Rajoy plantea el cese del Gobierno catalán al completo y convocar elecciones en seis meses

La presidenta del Parlament no podrá proponer candidato a la presidencia y la cámara tampoco podrá celebrar votación de investidura

Rajoy plantea el cese de Puigdemont y todos sus consejeros y convocar elecciones en seis meses Aclara que no se suspende la autonomía, solo se destituye a quienes han incumplido la legalidad.

La Voz

El Senado ya tiene en su poder la propuesta del Gobierno para aplicar por primera vez el artículo 155 de la Constitución. Rajoy ha optado por una vía dura, que prioriza destituir a  Puigdemont y a todo su gobierno al mismo tiempo que ata de manos al Parlament para así frenar el desafío secesionista.

Las medidas, que se han pactado con el PSOE y Ciudadanos, tienen cuatro principales objetivos: la vuelta a la legalidad, la recuperación de la normalidad, el mantenimiento de la recuperación económica y la celebración de elecciones en Cataluña en un plazo de seis meses.  Rajoy ha aclarado que la aplicación del artículo 155 no supondrá la suspensión de la autonomía sino el cese de «las personas que han puesto ese autogobierno fuera de la ley, de la Constitución y del Estatuto de autonomía» «Ningún Gobierno democrático puede tolerar que se viole la ley», ha insistido el presidente del Gobierno.

La propuesta del Gobierno debe aprobarse en el Senado, donde el PP, PSOE y Ciudadanos suman más del 80% de los miembros de la Cámara. La sesión está prevista para el viernes y la duda es que pasará si la Generalitat aprovecha el tiempo que falta para convocar elecciones. Preguntado por esta posibilidad, el presidente del Gobierno se ha limitado a decir que la aplicación del artículo 155 «solo se parará si el Senado dice no». Sin embargo, fuentes cercanas al presidente explican que en el caso de que Puigdemont convocase elecciones autonómicas, la situación podría revertirse. Siempre que fuesen elecciones autonómica, y no constituyentes como recoge la hoja de ruta de los independentistas.

Tampoco aclaró si se nombrará o no una figura que coordine a todas las consejerías y que asuma así por tanto el papel del presidente catalán. Explicó que solo cuando el Senado apruebe la aplicación del artículo 155 el Gobierno procederá a elaborar un organigrama, que podría incluir o no esa figura, ya que el acuerdo da al Ejecutivo amplias facultades para crear nuevas figuras en la conformación del Gobierno catalán.

Las principales medidas

Las cinco principales medidas del 155 que ha tomado Rajoy Las anunció tras un Consejo de Ministros extraordinario

1. Cese del Govern

El Gobieno solicita al Senado autorización para destituir a todos los miembros del Gobierno catalán. Rajoy ha argumentado esta petición en la necesidad de «proteger el interés general de la nación».

Las funciones serán asumidas por el órgano que cree o designe el Gobierno de la nación y, en principio, por los propios ministerios. Estos órganos podrán acordar el nombramiento, cese o sustitución temporal con asunción de las competencias correspondientes de cualquier autoridad, cargo público y personal de la Administración de la Generalitat, así como de los organismos, entes y entidades vinculadas o dependientes de la misma y de su sector público empresarial.

Los ministros que asuman las competencias de las consejerías de la Generalitat comparecerán cada dos meses en el Senado para someterse a su control y dar cuenta de las actuaciones llevadas a cabo.

2. Potestad para disolver el Parlament

El presidente del Gobierno asume la capacidad de disolver el Parlamento catalán, con el objetivo de celebrar elecciones autonómicas en un plazo máximo de seis meses. No obstante, Rajoy manifestó que su voluntad es que esos comicios se puedan celebrar antes de ese periodo, en cuanto se recupere la normalidad en esa comunidad autónoma.

3. Elecciones en seis meses

La capacidad de disolver el Parlament tiene como principal objetivo la convocatoria de elecciones. Aunque el PSOE anunció en las últimas horas que se había pactado celebrar comicios en enero, la propuesta del Gobierno habla de un plazo de seis meses. De todos modos, Rajoy manifestó que su voluntad es que esos comicios se puedan celebrar antes de ese periodo, en cuanto se recupere la normalidad en esa comunidad autónoma.

4. Funciones limitadas del Parlament 

En cuanto al Parlamento catalán, el Gobierno también pedirá al Senado restringir sus funciones, de tal forma que no pueda proponer un candidato a la presidencia de la Generalitat, ni celebrar un debate y votación de investidura. Tampoco podrá ejercer el control de los órganos que gobiernen provisionalmente Cataluña -que corresponderá al Senado-, ni podrán adoptar iniciativas contrarias a la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña. 

El Parlamento de Cataluña seguirá ejerciendo su potestad legislativa y de organización propia, si bien no podrá tramitar iniciativas que resulten contrarias a las presentes medidas, ni a su presupuesto, objeto y finalidad. Para garantizarlo, sus iniciativas deberán ser remitidas por la Mesa del Parlament «a la autoridad que se designe a tal efecto por el Gobierno de la Nación, para que ésta manifieste, en el plazo de 30 días, su conformidad o no a la tramitación». En ese sentido, no podrán someterse a debate y votación las iniciativas y enmiendas «mientras que la autoridad que se designe a tal efecto no haya expresamente otorgado su conformidad o, en su defecto, no hayan transcurridos los 30 días desde su comunicación».

5. Control de los Mossos y TV3

El Gobierno podrá tomar control de los medios públicos catalanes para garantizar la transmisión de «una información veraz objetiva y equilibrada». El órgano que tome el control de la Generalitat podrá además cesar o nombrar a los responsables de TV3 y Catalunya Ràdio.

Respecto a los Mossos, el ejercicio de las funciones de Interior corresponderá a los órganos o autoridades creados o designados por el Gobierno, que podrán dictar instrucciones «directas y de obligado cumplimiento» a los miembros de la Policía de la Generalitat.

Los órganos o autoridades creados o designados por el Ejecutivo podrán acordar el despliegue de los fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en Cataluña, coordinando la actuación de los Mossos y, en el caso de que fuera necesario, los mossos podrían ser sustituidos por efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Si se incumplen las disposiciones, actos, resoluciones, instrucciones u órdenes de servicio hasta el punto de que pudiera ser constitutivo de responsabilidad disciplinaria, se podrá proceder a su exigencia, de acuerdo con lo dispuesto en la normativa estatal y autonómica especial que resulte de aplicación, sin perjuicio de las responsabilidades patrimoniales, contables, penales o de otro orden a que pudieran dar lugar.

6. Gestión económica

El Gobierno asumirá la totalidad de ingresos y gastos de la Generalitat para garantizar que no se destinen a actividades vinculadas con el proceso secesionista. Con esta medida también se pretende evitar que los ingresos que corresponda recaudar o recibir por cualquier título a la comunidad autónoma o entes dependientes no se dediquen a actividades relacionadas con el secesionismo.

Hasta que haya nuevo Gobierno

La aplicación de todas estas medidas se mantendrán vigentes y serán de aplicación hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno de la Generalitat que salga de las elecciones autonómicas.

Durante la vigencia de estas medidas acordadas hoy y, en aquellos casos «extraordinarios» en que resulte «imprescindible o inaplazable», el Gobierno central podrá plantear ante el Senado «modificaciones o actualizaciones» de las medidas inicialmente autorizadas. Además, el Ejecutivo podrá anticipar el fin de estas medidas si cesan las causas que lo motivan, dando cuenta al Senado de esta decisión y tendrá que dar cuenta a la Cámara alta del estado de «aplicación y ejecución» de las medidas con una periodicidad de dos meses.

Rajoy justifica la aplicación del artículo 155 por la «desobediencia rebelde y consciente» de Generalitat

Efe

El Gobierno afirma que las actuaciones del Ejecutivo que preside Puigdemont «atentan gravemente» al interés general de España

El Gobierno justifica la adopción de medidas en aplicación del artículo 155 de la Constitución por la «desobediencia rebelde, sistemática y consciente» de la Generalitat a las obligaciones que le imponen las leyes y por el hecho de que sus actuaciones «atenten gravemente» al interés general de España.

Así figura en la exposición de motivos de las medidas que está analizando el Consejo de Ministros en una reunión extraordinaria para hacer frente a los planes del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y que serán anunciadas hoy por el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy.

Seguir leyendo

OPINIÓN

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rajoy plantea el cese del Gobierno catalán al completo y convocar elecciones en seis meses