Grupos ultras de varios equipos de fútbol se enfrentan en una batalla campal en Barcelona

Los Mossos han identificado a varias personas implicadas en la pelea


Una gran pelea ocurrida este jueves a mediodía en Barcelona ha destrozado la gran terraza del popular Bar Zurich, que se ha visto obligado a cerrar. Ha ocurrido en la plaza de Catalunya mientras acababa la manifestación de varias entidades por la unidad de España y contra la independencia de Cataluña, y que había transcurrido sin incidentes. Un grupo de jóvenes ha lanzado por los aires las muchas sillas de la terraza de una de las zonas más concurridas de la ciudad, y también las mesas han acabado volcadas.

Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación sobre el caso, del que no han recibido denuncias hasta pasadas las dos de la tarde. Mientras algunas apuntan que se trataría de una pelea entre grupos de ultraderecha pero de aficiones futbolísticas rivales, otras aseguran que se trataría de radicales de Yomus, seguidores del Valencia, contra radicales del Frente Atlético. Los implicados en la trifulca habían participado en la manifestación del 12 de octubre en Barcelona. Un total de 25 personas han sido identificados en relación con estos incidentes.

La dependienta de un comercio muy cercano al bar ha explicado a Europa Press que un grupo «de ultras» ha empezado a pelearse con otras personas de estética convencional, y han empezado a tirarse las sillas. Según ha relatado, el personal del bar ha bajado las persianas preventivamente -dentro del local había clientes- y ha salido después para meter las sillas y mesas en el establecimiento, que han vuelto a cerrar. El Ayuntamiento de Barcelona ha informado a Europa Press de que un guardia urbano de los que han acudido al lugar de la pelea ha resultado herido leve por contusiones.

Los Mossos d'Esquadra han identificado a 53 personas en los dispositivos de seguridad que han desplegado este jueves en Barcelona para prevenir incidentes en las diversas manifestaciones que se han celebrado en la ciudad con motivo de la festividad del 12 de octubre. Según han informado, «las movilizaciones se han desarrollado con normalidad, aunque se han producido algunas incidencias» en las que han sido identificadas 53 personas y cuatro han sido denunciadas por tenencia de armas prohibidas».

 

Al margen de la manifestación convocada en la ciudad de Barcelona por Societat Civil Catalana y otras diez entidades con motivo del Día de la Hispanidad, que ha reunido a unas 65.000 personas según la guardia urbana, se han celebrado otras dos, convocadas por colectivos de ultraderecha y antifascistas. Alrededor de las 09:30 horas, agentes de los Mossos han identificado en la calle Gran de Gràcia, de manera preventiva, a un total de 28 personas, a las que les han sido intervenidos puños americanos, pasamontañas y cadenas. Los Mossos d'Esquadra han interpuesto cuatro denuncias por tenencia de armas prohibidas.

Por otra parte, los Mossos han impedido que una manifestación «no comunicada» que se había convocado contra la celebración del 12 de octubre en la plaza Joan Peiró llegara al centro de la ciudad para «prevenir posibles incidentes entre grupos antagónicos». La policía catalana ha reconducido esta marcha por diferentes calles hasta que la han detenido en el Paseo Colón, donde finalmente ha quedado desconvocada.

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas
Comentarios