Lastra: «Como asturiana, no tengo anhelo nacional, pero entiendo que otros sí lo tengan»

A la número dos socialista no le ha gustado «nada» que el nombramiento de Margarita Robles como portavoz en el Congreso se conociese antes de ser refrendado por la dirección política

Adriana Lastra
Adriana Lastra

Redacción

Adriana Lastra ha confirmado que Margarita Robles será la portavoz socialista del PSOE en el Congreso. La diputada y «número dos» de la nueva ejecutiva de Pedro Sánchez ha corroborado en declaraciones al programa las Mañanas de RNE el nombramiento de la juez para un cargo para el que también había sonado reiteradamente el nombre de la asturiana. «Se han dicho muchas cosas, pero había que esperar a la reunión de la dirección política», ha recordado Lastra, que ha confesado que no le ha gustado «nada» que el nombramiento se haya conocido antes de esa reunión. Lastra ha anticipado una «labor brillante» de la exmagistrada y exsecretaria de Estado independiente repescada por Pedro Sánchez. El refrendo de una España plurinacional ha ocupado buena parte de la entrevista, en la que Lastra ha confesado que considera el problema independentista «sobre todo como un problema de sentimiento»: «Como asturiana, anhelo nacional no tengo, pero entiendo que otros sí lo tengan», ha explicado.

Respecto al Congreso del pasado fin de semana, Lastra le ha dado una «nota alta», y considera que ha trasladado «la idea de un partido federal, no de una confederación de partidos, con una ejecutiva fuerte». La vicesecretaria general socialista ha instado a sus correligionarios a «remar ahora todos en la misma dirección» para conseguir que el PSOE releve al PP al frente del Gobierno y ha restado importancia a los escasos diez minutos de conversación entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, y al abandono de una parte importante de la delegación andaluza en la votación final del plenario. «Tendrán que hablar más adelante», ha adelantado. En todo caso, ha confirmado que Díaz comunicó a Sánchez que le daba «manos libres y que asumía la dirección política».

Llamamiento a la fraternidad

Sobre el modo de soldar las fracturas internas que los analistas consideran abiertas en el PSOE después del Congreso, ha añadido: «No me gusta el verbo coser, sino más bien tejer alianzas, volver a generar complicidad que se perdió y una palabra que nos gusta mucho a los socialistas, pero que a veces no practicamos mucho, la fraternidad», ha añadido, con la mira puesta en primer lugar en el resultado de los diversos congresos territoriales. En referencia, en concreto, al de Valencia, y a las advertencias del líder valenciano y presidente de la Generalitat, el susanista Ximo Puig, sobre los posibles efectos de un cambio interno en el partido sobre la estabilidad institucional de su gobierno, la asturiana ha dicho no compartir ese parecer. Lastra cree que es «un juego peligroso mezclar instituciones y partido», y ha recordado a Puig que «hay que respetar los procedimientos de los que nos hemos dotado». La ejecutiva no va «ni animar a nadie a presentarse ni pedir a nadie que no dé ese paso», ha asegurado la diputada.

España plurinacional

La número dos socialista ha conminado además reiteradamente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a contactar con el PSOE «y no solo» con los socialistas para hablar sobre el problema catalán y la resolución del problema territorial en España. Ha recordado el compromiso con la unidad de España y la Constitución manifestado por Sánchez a Rajoy, pero ha defendido también la plurinacionalidad referendada por el Congreso socialista junto a la soberanía nacional de todos los españoles.

«No es contradictorio, es complementario», ha dicho Lastra, que ha defendido que «la salida lógica y racional es la reforma federal del Estado». Para la diputada, la cuestión catalana es más bien un «problema de sentimiento» que de independencia para la «mayor parte de la sociedad catalana». Ha aludido por dos veces a su condición de asturiana a este respecto. Una, para reiterar las variedad de situaciones políticas en los territorios del Estado y la convivencia en Asturias de «reino y principado, dos formas de gobierno distintas». Otra, para confesar «como asturiana, anhelo nacional no tengo, pero entiendo que otros sí lo tenga».

Finalmente, sobre las relaciones del PSOE de Pedro Sánchez con otros grupos políticos como Podemos y Ciudadanos, ha anticipado que «los socialistas no podemos renunciar  a entendernos con otras fuerzas políticas mara muchs cosas», en particular con las «fuerzas políticas del cambio» con las que ha dicho compartir «una agenda muy parecida de regeneración»: «La sociedad entendería que se necesita llegar a acuerdos distintos con Albert Rivera y con Pablo Iglesias», ha asegurado. Sobre este último líder político, ha dicho que se cuenta, junto con Mariano Rajoy, entre las «dos personas muy preocupadas» por el regreso de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE.

Valora este artículo

3 votos

Lastra: «Como asturiana, no tengo anhelo nacional, pero entiendo que otros sí lo tengan»