Iglesias esperará a la consulta a las bases para ejecutar el cese de Fachin

El líder regional airea una campaña de la dirección para desprestigiarlo en las redes

.

MADRID / LA VOZ

Pablo Iglesias tiene la decisión tomada. El secretario general de Podemos quiere descabezar a Podem, la marca del partido en Cataluña, interviniendo directamente para relegar a su secretario general autonómico, Albano-Dante Fachin, con quien mantiene diferencias irreconciliables. Y aunque la determinación de acabar con él es firme y ya no hay vuelta atrás, la manera de ejecutar este movimiento está levantando dolores de cabeza en la cúpula del partido.

Ayer se le abrió una nueva puerta para acelerar esta destitución. Se trata de un requerimiento de un grupo de militantes en Cataluña enfrentados con Fachin que, bajo el pretexto de la «pérdida de confianza» en su líder por el acercamiento de este a las tesis independentistas, solicitan a la dirección que intervenga convocando una asamblea ciudadana autonómica de la que salga un nuevo líder regional. Iglesias reunió ayer de urgencia al consejo ciudadano para buscar una salida al conflicto, y a última hora de la tarde, el máximo órgano entre asambleas, en el que cuenta con una holgada mayoría de afines, acordó la decisión de convocar una asamblea ciudadana en Cataluña para renovar la dirección de Podem. Lo cierto es que los estatutos del partido recogen que la dirección tiene la facultad de «convocar cualquier asamblea ciudadana de nivel territorial inferior para cuestiones de especial trascendencia». El visto bueno del Consejo ya lo tiene, pero de momento no hay fecha, que se fijará a partir de este martes, día en el que concluye el plazo de la consulta planteada a la militancia en Cataluña dirigida para concurrir a las elecciones en alianza con Ada Colau, algo que Fachin no quiere. De esta manera, Pablo Iglesias se guarda un as en la manga para desembarazarse del secretario general autonómico en cualquier instante. De momento Fachin mantiene su cargo, aunque supeditado a los resultados del martes. Entonces, ¿a qué se debe esta espera si la decisión es firme?

En un escenario en el que el gran caballo de batalla de Podemos es la crítica a la aplicación del Gobierno del 155 para devolver a Cataluña a sus cauces legales, este argumento quedaría totalmente deslegitimado, ya que en la práctica Iglesias estaría actuando de la misma forma que Rajoy. Además, esta jugada ya fue advertida hace unos días por el propio Fachin, que acusó a Iglesias de comportarse de la misma forma antidemocrática que el presidente que tanto critica.

«Así no»

El conflicto no deja de complicarse y en las últimas horas se ha trasladado a la esfera pública. A diferencia de lo que sucedió en otras comunidades -entre ellas Galicia- en las que Iglesias acabó forzando mediante presiones internas la salida del líder elegido por los círculos, Fachin se siente arropado por la militancia y resiste. Ayer denunció con un «así no» que Iglesias también está utilizando contra él esta táctica de presionar aireando un documento en el que se fijan las pautas para desprestigiarlo y hacerle el vacío en las redes. Según refleja el mismo, el objetivo de la campaña sería «ganar la batalla» y frenar «las locuras del señor Albano-Dante y su dirección que llevamos sufriendo mucho tiempo».

En Podemos sospechan que Fachin tiene la intención de engrosar las listas para las elecciones autonómicas de ERC, mientras este lo niega tajantemente.

Las elecciones del 21D costarán a la Generalitat 25 millones, a pagar en dos plazos

Las elecciones autonómicas en Cataluña convocadas por Rajoy para el próximo 21 de diciembre bajo el paraguas del artículo 155 de la Constitución ya tienen precio: 25 millones de euros. Irán a cargo de la Generalitat, que disfrutará dos plazos para hacerlos efectivos. El primero, de 17,3 millones, tendrá que ser abonado este mismo año, por lo que han tenido que modificarse los Presupuestos autonómicos; el segundo pago, por un importe de los 7,7 millones de euros restantes, será encajado en las cuentas del próximo año. Así lo desgranó el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, en una rueda de prensa en la que informó sobre las medidas adoptadas en el Consejo de Ministros celebrado ayer en la Moncloa.

Subvenciones electorales

En la misma comparecencia, Enric Millo también avanzó que el control de la contabilidad electoral para estas elecciones correrá a cargo de la Sindicatura de Cuentas catalana, así como los mecanismos bajo los que se regirán las subvenciones, unas partidas que serán asumidas también por la Generalitat con exactamente los mismos importes que los últimos comicios celebrados hasta la fecha, es decir, los de septiembre del 2015.

Millo, que no ha querido valorar la entrada en prisión de los exconsejeros, invitó a la ciudadanía a las urnas al asegurar que «es bueno que haya la máxima participación».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Iglesias esperará a la consulta a las bases para ejecutar el cese de Fachin