Dónde está Diana

Barbanza sigue siendo la primera opción de la Guardia Civil para dar con el paradero de la joven de 19 años

Llamadas a la Guardia Civil ubicando a Diana Quer Llamadas a la Guardia Civil ubicando a Diana Quer

RIBEIRA / LA VOZ

Diana Quer ha sido vista desde su desaparición en tantas localidades de España o Europa, y en tan dispares situaciones, que la Guardia Civil empezó a filtrar algunas de las llamadas telefónicas que recibía de ciudadanos que aseguraban habérsela cruzado. En Galicia, el caso más sonado, se dio en Lugo, aunque también hubo alguien que juró y perjuró habérsela cruzado caminando por un paseo marítimo de Alicante en compañía de un conocido cantante de orquesta. Pero la realidad, en lo referido a este caso, demuestra que nadie ha podido aportar los datos necesarios para dar con su paradero. Ni tan siquiera los testigos voluntarios que, a las tres semanas de producir la ausencia, declararon ante la Guardia Civil que la habían visto en compañía de hombres de dudosa reputación en el puerto de Taragoña (Rianxo), acabaron llevando a los agentes a ninguna parte.

Primera opción

Más pesimista. Por el conocimiento que tienen del contenido de la investigación, la opinión de los responsables del caso resulta prioritaria. En el seno del equipo existe el convencimiento de que la joven no había salido nunca de la comarca, otra cosa es qué ocurrió aquella madrugada del pasado 22 de agosto para intentar determinar en qué punto exacto se puede dar con su paradero. Una opción muy a tener en cuenta sigue apuntando a Taragoña, el puerto de Rianxo en el que un mariscador localizó el teléfono móvil de la joven a pocos metros de un viaducto que atraviesa el estuario que hay en la zona. De hecho, los rastreos de los agentes, con perros adiestrados en algunos momentos, evidenciaron que el tipo de búsqueda que se hacía no invitaba, precisamente, al optimismo.

Trabajo de campo

Regreso al origen. La presencia de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que están al frente del caso, es constante en la comarca. Son cinco y se mueven juntos en un solo coche, preferentemente por A Pobra, aunque también por Rianxo y Boiro, que es el otro ayuntamiento de Barbanza que, con el tiempo, pasó a formar parte del tablero de la investigación al trascender que varios sospechosos están asentados en este término. Rianxo, aunque de forma más discreta y, parece ser, con menos incidencia, también forma parte del itinerario de estos agentes, tal y como confirman trabajadores de diferentes gasolineras en las que paran a repostar los investigadores, o, incluso, a preguntar cómo se llega a algún punto concreto de la zona.

Novedad

Las infraestructuras. El afán por dar con el paradero de Diana Quer ha llevado a los responsables del caso a inspeccionar diferentes infraestructuras de la comarca. Hace meses trascendió que diferentes recintos industriales en desuso fueron objeto de rastreos constantes, incluso los pozos de estas fábricas o varios aserraderos fueron abiertos para descartar opciones. Posteriormente, los mismos profesionales inspeccionaron dos de las infraestructuras más vastas que hay en el lado norte de la ría de Arousa. La primera fue la autovía AG-11, y concretamente los pilares de sus viaductos, que en algunos puntos tienen cavidades que también fueron inspeccionadas para seguir descartando opciones. El nuevo puente del AVE, que atraviesa la ría de Arousa, a su paso por Catoira, también fue revisado en su extremo coruñés, que coincide con la parroquia de Isorna, en Rianxo. El resultado fue negativo.

Extranjero

Norteamérica. La suplantación de la identidad de Diana Quer, a través de un correo electrónico recibido por el colectivo SOS Desaparecidos, supuso la enésima reactivación del caso. La Guardia Civil no tardó muchos días en descartar dicho correo como una prueba, aunque el seguimiento realizado evidenció que fue enviado por un servidor que oculta la identidad del remitente. Aún así, y gracias a ese seguimiento, se pudo ubicar en Canadá y EE.UU. Finalmente fue SOS Desaparecidos el colectivo que, con el consentimiento de la madre de la joven, siguió investigando y hasta presentó una denuncia en un juzgado de Madrid para que se indagase el delito de suplantación. Los mismos agentes encargados del caso también llegaron a supervisar todas las listas de pasajeros, tanto de aviones como de barcos, que salieron de España en los días posteriores a la desaparición, con destino a otros países europeos o a otros continentes.

EN GALICIA

O Porriño. Una de las primeras líneas de investigación seguida por la UCO puso toda la atención sobre el colectivo de feriantes que el pasado 22 de agosto estaban en A Pobra con atracciones y barracas coincidiendo con la celebración de la fiesta del Carme dos Pincheiros. El seguimiento llevó a los agentes hasta la comarca de O Porriño, en donde muchos de estos feriantes residen en asentamientos que se reparten en el ayuntamiento que da nombre a la zona, y en Ponteareas. El resultado de las pesquisas, también en este caso, volvió a ser negativo.

ALERTAS DE BÚSQUEDA

Europa del Este e Iberoamérica. El colectivo SOS Desaparecidos se ha volcado en el caso de la joven madrileña desde el principio lanzando alertas de búsqueda a través de su red de colaboradores con entidades de idéntica finalidad que se reparten por todo el mundo. Muchas de estas alertas tuvieron como destinos países del Europa del Este o Iberoamérica en los que existen redes asentadas de tráfico de mujeres.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Dónde está Diana