Torrent pide a partidos soberanistas una «solución» para tener un «Govern que pueda gobernar»

Ha señalado que el pasado martes «no se daban las condiciones» para que la investidura de Puigdemont fuese «efectiva»

Torrent: «Puigdemont es y será el candidato a la investidura» El presidente del Parlament insiste en que se celebrará cuando se cumplan las «garantías democráticas y de efectividad».

Barcelona

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha pedido hoy a los partidos soberanistas que busquen una «solución política» que «permita garantizar una investidura que efectivamente conlleve la toma de posesión, un gobierno y que este gobierno pueda gobernar».

En declaraciones a La Sexta, Torrent ha considerado «evidente» que el pasado martes, cuando estaba convocado el pleno que finalmente decidió aplazar, «no se daban las condiciones» para que la investidura de Carles Puigdemont fuese «efectiva».

Torrent ha evitado concretar cuándo se darán esas condiciones para poder celebrar ese pleno de investidura aplazado y, aunque ha subrayado que hoy «el único candidato» es Puigdemont, ha remarcado que «la solución está en manos de los partidos y los grupos parlamentarios».

«Pido a los grupos políticos y a los partidos que trabajen en esa solución política que permita garantizar una investidura que efectivamente conlleve la toma de posesión, un gobierno y que este gobierno pueda gobernar».

El presidente de la cámara catalana, de ERC, se ha comprometido a «ayudar para encontrar esta solución», aunque no prevé «otra ronda de contactos con los grupos parlamentarios».

Esta mañana el presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), ha subrayado hoy que el líder de JxCat, Carles Puigdemont, «es y continuará siendo» su candidato a la Presidencia de la Generalitat y ha remarcado que «ningún tribunal» debe decidir quién es el próximo presidente catalán.

En una entrevista en Rac1, Torrent ha subrayado que no retrocederá «ni un milímetro» en la defensa de los derechos de Puigdemont para ser elegido president y, sin fijar un plazo para la sesión de investidura, ha señalado que se trabajará «políticamente para dar con una fórmula que permita preservar los derechos de Puigdemont y que su investidura sea efectiva».

Después de que ayer JxCat se conjurara en una reunión para seguir trabajando para investir a Puigdemont, Torrent ha remarcado que «ningún tribunal» debe decidir quién es el próximo presidente catalán, y se ha reafirmado en que no piensa cambiar de candidato a la Presidencia de la Generalitat, aunque ha condicionado la convocatoria a tener garantías de que será «efectiva».

«Solo se hará un debate de investidura si se dan todas las garantías para Puigdemont y para que esa investidura sea efectiva», ha incidido Torrent, sin fijar plazos para la sesión ni confirmar si avalaría una investidura a distancia.

Aunque sí ha dejado claro que «Carles Puigdemont es el candidato a la investidura de la Generalitat» y ha añadido: «Lo es y lo seguirá siendo».

Ha remarcado que «ningún tribunal» puede decir quién será el próximo presidente de la Generalitat y que el calendario «no lo marca el Tribunal Constitucional, sino la posibilidad de dar con esa fórmula para una investidura »con todas las garantías«, mientras el Parlament está pendiente del informe de los letrados sobre la interpretación de los plazos para esa investidura, después de que se agotaran ayer.

Preguntado por si existe un pacto entre ERC y el Estado contra Carles Puigdemont tras los mensajes telefónicos del expresidente catalán conocidos ayer, ha recordado la trayectoria de su partido y que su líder, Oriol Junqueras, sigue en prisión, y en este punto ha subrayado que, como presidente del Parlament, no entrará »en absoluto en insinuaciones inmorales«.

En relación a los mismos mensajes telefónicos, Torrent ha evitado valorar conversaciones «del ámbito privado», algo que cree que no le corresponde hacer a un presidente del Parlament. 

Mientras el diputado del PDeCAT en el Congreso Ferrán Bel ha dicho hoy que políticamente no ven razones para «insinuar» al líder del partido, Carles Puigdemont, que renuncie a su candidatura a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña.

«Sería totalmente injusto», ha afirmado Bel en una entrevista en Onda Cero, que ha recalcado que la decisión de mantener a Puigdemont como candidato no supone renunciar al poder, porque «ambas cosas no son incompatibles».

Ha considerado «inaudito» que para que el expresidente catalán, que permanece en Bruselas huido de la justicia desde hace más de tres meses, pueda presentarse a la Presidencia de la Generalitat deba tener una autorización judicial.

En su opinión, toda la atención se centra en Puigdemont, porque «es quien representa el procés y es quien genera más respeto e inquietud».

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha dicho hoy que hay que evitar la euforia y mantener la prudencia para que en Cataluña se respete la legalidad porque los independentistas aún puede gobernar si se ponen de acuerdo, aunque parezca que «se están matando entre ellos».

El secesionismo intenta salvar los muebles tras reconocer Puigdemont su derrota definitiva

La Voz
Puigdemont, Comin y los mensajes que intercambiaron
Puigdemont, Comin y los mensajes que intercambiaron

Puigdemont justifica el reconocimiento de su derrota atribuyéndolo a un momento de debilidad y los partidos soberanistas tratan de ganar tiempo para salir del bloqueo

Mientras públicamente insistía en que sigue siendo el único candidato y hacía un canto a la unidad del soberanismo, en privado reconocía que «esto se ha acabado». «Los nuestros nos han sacrificado», añadía. Si la decisión de Roger Torrent, de ERC y presidente del Parlamento catalán, de aplazar el pleno de investidura y la posterior reacción iracunda de Junts per Catalunya y de la CUP demostraba que la unidad del soberanismo había saltado por los aires, la revelación de los mensajes que Carles Puigdemont envío a su exconsejero Toni Comín a través de una aplicación de mensajería instantánea certifica la ruptura y, sobre todo, que el desafío secesionista vive «los últimos días» con él como gran sacrificado. La mayor evidencia de que el mensaje es cierto es que ni los protagonistas intentaron negarlo ni el resto de los actores del proceso soberanista hicieron gestos, más allá de los obligados de cara a la galería, para intentar contrarrestar la imagen de derrota definitiva que mostraban los mensajes captados en el móvil de Comín durante un acto público celebrado el martes en Lovaina (Bélgica) por una cámara de Telecinco, que fueron difundidos ayer en el programa de Ana Rosa Quintana.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Torrent pide a partidos soberanistas una «solución» para tener un «Govern que pueda gobernar»