Zapatero identifica la propuesta de Pedro Sánchez con «la anarquía y el desorden» en el PSOE

El expresidente augura en Vigo que Susana Díaz será jefa del Gobierno ante un Rajoy «que es fácil de ganar»

Zapatero: «El nuevo líder del PSOE tendrá una autoridad extraordinadria» El expresidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, asegura en Vigo que el futuro de su partido será la cohesión tras las primarias del próximo domingo. No oculta que su favorita es Susana Díaz, pero muestra aprecio por todos los candidatos.

Vigo

 José Luis Rodríguez Zapatero considera que la propuesta de Pedro Sánchez para dirigir de nuevo el PSOE «nos llevarían a la anarquía y al desorden», situación en la que enmarcó también las consecuencias de un liderazgo en la izquierda por parte de Podemos. En un acto celebrado esta tarde en Vigo en apoyo de la candidatura de Susana Díaz a las primarias a la secretaria general del partido socialista, el expresidente del Gobierno se empleó en su argumentación en rechazar la deriva hacia las posiciones que ocupa Podemos que atribuye a Sánchez, al que en todo caso solo citó para señalar que él optó por la presidenta andaluza para dirigir el PSOE antes de que el ahora aspirante a volver a ocupar la secretaria general fuese elegido por primera vez.

Zapatero identificó en todo momento a Susana Díaz con los valores históricos del PSOE, «primero el interés general y la ciudadanía y luego el partido», dijo para censurar así la postura de Sánchez que entiende es justo la contraria. «Reclamo la organización y la eficacia», dijo para volver a distanciarse del anterior secretario general argumentando que lo mejor que pudo hacer el PSOE fue abstenerse, dejar gobernar a Mariano Rajoy «porque tiene 52 escaños más que nosotros» y reforzar su papel de oposición «con propuestas y alternativas. Cuando las damos volvemos a ganar elecciones», aseguró, dando por hecho que con Susana Díaz liderando el partido será factible para los socialistas ganar las próximas elecciones municipales y autonómicas y después las generales.

«Somos ciudadanos antes que socialistas», insistió para defender el «interés general» y con ello la abstención que permitió gobernar al PP, «pero me entristece cuando algún compañero considera que el PSOE actúa con políticas de derechas». El expresidente ensalzó la política social llevada a cabo por sus ejecutivos, «porque si no reivindicamos lo que hemos hecho no tendremos credibilidad ni convicciones», al tiempo que propuso como materia urgente llevar a cabo una ley integral de política social, materia con la que consideró el PSOE debe de volver a «tener el pulso de la calle, porque cuando lo perdemos, el partido se encierra en sí mismo y la nuestra, además, no es una organización política de contestación, sino de alternativas», dijo en nuevo reproche encubierto a Sánchez, al que reiteradamente aludió ubicándose en el discurso y maneras de Podemos.

El acto celebrado en el antiguo rectorado de la Universidad de Vigo, contó con la presencia de una de sus ministras, Elena Espinosa, del exsecretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, de alcaldes como la de O Porriño, Nigrán o Caldas, y la mayoría del gobierno municipal de Vigo, cuyo alcalde, Abel Caballero, presentó el acto.

En su intervención el regidor vigués auguró también que Susana Díaz será la próxima secretaria general de su partido y después presidenta del Gobierno. Caballero aseguró ver reflejada sus propuestas y gestión en la que lleva a cabo la presidenta andaluza en la Junta. Alabó el Plan E puesto en marcha por Zapatero como «lo más importante que se hizo en la historia de España para los ayuntamientos», iniciativa que reseñó ha tenido continuidad en su plan de mejora de calles en Vigo y en inversiones públicas y programas sociales como las becas para comedores escolares, plazas de guardería, el albergue municipal o los cuidadores de barrio. 

Caballero, que fue definido por Zapatero como «un crack», advirtió que tanto el PP como Podemos a quien más temen de los candidatos en liza en las primarias socialistas es a Susana Díaz, con quien dio por hecho que se multiplicarán las alcaldías socialistas en las municipales del 2019. El alcalde de Vigo echó mano de la encuesta publicada el domingo por La Voz de Galicia para subrayar que el aumento de 2,5 puntos que determina el sondeo sobre los resultados de los comicios de hace dos años, y los 5.000 votos a mayores que hoy tendría, ratifican su modelo de gestión. Dio por hecho, eso sí, que ese porcentaje será incluso superado por su candidatura cuando llegue la hora de los próximos comicios locales.  

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Zapatero identifica la propuesta de Pedro Sánchez con «la anarquía y el desorden» en el PSOE