Podemos da aire político a Puigdemont agradeciéndole su «sensatez»

Iglesias insiste en proponer mediadores para buscar un referendo pactado y favorecer «las justas aspiraciones de los catalanes». La vicepresidenta los acusa de ser la «coartada» de los secesionistas

Iglesias y Puigdemont en una foto de archivo
Iglesias y Puigdemont en una foto de archivo

Ayer Puigdemont salió tocado del 10-O. Su ambigua formulación de la declaración de independencia decepcionó a muchos secesionistas y provocó que la CUP anunciara el abandono del Parlament, lo que supone que el Govern queda en minoría. Pero Podemos y sus afines salieron en auxilio del president. 

Pablo Iglesias negó que hubiera «declaración de independencia» en Cataluña. El líder de Podemos compareció públicamente tras el pleno en el Parlament para agradecerle a Puigdemont «la sensatez» que había demostrado. Lo hizo desde el Congreso, en una comparecencia en la que volvió a insistir en su apuesta por convocar un referendo pactado como la mejor vía para favorecer «las justas aspiraciones de los catalanes».

Iglesias volvió a defender una consulta como la mejor de las salidas, pero también considera que a corto plazo «lo que toca es sentarse y buscar una solución política» en unas negociaciones en las que apuntó que podrían estar presentes los mediadores que propuso la pasada semana y que todos rechazaron.

Esta actitud llevó ayer a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a acusar hoy a Podemos de ser «la coartada» de los secesionistas y de tener un «afán corrosivo» para «desestabilizar las instituciones» que les lleva a estar siempre «en medio de los problemas» y nunca en la solución. La número dos del Ejecutivo ha respondido así a la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, quien en la sesión de control al Ejecutivo. Saénz de Santamaría le ha respondido que «no caben mediaciones entre la democracia y la imposición, entre la ley y la desobediencia», y ha emplazado a Podemos a aclarar «qué han pactado» con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para convertirse en los «defensores de los independentistas» en el Congreso.

También la alcaldesa de Barcelona dio las gracias a Puigdemont «por apostar por el diálogo y la mediación». Ada Colau, aplaudió la decisión de Carles Puigdemont de no dinamitar los posibles puentes que puedan quedar con el Gobierno central, a la vez que instó a Mariano Rajoy y al resto de fuerzas políticas a mover ficha. «Ahora tienen que moverse», escribió en su cuenta de Twitter.

Más allá de las valoraciones, En Comú Podem movió ficha y retiró en el Congreso la polémica moción donde pedía que no se aplicase el artículo 155 de la Constitución, en favor del diálogo y al no haberse producido una declaración unilateral de independencia en el Parlamento catalán. No estaba previsto que la moción saliese adelante después de que el PP, PSOE, y Ciudadanos adelantaran su rechazo al texto. La intención de Podemos exigía también al Gobierno «poner fin a todas las actuaciones excepcionales iniciadas contra Cataluña».

Un día después del 10-O, en los pasillos del Congreso, Pablo Iglesias ha declarado a los medios que mantuvo un intercambio de mensajes con el presidente del Gobierno tras el controvertido pleno del 10-O en el Parlamento de Cataluña.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Podemos da aire político a Puigdemont agradeciéndole su «sensatez»