Rajoy se prepara a ceder ante el PNV tras pactar el apoyo de C's a los Presupuestos

Los vascos exigen un acuerdo sobre el Cupo por 1.600 millones y más infraestructuras

Los efectos del IVA cultural Los efectos del IVA cultural

Redacción / La Voz

«No ha sido fácil, pero nada es fácil en la vida y también lo difícil a veces tiene más atractivo». Así valoraba ayer Mariano Rajoy el acuerdo con Ciudadanos para conseguir su apoyo a los Presupuestos del Estado para el próximo año. El primer paso de un viacrucis al que aún le quedan tres paradas más: PNV, Coalición Canaria y el diputado de Nueva Canarias. Y que nada se tuerza por el camino, ya que un solo fallo puede dar al traste con un proyecto que echará a andar hoy con su aprobación en el Consejo de Ministros. Si todo va según el guion previsto por Rajoy, en junio habrá, con medio año de retraso, nuevos Presupuestos. Si no, probablemente nuevas elecciones. Una opción que, en principio, nadie quiere. Para evitarlo, el Gobierno está dispuesto a hacer cesiones. Como la obligada por Ciudadanos de rebajar el IVA cultural para espectáculos en vivo, que no para el cine. Y ahora se prepara para hacer lo propio con el PNV. El desbloqueo de las dos últimas ofertas de empleo de la Ertzaintza, lo que hará efectivo hoy, es el primer movimiento efectivo para lograr el apoyo de los nacionalistas vascos a las cuentas del Estado.

Albert Rivera vendió como un éxito total el acuerdo cerrado a última hora del miércoles por teléfono con el PP, hasta el punto de afirmar que había conseguido más de lo esperado. Rivera aseguró que las aportaciones de su partido a los Presupuestos se concretarán en medidas por valor de 4.087 millones de euros destinadas a la clase media trabajadora y a reformas para modernizar España. A las medidas referidas al primer bloque se destinarán 1.945 millones de euros; y a las del segundo, 2.142 millones. Las acciones incluyen extender la tarifa plana de los nuevos autónomos, un complemento salarial para menores de 30 años, reforzar los medios de la Agencia Tributaria para luchar contra el fraude fiscal y un incremento del 14 % en las partidas para combatir la violencia machista. También se reducirá el IVA cultural al 10 %, pero solo para los espectáculos, incluidos los toros, pero no para el cine, que mantendrá la tasa del 21 % que lo grava desde el 2012.

Asegurado el apoyo de Ciudadanos, el objetivo inmediato del Gobierno es obtener el del PNV. Para ello, hoy mismo incluirá una cláusula en el decreto ley que acompañará a los Presupuestos que permitirá al Gobierno vasco renovar las plazas de la policía autónoma. Se trata solo de una muestra de confianza mientras prosiguen las negociaciones entre el PP y los nacionalistas vascos sobre los asuntos que más interesan a estos: las obras de la Y vasca (el tren de alta velocidad que unirá las tres capitales de la comunidad), otras inversiones en infraestructuras y un acuerdo sobre la liquidación del Cupo (la cantidad que la comunidad autónoma paga al Estado por los servicios que le presta), y por el que el Gobierno vasco reclama al central 1.600 millones de euros.

En paralelo, continúan los contactos con Coalición Canaria y, sobre todo, Nueva Canarias. El diputado de esta formación, que se presentó a las elecciones en las listas del PSOE, es determinante para que los Presupuestos salgan adelante. Aunque ha advertido que no los apoyará en la primera fase, el PP entiende que es una estrategia para elevar el precio de su voto en la votación final.

La oposición y los profesionales piden que la rebaja del IVA cultural incluya el cine

Sentimientos encontrados por la rebaja parcial del IVA cultural. Alegría por la reducción, pero malestar por el hecho de que no afecte al cine. El PSOE anunció que preguntará al Gobierno por qué no incluye esta industria, que se ha llevado «un golpe duro», en palabras del portavoz socialista del área de cultura, Andrés Torres Mora. Esta bajada «no le salva la vida a nadie» si no viene «con un grupo de medidas fiscales y económicas más ambiciosas», en opinión de Eduardo Maura, de Podemos. «Ha sido nuestra gran pelea», se congratulaban ayer desde Ciudadanos tras el anuncio del Gobierno. «Es una inyección de moral y un estímulo para un sector que lo ha pasado muy mal durante la crisis», explicaba la presidenta de la Comisión de Cultura en el Congreso, la diputada de C’s Marta Rivera de la Cruz.

«Será un notable alivio para los profesionales de la cultura y de todos los ciudadanos, pero excluir al cine supone un freno al desarrollo de la industria cultural en España», matizó el presidente de la SGAE, José Miguel Fernández Sastró. «Era algo deseado, pedido y necesitado, que ha tardado en llegar», según la directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Natalia Menéndez. Cantantes como Nacho García, de Nacha Pop, y Rosario ven en la rebaja una gran noticia, ya que reconocen que están trabajando una cuarta parte de lo que lo hacían antes de la subida del IVA cultural.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rajoy se prepara a ceder ante el PNV tras pactar el apoyo de C's a los Presupuestos