Rajoy: «Pido tranquilidad a todos los españoles»

El presidente asegura, tras la proclamación del Parlament, que «el Estado de Derecho restaurará la legalidad

Rajoy convocará elecciones en Cataluña «lo más pronto posible» Con este anuncio hace un pequeño guiño al PSOE, pero muestra firmeza con el 155 y acusa a Puigdemont de falta de valor

Madrid | La Voz

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy tras la declaración de la independencia en Cataluña que «el Estado de Derecho restaurará la legalidad en Cataluña». En un tuit, ha «pedido tranquilidad a los españoles».

La reacción se producía tras la decisión del Parlament de proclamar la independencia en una votación llena de trampas y horas después de que Rajoy hubiese comparecido en el Senado para pedir autorización al Senado para intervenir en Cataluña.

Intervención en el Senado

Una ovación de más de un minuto de aplausos por parte de los senadores populares, puestos en pie, cerró el discurso del presidente del Gobierno con el que justificó su solicitud a la Cámara Baja para intervenir en Cataluña bajo el paraguas del artículo 155 de la Constitución. Rajoy expuso los principales motivos que le han impulsado a solicitar «una decisión excepcional, que se adopta porque la situación también lo es».

La gran novedad en el discurso del jefe del Ejecutivo fue, en lo que pareció todo un guiño al PSOE y a Ciudadanos, sus grandes aliados para aplicar el 155, su voluntad de celebrar las elecciones «lo más pronto posible». El plazo máximo que se plantea el Gobierno para convocar estos comicios es de seis meses, pero por primera vez Rajoy admite cierta urgencia y que no cuenta con agotarlo.

En directo, el pleno del 155 en el Senado La Cámara Alta debate la intervención en la autonomía catalana

El jefe del Ejecutivo cargó con dureza contra Puigdemont. Apuntó a su falta de valor al rechazar reiteradamente acudir a las instituciones democráticas a exponer su proyecto. «Yo hubiera venido aquí a defender mis posiciones, aunque estuviera en inmensa minoría», dijo. Y también le acusó de mantener un discurso repleto de cinismo al llamar reiteradamente al diálogo, cuando la realidad evidencia que no tiene ninguna intención de practicarlo. «Es una hermosa palabra, generadora de buenas sensaciones. Algo que es conveniente practicar, pero tiene dos enemigos: el primero, el que maltrata las leyes, las ignora y las incumple, y el que solo quiere escucharse a sí mismo».

A tan solo unas horas de que el pleno del Senado apruebe con una holgadísima mayoría el dictamen en el que se recoge la petición del Gobierno, a la que hasta el último instante se le pueden incorporar enmiendas -el grupo socialista plantea no intervenir TV3 y la posibilidad de paralizarlo todo hasta su publicación en el BOE-, Rajoy ha mostrado firmeza. Seguirá adelante con el 155. Nada sustancial ha ocurrido que justifique un cambio en los planteamientos. Lo que hemos vivido estos días, especialmente ayer, no puede ser tenido en cuenta sin caer en la impiedad».

De este modo, a la conclusión del pleno (los senadores estiman que podría finalizar pasadas las 15 horas), el presidente del Gobierno tiene previsto convocar a sus ministros en un Consejo extraordinario para tramitar el visto bueno del Senado antes de su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Desde ese mismo instante, el Ejecutivo estará habilitado para cesar al presidente Puigdemont y a todo su gobierno, así como para poner en marcha las otras medidas aprobadas, entre las que destacan el refuerzo del control económico (clave para ahogar las finanzas de las plataformas independentistas ANC y Òmnium Cultural, así como para terminar con la red de embajadas catalanas por el Mundo), la destitución del mayor de los Mossos, Trapero, la capacidad para sancionar a los funcionarios que no cumplan con sus obligaciones y la limitación de las funciones del Parlament, que no podrá proponer a un nuevo presidente autonómico.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rajoy: «Pido tranquilidad a todos los españoles»