La mayoría de los catalanes son contrarios a la independencia, según el barómetro catalán

Los partidos no secesionistas obtendrían el 50,9% de los votos

.

La Voz en Barcelona

Pese a la insistencia de los miembros del destituido Gobierno catalán de que los catalanes quieren la independencia, el último barómetro del Centro de Estudios de Opinión (el equivalente catalán del CIS) les quita la razón. Los datos de la encuesta realizada entre los días 16 y 29 de octubre, es decir, en los días más álgidos del procés, en plena declaración de independencia el pasado día 27, arrojan una mayoría de un 50,9 % de electores contrarios a la secesión o que optarían por partidos no independentistas, frente a un 45,9 % que apoyarían en unos comicios a Junts pel Sí y la CUP, aunque estos volverían a obtener más escaños al aprovechar mejor los beneficios de la ley electoral. Este panorama es similar al salido de las urnas en el 2015, cuando el bloque soberanista logró 72 escaños (62 de Junts pel Sí y 10 de la CUP), pero perdió en votos.

Divididos

Aunque la encuesta dibuja un Parlamento catalán similar al actual, es muy pronto para medir las consecuencias de las medidas adoptadas por el Gobierno en aplicación del artículo 155 y la posterior desbandada del depuesto Ejecutivo catalán. De hecho, los primeros movimientos en las fuerzas soberanistas dan a entender que ERC y el PDECat no renovarán la coalición electoral de la pasada legislatura. Según algunas informaciones, las relaciones entre el líder de ERC, Oriol Junqueras, y Carles Puigdemont y el líder de su partido, Artur Mas, se han deteriorado profundamente en los últimos días. Al parecer, fue Junqueras quien frustró el intento de Puigdemont de convocar elecciones para evitar la intervención del Gobierno de Rajoy. La huida posterior del expresidente con buena parte de los exconsejeros parece haber acabado de agravar la brecha entre ambos. A estas disputas hay que sumar las que se dan en el seno del PDECat entre el sector moderado, liderado por el exconsejero Santi Vila, y el radical.

El rechazo a la independencia es más evidente aún cuando se pregunta a los catalanes sobre si prefieren una Cataluña dentro o al margen de España. Un 53,9 % de los encuestados defienden el primer supuesto y solo un 40,2 % de los consultados son partidarios de una Cataluña independiente. Entre los que escogieron esa primera opción, un 4,6 % se pronuncian a favor de que Cataluña sea una región de España, cifra que sube hasta el 27,4 % de los que prefieren que sea una comunidad autónoma como lo es ahora, y un 21,9 % que se manifiestan a favor de dar un paso adelante y que se constituya como un estado dentro a su vez de un Estado federal español.

Santi Vila se postula como candidato del PDECat el 21D y defiende un referendo pactado

A nueve días del plazo para presentar candidaturas para las elecciones del 21D, Ciudadanos, PSC y PP tienen sus candidatos claros: Inés Arrimadas, Miquel Iceta y Xavier García Albiol. En cambio, las filas independentistas de ERC, PDECat y CUP, así como la coalición Catalunya Sí que es Pot, andan revueltas y sin definir quiénes encabezarán sus listas. Ayer, el exconsejero de Empresa Santi Vila se postuló como candidato «moderado» del PDECat, adelantándose a todo movimiento en la formación, ya que considera que la estrategia que ha seguido hasta ahora su partido respecto a la defensa de la independencia «no da para más» y hay que volver a la moderación. Sus declaraciones ponen de manifiesto las pocas ganas que le queda al sector moderado del partido de repetir coalición con los republicanos.

Vila anunció que su programa incluiría el objetivo de la independencia, pero a través de un referendo acordado con el Gobierno, al estilo escocés, puntualizó, para, según él, aglutinar un mayor apoyo de la sociedad.

El único consejero de Carles Puigdemont que dimitió antes de ser declarada la independencia criticó a los excompañeros de Gobierno más radicales. «Han exhibido una ingenuidad sorprendente para la edad que tienen», dijo respecto al proceso independentista. Y sugirió que habría que pedirles explicaciones a quienes prometieron que las estructuras de Estado, como la Hacienda propia, estarían a punto para después del 1-O. Una clara alusión a Oriol Junqueras, exconsejero de Economía.

Vila recordó que él siempre ha dicho que no estaban en disposición de crear un Estado propio: «Porque estamos en situación de empate técnico, entre los que votan independencia y los que no». Y por eso él nunca dio instrucciones en los departamentos en que estuvo de «preparar la independencia», porque «no veía la jugada», proclamó. Y reprobó a «las formaciones más encendidas» que dicen que están en una república y no en el Estado español y ahora concurren en unas elecciones autonómicas. «No lo tendrán fácil para explicarse», añadió.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La mayoría de los catalanes son contrarios a la independencia, según el barómetro catalán