Sánchez tendrá que cohabitar con Ximo Puig y Fernández Vara

Los dos barones, muy críticos con su gestión, se impusieron en las primarias de sus comunidades

.

Madrid / La Voz

Pedro Sánchez tendrá que seguir cohabitando en el PSOE con dos de los barones que se han mostrado más críticos con su gestión: el valenciano Ximo Puig y el extremeño Guillermo Fernández Vara, tras fracasar este domingo en su intento de desalojarlos de la secretaría regional en sus comunidades. Puig resistió el acoso de los sanchistas y se impuso en las primarias al alcalde de Burjassot, Rafa García, con el 57,9 % de los votos frente al 41 % de su rival. La batalla valenciana se presentaba como una de las más relevantes de la jornada, en la que también hubo primarias en Extremadura, Cantabria y La Rioja, ya que Puig, que apoyó a la andaluza Susana Díaz, había perdido la confianza del secretario general, que no dudó en tratar de arrebatarle el liderazgo regional de los socialistas tras imponerse claramente en la comunidad extremeña en las primarias a la secretaría general del partido. Sin embargo, los militantes han diferenciado ambos procesos, renovando su confianza en Puig.

Algo similar sucedió en Extremadura, en donde, a pesar de que Pedro Sánchez se impuso en las primarias a la secretaría general, el actual presidente de la comunidad, Guillermo Fernández Vara, que apostó por Susana Díaz, fue reelegido como secretario general regional al imponerse con un 66,8 % de los votos. El caso de Fernández Vara es distinto, porque tras la primarias aceptó el cargo de presidente del Consejo de Política Federal,

En Cantabria, el alcalde de Santa Cruz de Bezana, Pablo Zuloaga, afín a Pedro Sánchez, ganó las primarias al imponerse a la candidata a la reelección como secretaria general, Eva Díaz Tezanos, por un estrecho margen de 167 votos.

En La Rioja, el hasta ahora secretario de Organización del PSOE en la comunidad, Francisco Ocón, fue elegido nuevo secretario general del partido, con un 56,72 % de los votos. Ocón releva a César Luena, que dirigió la federación regional durante cinco años y llegó a ser secretario de Organización del PSOE con Pedro Sánchez. Ocón estuvo en la última gestora socialista como representante del sanchismo y se le considera afín al secretario general del partido.

En Castilla y León, los socialistas ratificaron con un 86,59 % de los votos la ejecutiva propuesta por Luis Tudanca, que fue elegido secretario general en junio sin una lista opositora. Y también ayer fue ratificado como nuevo secretario general de Juventudes Socialistas de España el madrileño Omar Anguita, al que, al igual que a su predecesor, Nino Torres, se vincula con el entorno de Susana Díaz.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Sánchez tendrá que cohabitar con Ximo Puig y Fernández Vara