La mujer del Chicle vuelve a visitarlo en la cárcel de A Lama acompañada por su hija

El encuentro, que tuvo una duración de tres cuartos de hora, se realizó en el módulo de comunicaciones

.

Cinco días después, José Enrique Abuín Gey, el Chicle, volvió a reencontrarse con su esposa, Rosario Rodríguez, y con su hija. Por segunda vez desde que fue detenido, ambas acudieron a la cárcel de A Lama, en Pontevedra, para visitarlo. Aunque se especuló en los últimos días con que el encuentro sería en horario vespertino, este se celebró al mediodía. La cita duró algo más de tres cuartos de hora y se realizó en el módulo de comunicaciones.

Rosario Rodríguez, quien fue desimputada provisionalmente por el juez instructor del caso, y su hija son los únicos familiares que han visitado en prisión al asesino confeso de Diana Quer. Hasta el momento, solo el abogado coruñés, José Ramón Sierra, quien abandonó su representación hace dos semanas, y la letrada designada de oficio que lo defiende en estos momentos, Fernanda Álvarez, habían acudido a ver al Chicle.

Los responsables del correccional, conocedores del impacto mediático del caso Diana Quer, ampliaron el perímetro de seguridad para dificultar que los medios de comunicación pudiesen sacar fotografías o vídeos de Rosario y de la adolescente.

Por el momento, los dos encuentros entre el Chicle y su esposa, Rosario, se han realizado en el módulo de comunicaciones, donde se encuentran varias cabinas con teléfonos que están separadas por mamparas. Este tipo de contactos deben ser solicitados por los propios familiares. Aunque se habló de un posible vis a vis, que debe ser requerido por el propio reo y que se realizaría en una habitación sin biombo en el medio, este no llegó a producirse.

Sin salir al patio

Según trascendió, por el momento José Enrique Abuín Gey, el Chicle, sigue sin salir al patio de la prisión de A Lama. En principio, se ha tomado esta medida por cuestiones de seguridad, aunque no ha trascendido ningún intento de agresión por parte de otros presos. El Chicle, quien por el momento está tranquilo, sigue en su celda en el módulo de enfermería del penal.

El archivo

El sobreseimiento de la causa, de forma provisional y parcial, con respecto a Rosario Rodríguez, motivó que el abogado de la familia Quer, Ricardo Pérez Lama, tomase la decisión de apelar contra esta decisión ante la Sección Sexta de la Audiencia Provincial. Este recurso fue impugnado por el abogado de la propia Rosario y por la Fiscalía de Galicia, ya que ambos habían defendido el archivo de la causa, al entender, al igual que el juez instructor, que no existían pruebas que pudieran incriminarla en el caso, ya que los primeros exámenes forenses indicaban que no existían indicios de que varias personas hubiesen participado en el asesinato.

Ahora deberá ser la Sección Sexta de la Audiencia Provincial la que decida definitivamente si se archiva la causa con respecto a la mujer del Chicle o si vuelve a imputarla.

En casos normales, según apuntan diversas fuentes jurídicas, una apelación de este tipo puede tardar en resolverse entre dos y tres meses. Sin embargo, cuando los casos tienen una mayor relevancia, tanto social como mediática, los plazos pueden recortarse hasta el mes. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia reconoció que todavía no se pueden dar fechas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La mujer del Chicle vuelve a visitarlo en la cárcel de A Lama acompañada por su hija