Lo que Inés Arrimadas y Marta Rovira ignoran de los catalanes

Las candidatas de Ciudadanos y Esquerra Republicana demostraron en «Salvados» que desconocen datos fundamentales para la sociedad catalana, como la cifra de paro o las víctimas de violencia machista


La secretaria general de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Marta Rovira, y la líder de Ciudadanos en la comunidad, Inés Arrimadas, podrían hacer un máster en independentismo o una tesis doctoral sobre el procès desde sus particulares puntos de vista y seguramente aprobarían con nota, pero han demostrado que están mucho más verdes en otras cuestiones básicas, como el paro o la violencia machista. A dos días del inicio de la campaña electoral del 21-D, las dos candidatas se sometieron a un cara a cara en el programa de Jordi Évole y pusieron en evidencia que, más allá de sus respectivos argumentarios políticos, no llegan al cinco cuando se trata de concretar cuatro cifras que tienen que ver con la educación, el empleo, los refugiados y la violencia contra las mujeres en Cataluña.

 El conductor de Salvados, asumiendo que buena parte del debate se centraría en el independentismo, dedicó cinco minutos a poner a Rovira y Arrimadas a prueba y comenzó con una pregunta que debería ser muy sencilla para un político en activo: cuál es la tasa de paro en Cataluña. La líder de Ciudadanos, que tomó la iniciativa en la mayoría de las respuestas al test, aventuró una contestación dando aparentes muestras de saber de lo que estaba hablando y se atrevió incluso a abundar en la divergencia de datos según la fuente: «En torno a un 19-20 %, depende de si tomas los datos de la EPA o los datos que da el Servicio de Ocupación de Cataluña». 

Lejos de corregirla, la que fue portavoz de Junts pel Sì en el ahora disuelto Parlamento catalán, dio por buenas las cifras sin ningún titubeo y aprovechó la ocasión para vender su discurso: «Estoy de acuerdo, y además con noticias positivas. La economía catalana tiene unos índices positivos aunque muchas veces se hace un discurso catastrófico». Las políticas quizá pensaron que el asunto acababa ahí, pero Évole se apresuró a tocar una imaginaria bocina de error y dejó en evidencia a las candidatas: «Según la EPA, es del 12,5 %». 

Sin cifras de refugiados, pero en cualquier caso «insuficientes»

En la segunda pregunta, a Arrimadas no le fue mucho mejor, pero en esta ocasión fue más cauta y prefirió no mojarse, aunque optó por universalizar su ignorancia. La pregunta era: ¿cuántos refugiados acoge actualmente Cataluña?. Y Arrimadas sentenció: «La verdad es que no se puede saber», antes de hacer una aseveración que, según acababa de indicar, era imposible que basase en dato alguno: «Sin duda, insuficientes».

Rovira entonces se sintió con ventaja y avanzó un dato: «Está en torno a unos pocos centenares. De hecho, el Govern de la Generalitat ha intentado desde hace meses acoger mucho más y ha estado imposible», lamentó. Évole, teniendo en cuenta los fracasos anteriores, se la dio más o menos por buena: «11 centenares» o, muy concretamente, 1.169 refugiados.

Mejor asumir la ignorancia

La tercera pregunta era educativa: ¿Cuántos barracones hay en la escuela catalana? Y Rovira decidió ser sincera y no lanzar cifras a ojo: «Yo no tengo la cifra concreta. Sé que es una problemática habitual en Cataluña», reconoció antes de explicar lo que había hecho el Gobierno catalán para mejor la situación de la educación.

El turno ganador le tocaba en esta ocasión a Arrimadas que, aunque no dio la cifra de barracones, se ganó con otro dato el aprobado: «Hay 20.000 niños en Cataluña que estudian en barracones, 20.000. Somos la comunidad autónoma con más barracones», respondió satisfecha, mientras Évole le daba la cifra por válida, teniendo en cuenta que el número de barracones es de 1.017.

 ¿Víctimas de violencia machista en Cataluña?

Ni Rovira ni Arrimadas quisieron arriesgarse a dar cifras cuando el director de Salvados les preguntó por otro dato que, en teoría, también deberían saber: ¿cuántas mujeres han sido asesinadas en Cataluña en lo que va de año? Con cara de circunstancias y mirando a Rovira por si le echaba un cable, la presidenta de C's en Cataluña reconoció que no sabía el dato exacto de Cataluña -el de España tampoco lo dijo- y, concluyó que, en cualquier caso, «demasiadas».

Rovira admitió directamente que no lo sabía, a pesar de que, como recordó, el Parlamento catalán tiene el compromiso de condenar cada uno de los feminicidios que se producen en la comunidad. Évole tuvo que ejercer de nuevo de comodín para dar la respuesta: 8 mujeres. 

La última pregunta, ya sin peligro de acertar o no, permitió respirar a las dos candidatas, pese a que tuvieron que admitir que en los cinco años que fueron «compañeras de trabajo» en el Parlament nunca quedaron para tomarse un café. 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Lo que Inés Arrimadas y Marta Rovira ignoran de los catalanes