España convoca al embajador de Corea del Norte y reduce sus diplomáticos en Madrid

La sanción responde al lanzamiento de un misil que sobrevoló Japón el pasado martes y a las continuas pruebas nucleares


redacción / la voz

En consonancia con la decisión adoptada por unanimidad por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el pasado 5 de agosto de reforzar las sanciones a Corea del Norte en respuesta a los programas balísticos y nucleares llevados a cabo por el régimen de Kim Jong-un, ayer el Gobierno español convocó al embajador norcoreano, Kim Hyok Chol, para comunicarle «la decisión de reducir el número del personal diplomático de su representación en Madrid».

«España ha condenado las sucesivas pruebas nucleares y el lanzamiento de misiles balísticos por la República Popular Democrática de Corea (RPDC), realizados en violación de las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas», según un comunicado del Ministerio de Exteriores. Y «los programas nuclear y balístico de la RPDC socavan el régimen de no proliferación nuclear y generan una grave amenaza para la paz en la región y para la seguridad global», recuerda el texto de Exteriores.

En ese sentido, recuerda que «el último comunicado de condena fue emitido el 29 de agosto pasado, tras el lanzamiento de un misil balístico que sobrevoló el territorio de Japón».

El ministerio dirigido por Alfonso Dastis asegura que «las constantes demandas de la comunidad internacional para que la RPDC renuncie a estos programas y emprenda negociaciones que conduzcan a una desnuclearización completa, irreversible y verificable de la península coreana, se enfrentan al desafío continuo de sus autoridades, cuyas acciones suponen un incremento de las tensiones internacionales y un serio riesgo de conflicto».

La Embajada de Corea del Norte, abierta en el 2014 en Madrid, ya había sido advertida por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de que la continuación de estas acciones tendría consecuencias en las relaciones bilaterales.

Habitualmente, cuando se produce un roce diplomático entre dos países y uno de ellos adopta sanciones contra el otro, este responde con medidas de semejante carácter. En este caso, España carece de sede diplomática en el citado país asiático, y de los asuntos relacionados con él, que se reducen prácticamente a las necesidades de españoles que viajan o pretenden viajar a Corea del Norte, se ocupa la legación destacada en Corea del Sur, a cargo del embajador Gonzalo Ortiz. España considera el Norte zona de riesgo para los ciudadanos españoles.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

España convoca al embajador de Corea del Norte y reduce sus diplomáticos en Madrid