Pablo Casado: «Puigdemont quiere salvaguardar sus derechos, y nosotros los nuestros»

El PP rechaza la petición del expresidente catalán para disfrutar de garantías de no ser detenido si acude al pleno de investidura

.

Madrid | La Voz

«Puigdemont quiere salvaguardar sus derechos, y nosotros los nuestros». Cuestionado acerca de una petición de amparo de del expresidente catalán a la máxima autoridad del Parlamento autonómico, Roger Torrent, para que se salvaguarden sus derechos si asiste a la sesión de investidura de mañana, el vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, considera que el único lugar en el que tiene que pedir amparo es en el Supremo, una institución que precisamente lo requiere para rendir cuentas sobre delitos de rebelión, sedición y malversación. «Como cualquier prófugo de la Justicia tendrá que cumplir», dijo el dirigente popular. Casado considera que en el momento en el que se agoten sus posibilidades de ser investido presidente de la Generalitat, «se va a convertir en un paria que no va a tener más remedio que seguir viviendo en Bruselas».

Pablo Casado compareció tras el comité de dirección de este lunes, el primero en el que participa José Luis Ayllón, recientemente nombrado jefe del gabinete del presidente del Gobierno.

El PP mostró su absoluto respaldo al recurso presentado por el Gobierno ante el Constitucional para «frenar» lo que podría suceder mañana en Cataluña. «Si no llega a ser por el recurso, Puigdemont podría ser investido», dijo, y criticó que en caso de no haberlo hecho de esta manera, «algunas formaciones» les exigirían una rendición de cuentas, en clara referencia al arrivismo de Ciudadanos. Casado invitó al partido naranja a que en caso de que «los independentistas continúen bloqueando la legislatura», Inés Arrimadas tome la iniciativa.

Casado rescató unas palabras del economista gallego Antón Costas, recordadas esta mañana por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, durante su intervención en un desayuno informativo en Madrid: «Las crisis políticas vienen cuando se abandona la economía, y las crisis económicas vienen cuando se abandona la política». El vicesecretario de comunicación popular se mostró totalmente de acuerdo con otro mensaje del titular de la Xunta esta mañana, en las que llamó a no atacar a Ciudadanos como mejor estrategia para recuperar el terreno perdido en el electorado de centroderecha.

El PP también trató en su Comité de dirección la necesidad de aprobar unos nuevos Presupuestos Generales del Estado. «Esperamos que cuanto antes España pueda tener ya las cuentas públicas aprobadas y con los mismos socios que en el 2017, PNV, Ciudadanos y los dos partidos regionalistas canarios», dijo, para lograr la «equiparación salarial de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, la extensión del permiso de la paternidad y otras cuestiones que no deben alargarse más», dijo.

El vicesecretario popular también criticó las últimas medidas adoptadas por el «régimen dictatorial bolivariano», tras la reciente expulsión del embajador español en el país y que se respondió desde Moncloa con la expulsión del jefe de la diplomacia venezolano en España, algo que el PP considera «proporcional». Casado reconoció que «con mucho orgullo España va a seguir encabezando la petición de sanciones para los corruptos dirigentes venezolanos».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Pablo Casado: «Puigdemont quiere salvaguardar sus derechos, y nosotros los nuestros»