los que considera «inmovilistas», y los «liberales progresistas», porque «si por ellos fuera, no cambiarían nada».

Rivera ha indicado que Ciudadanos defiende al mismo tiempo «la libertad individual» y «la igualdad en toda España», y también ha marcado distancias con los «populismos» que quieren «levantar fronteras y muros».

«Tenemos que tener una herramienta para que el día que no gobiernen los conservadores, gobiernen los progresistas liberales, no los socialistas ni los populistas», ha dicho, refiriéndose así al PSOE y a Podemos.

Viejos partidos y populismo

Según ha señalado, C's debe impulsar grandes reformas en España en ámbitos como el empleo, la educación y la regeneración democrática, con «políticas modernas, liberales y progresistas» que superen las de «la vieja izquierda y la vieja derecha» y sean mejores que las que ofrece el partido de Pablo Iglesias.

El objetivo de Ciudadanos debe ser, en su opinión, «no solo pedir cambios, sino hacerlos en primera persona», y para eso debe «poder decir a los españoles: contad con nosotros no solo para entrar en las instituciones, sino para gobernar este país».

Durante el acto, celebrado en un auditorio en Madrid y con la presencia de cargos públicos del partido, Rivera ha hecho un repaso de la historia de Ciudadanos, recordando sus orígenes como Ciutadans de Catalunya hace más de diez años y su expansión nacional en 2013 con Movimiento Ciudadano. «Es una suerte y un honor haber estado entre los fundadores de este partido», ha manifestado.

Ahora, tras haber entrado en el Congreso, el Senado, el Parlamento Europeo, Cámaras autonómicas y ayuntamientos, Ciudadanos celebra su IV Asamblea General, en la que, según ha afirmado, el objetivo es hacerse «más fuertes y más democráticos», tener más equipo y decidir a dónde se dirigen.

El líder de la formación naranja ha descrito a su nueva Ejecutiva --que pasa de 23 a 39 miembros-- como un «gobierno en la sombra» cuyo principal objetivo es preparar al partido para «gobernar España», tanto a nivel nacional como en comunidades autónomas y municipios.

Rivera ha indicado que con la nueva estructura interna que propone para el partido, el Comité Ejecutivo no va a «dirigir todo», sino que va a «coordinar» a los equipos de toda España trabajando «codo con codo» con ellos. En cuanto a su labor como presidente, ha dicho que se centrará en «escuchar a la sociedad civil» por todo el país.

«El partido más democrático»

Por otro lado, ha asegurado que Ciudadanos es «el partido más democrático de España» y ha sacado pecho de las primarias, comprometiéndose a que, mientras sea presidente, los militantes sean «los dueños del partido».

Además, ha recomendado a las primarias a otras formaciones porque «es sano y bueno» y porque, con «el respaldo de los militantes», te sientes «con autoridad para tomar decisiones». «Otros tienen que hacer consultas cada cuarto de hora», ha añadido.

Asimismo, ha resaltado que, mientras «otros están divididos», en C's están «más unidos que nunca», y también ha presumido de tener «el partido más limpio de España», sin casos de corrupción, y de ser «libres», por no deber dinero a los bancos y tener unas cuentas con superávit.

En el acto también han intervenido la nueva portavoz de la Ejecutiva, Inés Arrimadas, y el secretario general, José Manuel Villegas. Arrimadas ha insistido en la importancia de «no rendirse» y, como hizo C's en sus inicios, pensar que «lo que parece imposible, la mayoría de las veces es simplemente un poquito difícil de conseguir».

Además, ha destacado que la formación naranja tiene «el mismo discurso en toda España» porque es «el único» que reivindica la «diversidad» y, a la vez, defiende «sin matices la unión de los españoles».

Villegas, por su parte, ha señalado que «el faro que debe guiar» al partido es la sociedad civil, siendo siempre «ambiciosos» e «inconformistas» para servir a los españoles como una «herramienta útil» para la modernización del país.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rivera se autoimpone el objetivo de gobernar en 2019