Las firmas cotizadas que se han ido de Cataluña ganan 3.000 millones en bolsa en una semana

Standard&Poor's no descarta bajarle la nota a la comunidad y advierte del riesgo de recesión si continúa la incertidumbre

.

madrid / la voz

El descenso a los infiernos que las empresas catalanas cotizadas vivieron a principios de la pasada semana, después de que la tensión independentista les pasara factura tras el referendo ilegal del 1 de octubre, se quedó finalmente en un susto. Y es que, tras sufrir aparatosas pérdidas entre el lunes y el miércoles, la veintena de sociedades que, de forma progresiva, fueron anunciando el cambio de su sede social fuera de Cataluña, vieron cómo el mercado bendecía su decisión, devolviéndolas al verde. Así, una semana después de que la crisis soberanista alcanzara su apogeo, las cotizadas que han salido administrativamente de la comunidad han ganado en bolsa más de 3.000 millones de euros.

La capitalización total de la veintena de empresas que acordaron trasladar su domicilio social, buscando seguridad jurídica con la que conjurar el miedo de los inversores, era el pasado 4 de octubre (tres días después del convulso 1-O) de 92.872 millones de euros. En esa jornada el selectivo español, el Ibex 35, se hundió casi un 3 %, su mayor retroceso desde la resaca del brexit, más de un año atrás.

La sangría bursátil -sumada a la fuga de depósitos por el miedo de la clientela a perder su dinero si finalmente se declaraba una independencia unilateral- fue el revulsivo para que el Sabadell anunciara al día siguiente que su consejo había acordado cambiar su sede social a Alicante. Y la decisión tuvo un efecto arrastre inmediato, que devolvió la confianza a los inversores, a la vez que un número creciente de empresas le seguían en su huida, buscando refugio.

Tanto es así, que la capitalización conjunta de las sociedades que anunciaron o cambiaron su sede (19 entre las que cotizan en el Ibex, en el mercado continuo y en el MAB) era ayer 3.141 millones superior (un 3,38 % más) a la de una semana antes, rebasando los 96.000 millones frente a los 92.872 del día 4, su mínimo en la crisis independentista.

La mejora de la confianza ha hecho que BlackRock, el mayor gestor mundial de fondos, haya elevado su participación en la inmobiliaria Colonial por encima del 3 % coincidiendo con el traslado a Madrid de su sede social.

Por contra, las tensiones secesionistas han provocado que la agencia de calificación Standard & Poor’s no descarte bajarle la nota a Cataluña, a la que advierte de «riesgo de recesión».

Avisa, además, de que si las tensiones continúan y no se reconduce la situación «estas pueden llevar a una caída continuada de la confianza de las empresas y los hogares y a una perturbación de los negocios».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las firmas cotizadas que se han ido de Cataluña ganan 3.000 millones en bolsa en una semana