Junqueras admite que declararon la independencia sin fuerza suficiente

Llama a «validar» la república «en las urnas», pero no aclara si participarán o no en las elecciones autonómicas

.

Madrid / La Voz

«Los próximos días tendremos que tomar decisiones y no siempre serán fáciles de entender». A la espera de que el bloque independentista digiera políticamente la decisión de Mariano Rajoy de convocar de inmediato unas elecciones en Cataluña, el exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras, se pronunció el domingo con ese mensaje ambiguo en el que no aclara si se refiere a que tendrán que decepcionar a sus propios partidarios participando en unas elecciones convocadas por el presidente de un país al que dicen no pertenecer ya o si esa incomprensión vendrá precisamente por el hecho de que el independentismo renuncie a retornar al poder en Cataluña por la vía democrática de participar en unos comicios autonómicos y se convierta en un movimiento de resistencia frente al Estado español.

En un artículo de opinión firmado en el diario El Punt Avui, Junqueras asume que la independencia se declaró sin la fuerza suficiente para hacerla viable, al afirmar que la república «ha nacido, pero no con la fortaleza que quisiéramos». «Habrá momentos de incertidumbres, de dudas o de contradicciones entre lo que queremos y el camino que escogemos en cada fase para llegar», admite, pero no aclara por el momento qué camino es el que va a elegir ERC ante unos comicios convocados para dentro de menos de dos meses.

No se proclama vicepresidente

El ex número dos de la Generalitat insiste en la ambigüedad deliberada cuando se refiere a que no tienen otra opción que «seguir adelante, acumular fuerzas», y «seguir cargándose de razones» para volverse a levantar, «sin renunciar nunca a las urnas para validar la república, y preparando al mismo tiempo unos futuros comicios municipales que deben ser claves en el asiento de esta república». Tampoco se define aquí si esas urnas serán las del 21 de diciembre o las de unas elecciones constituyentes celebradas al margen de la legalidad española.

En lo que sí es claro Junqueras es en su negativa a reconocer la destitución de Puigdemont como presidente de la Generalitat, que califica de «golpe de Estado contra Cataluña». «El presidente del país es y seguirá siendo Carles Puigdemont y la presidenta del Parlamento es y seguirá siendo Carme Forcadell, al menos hasta el día que la ciudadanía decida lo contrario en unas elecciones libres», señala sin afirmar, consciente del peligro de ser acusado de un delito de usurpación de funciones si lo hace, que él mismo sigue siendo vicepresidente de Cataluña. En el caso de Forcadell, es cierto además que sigue siendo presidenta del Parlamento, dado que no ha sido destituida y, a pesar de haber sido disuelto por Rajoy, sigue presidiendo la Cámara, constituida en diputación permanente.

Guiño al enemigo de Iglesias

Pero otra clave del artículo es el guiño político al líder de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachin, enfrentado a Pablo Iglesias, para que se sume al bloque independentista y conformar así una mayoría más amplia. «Necesitamos una estrategia compartida, como decía Albano Dante Fachin, a quien tenemos que agradecer su compromiso inequívoco con la libertad y la justicia», señala en referencia al líder de Podem, que, aunque consideró contradictorio participar en los comicios de diciembre para «arañar» cuatro diputados, dijo que esa posibilidad solo tendría sentido si es con una estrategia «que esté a la altura de la unidad que mostró la gente en la calle».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Junqueras admite que declararon la independencia sin fuerza suficiente