Domènech advierte a Puigdemont: «No puedes estar en el futuro Gobierno»

El candidato de los comunes tiende la mano a Iceta para formar un Ejecutivo progresista con el partido de Junqueras

.

Redacción / La Voz

El candidato de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Domènech, dibujó para mañana en las urnas un escenario de confrontación sencillo, con dos únicas opciones: «La restauración de lo que ha fracasado, del bucle, o nosotros; o la restauración o el futuro; o Puigdemont o nosotros; o un país vacío o un país con su gente». Su propuesta, dice, es «cambiar Cataluña para después ayudar a cambiar España». En un lleno teatro Josep Maria de Sagarra, en Santa Coloma de Gramanet, dejó Domènech una rotunda advertencia al cesado expresidente Carles Puigdemont: «No puedes estar en el futuro del Gobierno de Cataluña». E insistió en su centralidad, en su papel corrector: «Cuanto más grande sea la fuerza de Catalunya en Comú-Podem, más grande será el futuro Gobierno de todos y todas, del pueblo, de todo el pueblo. Toda Cataluña -incidió- tiene que implicarse en construir un nuevo Gobierno de la Generalitat, para lograr mayor autogobierno, reforzar los derechos sociales y poner fin a la lacra de la desigualdad». Es en esta dirección en la que tiende la mano al candidato del PSC, Miquel Iceta, para construir un proyecto de Gobierno progresista con ERC.

Al lado de Domènech, estuvieron, entre otros, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el economista Vicenç Navarro. Tras subrayar que el procesismo está agotado, Iglesias reivindicó el orgullo de «defender en cada rincón de España la dignidad de Cataluña» y reclamó «menos banderas, menos tuits, menos gritos y más hechos». En tal sentido, dijo, Domènech es «una garantía de dar una solución política al conflicto, y para que haya políticas sociales».

En lo social ahondó Colau, que señaló que una Cataluña partida en bloques «interesa a los de siempre, a las élites, que se quieren mantener en el poder aunque sea yendo en contra de los intereses de la gente que dicen representar». Así, recalcó: quien rompió la cohesión no es el pueblo, sino los malos gobernantes.

La CUP insiste en su amenaza de la vía unilateral hacia la república

A quien gusta cada vez menos la propuesta de Catalunya en Comú-Podem es a la CUP, que ha cargado durante buena parte de la campaña contra la propuesta electoral que encabeza Domènech. La formación antisistema, que presenta al sociólogo Carles Riera como candidato, reprocha a los comunes haber abandonado la lucha revolucionaria y haberse alineado con «los que quieren mantener el status quo vigente» y «el régimen del 78». La CUP cerró ayer campaña en el barcelonés Nou Barris, territorio Colau, avisando de que pueden dan la sorpresa y que serán claves para «implementar la república». Con los 10 escaños del 2015 se erigieron en formación decisiva para la mayoría absoluta independentista. Ahora, quieren mantener el papel y venderán caro su apoyo a ERC y PDeCAT. «Las leyes deben obedecer a los mandatos de la dignidad humana», advirtió la exdiputada Anna Gabriel. Los anticapitalistas redoblan su apuesta por la vía unilateral para lanzar, dicen, la república catalana.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Domènech advierte a Puigdemont: «No puedes estar en el futuro Gobierno»