El Ayuntamiento de Pamplona cuelga una ikurriña poco antes del chupinazo de los sanfermines

La Delegación del Gobierno ya ha presentado un recurso contra esta acción

Pamplona comienza sus fiestas de San Fermín con el tradicional chupinazo A las 12 en punto de este mediodía daban el pistoletazo de salida las fiestas que sumergirán a la capital navarra en 204 horas de fiesta ininterrumpida

Pamplona

La Delegación del Gobierno en Navarra ha interpuesto este jueves un recurso contencioso - administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de Pamplona de colocar la ikurriña en la fachada de la Casa Consistorial en el momento del chupinazo que da inicio a las fiestas de San Fermín.

Según ha informado la Delegación en un comunicado, «el hecho de colocar la ikurriña durante el chupinazo de las fiestas de San Fermín 2017 en el balcón del Ayuntamiento de la capital navarra supone un acto contrario a la legalidad vigente».

Quince minutos antes del comienzo de las fiestas, el Ayuntamiento ha colocado la ikurriña en la fachada del Consistorio, junto a las banderas oficiales y ha señalado que un informe elaborado por los servicios jurídicos municipales respalda dicha decisión.

Según ha señalado el Ayuntamiento, el informe concluye que «interpretando en conjunto la normativa estatal y foral, estas normas no obligan ni impiden al Consistorio a colocar la europea o la ikurriña». El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, , de EH Bilduha justificado en la derogación de la Ley Foral de Símbolos la decisión de izar la bandera vasca, y ha indicado que con esa enseña en el balcón todas las sensibilidades de la ciudadanía de Navarra se ven representadas.

.

Preguntado por los periodistas por la presencia de la ikurriña, junto a las banderas de Pamplona, Navarra, España y la Unión Europea, ha manifestado que hay «una razón evidente y es que ha cambiado el marco legal». El alcalde ha señalado que era la Ley Foral de Símbolos, derogada por el Parlamento navarro en primavera, la que «de alguna manera quitaba la posibilidad de poner la ikurriña, y ese marco legal ha cambiado y, consecuentemente, la decisión es otra».

El PP estudia denunciar al regidor

La colocación de la ikurriña ha provocado una tormenta de reacciones. El portavoz del grupo municipal del partido regionalista UPN y exalcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha explicado que su grupo ha presentado un recurso contencioso administrativo y ha solicitado medidas «cautelarísimas para intentar lograr una resolución de urgencia que diga que no se puede colocar la ikurriña». 

La presidenta del Partido Popular de Navarra, Ana Beltrán, por su parte, ha avanzado que su partido está analizando interponer una denuncia contra el alcalde de Pamplona por un posible delito de prevaricación. Beltrán sostiene que Joseba Asiron «ha dictado una resolución injusta a sabiendas de que lo es».

«La colocación de la ikurriña en el Ayuntamiento, y además en lugar preferente, justo donde se ha tirado el cohete, demuestra una vez más que para Bildu y para el nacionalismo vasco lo primero es su construcción nacional, su proyecto de anexión» de Navarra a la Comunidad Autónoma Vasca «por encima de cualquier cosa», afirma Beltrán en un comunicado.

Para la dirigente popular, el alcalde de Pamplona «sabe de sobra que colocar la ikurriña no es legal en Navarra» pues, pese a la derogación de la Ley de Símbolos, «no existe ningún marco normativo que permita poner la bandera de otra comunidad».

El portavoz de Ciudadanos en Navarra, Carlos Pérez-Nievas, ha afirmado que EH Bildu ha optado «por politizar» los sanfermines colocando la ikurriña en el Ayuntamiento a la hora del cohete, «demostrando que solo gobierna para los suyos y que su política solo se basa en el espectáculo y la provocación».

Para C's al alcalde Joseba Asiron «le importa bien poco que la ciudadanía navarra «ya tenga una bandera» puesto que «su único anhelo y su único momento de atención mediática lo logra mediante el espectáculo de colocar la de otra comunidad autónoma en la cita más importante» para Pamplona.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Ayuntamiento de Pamplona cuelga una ikurriña poco antes del chupinazo de los sanfermines