Medios al servicio del secesionismo

Las denuncias de parcialidad y manipulación se suceden contra los canales públicos y el director de TV3 llega a decir en antena que no deben hacer caso al Constitucional


La Voz en Barcelona

Las acusaciones de parcialidad de TV3, la cadena de información 3/24 y Catalunya Ràdio, medios sufragados con el dinero de todos los catalanes, son una constante.

Desde un anuncio publicitario de la final de la Champions en la que la cadena catalana tomó partido por la Juventus de Turín frente al Real Madrid, reflejo de las consignas contra todo lo español, hasta la repulsa a su propia presentadora Núria Roca por posicionarse contra el independentismo; o el periodista de TV3 Iván Medina subido a un vehículo de la Guardia Civil la semana pasada frente a la Consejería de Economía y botando sobre él al tiempo que hacía un reportaje, son algunos ejemplos.

El pasado sábado, TV3 dio un paso más y su propio director, Vicenç Sanchis, entrevistado en esa cadena, lanzó proclamas como que «hay dos legalidades superpuestas y te puedes decantar por una», obviando que el Tribunal Constitucional suspendió la ley de referendo y la de transitoriedad aprobadas por el Parlamento catalán. Admitió que «todo se está haciendo en virtud de la ley del referendo» y que «mientras la Generalitat la siga aplicando y cumpliéndola, está vigente», y si «esa ley está suspendida por el TC nosotros no hemos de hacer caso». Justificó así que sigan emitiendo anuncios sobre la votación ilegal.

Estas declaraciones llegaron acompañadas en Catalunya Ràdio de otras no menos impactantes. La popular Mónica Terribas invitó a los oyentes a que transmitan los movimientos de las fuerzas de seguridad del Estado, lo que le costó que la Guardia Civil emprendiese medias judiciales contra ella por atentar contra su seguridad.

La manipulación y parcialidad de los mensajes fueron denunciados en multitud de ocasiones por el Sindicato de Periodistas de Cataluña, incluso ante el Consejo de Europa, en especial desde la llegada de Sanchis, quien afirmó que «si la mayoría del país es independentista, TV3 debe representarlo».

El Consejo Audiovisual de Cataluña, órgano encargado de velar por el pluralismo, neutralidad y honestidad informativa, ha solicitado ya varios informes al respecto. Los últimos, por la cobertura de la Diada y los plenos del Parlamento catalán que aprobaron las leyes del referendo y de transitoriedad. «No puedo hacer una valoración para no invalidar acuerdos del consejo», comentó ayer a La Voz Carme Figueras, del Consejo.

Ramón Espuny: «Lo que sucede en TV3 no es algo inocente»

M. L.

El redactor en TV3 y presidente del Sindicato de Periodistas de Cataluña cree que los «medios españoles son muy hostiles y hay que compensar»

Ramón Espuny, redactor en TV3, y presidente del Sindicato de Periodistas de Cataluña, considera que nada es casual, al hablar de los cargos de confianza en los medios de comunicación públicos catalanes, a los que se acusa de sectarismo. Se sabe, dice, cuál es la justificación: «Los medios españoles son muy hostiles [a la independencia] y hay que compensar».

-¿Cómo valora que el director de TV3, Vicenç Sanchis, diga que se debe al Parlamento catalán?

-El Parlamento catalán lo reprobó a él por mayoría absoluta hace unos meses y pidió la dimisión de la presidenta en funciones de la Corporación de Medios, Nuria Llorach. Y ahora Sanchis dice que se debe al Parlamento. Su hilo argumental es débil.

Seguir leyendo

La tibieza de «La Vanguardia» contrasta con la actitud beligerante de «El Periódico»

Si la posición de los medios públicos en apoyo indisimulado al referendo ilegal del próximo domingo es una evidencia para todos, la de los medios privados catalanes es algo más diversa, pero no mucho más. Solamente El Periódico de Catalunya mantiene una actitud más crítica y beligerante contra los abusos secesionistas y en defensa del respeto a la legalidad.

En cambio, el diario La Vanguardia, propiedad del conde de Godó, mantiene una actitud muy tibia y ambivalente, sin cumplir el papel de control del poder que le corresponde a la prensa libre y en especial a un periódico centenario que es el cuarto más leído de España. El diario barcelonés se ha caracterizado por buscar una equidistancia para no molestar a los secesionistas, y en muchos casos asume acríticamente el discurso y el lenguaje de los independentistas, ajeno a la flagrante vulneración de la legalidad.

Claramente posicionados en favor de las tesis secesionistas están otros periódicos impresos de marcado carácter nacionalista, como El Punt Avui, que lleva en su cabecera el lema «diari nacional», y sobre todo Ara, un periódico que se ha posicionado claramente en favor de la independencia de Cataluña.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Medios al servicio del secesionismo