La CUP se abre a investir un candidato alternativo si no puede ser Puigdemont

Jordi Sànchez declara al juez que tuvo contactos con el Gobierno antes del 1-O

Puigdemont se va de tapas tras conmemorar los 100 días que lleva fugado Ha reaparecido ante los medios en un acto para conmemorar el «centenario» de su huida y la de sus cuatro exconsellers

La portavoz del secretariado nacional de la CUP, Núria Gibert, se ha mostrado hoy abierta a una hipotética investidura de un candidato «alternativo» si finalmente Carles Puigdemont «no puede ser» investido por el Parlament. Gibert ha recalcado que el líder de Junts per Catalunya (JxCat) «ha hecho un gran trabajo» y tiene «toda la legitimidad» como presidente de la Generalitat, aunque ha puntualizado que «esto no va de personas».

«Quien piense que el proceso se puede descabezar descabezando a una sola persona se equivoca, porque si no, no estaríamos hablando de una impugnación democrática, sino de un delirio», ha señalado.

Ante las dificultades jurídicas que plantea la investidura de Puigdemont desde Bruselas, Gibert no ha descartado apoyar un plan B: «No queremos subyugarnos a los mandatos del Tribunal Constitucional, pero no se acaba el mundo con una sola persona».

«Si no puede ser Puigdemont presidente, pensemos alternativas», ha insistido Gibert, que no descarta que haya nuevas elecciones, si bien este escenario supondría correr un «riesgo innecesario» ya que nada garantiza que el independentismo pudiese repetir la mayoría absoluta, por lo que ha pedido a JxCat y ERC que actúen con «mirada larga».

Jordi Sànchez declara al juez que tuvo contactos con el Gobierno antes del 1-O

El expresidente de la ANC y diputado de Junst per Catalunya, Jordi Sànchez, aseguró al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que el independentismo tuvo «conversaciones con representantes del Gobierno de España» en los días previos al referendo del 1 de octubre y que esos contactos, que dice tener guardados, no auguraban que se produjera la actuación policial de ese día.

«Hacían prever que podría haber en algún lugar alguna tensión, algún altercado, pero no lo que ocurrió el 1 de octubre, porque el propio auto de la juez hablaba de principio de proporcionalidad» de las fuerzas y cuerpos de seguridad, relató al magistrado el 11 de enero, según los fragmentos de la declaración publicados este miércoles por La Vanguardia.

Sànchez aseveró que el referendo «era un acto ilegal» y que las agresiones sufridas tanto por ciudadanos como por agentes policiales son lo peor que ha ocurrido en Cataluña en muchos años.

El líder soberanista preveía que la votación no tuviera validez porque, como ocurrió con el proceso participativo del 9N, una decisión del Tribunal Constitucional la habría anulado: «Haría que ese acto definido como referéndum no tendría consecuencias legales y que habría una acción proporcionada de oportunidad de los cuerpos y fuerzas de seguridad», que se encargarían de evitar incidentes.

Ante el magistrado, también defendió que no es partidario de la unilateralidad y que la declaración de independencia «no es el recorrido», algo que ya sostenía antes de ser encarcelado en Soto del Real, añadió.

También recordó que aunque hubo una declaración hecha por el Parlament el 27 de octubre, «no se publicó, o sea que tuvo la validez que tuvo».

Preguntado por la concentración ante la sede de la Conselleria de Economía de la Generalitat, en la que se dañaron vehículos de la Guardia Civil, atribuyó los primeros destrozos a «profesionales de la prensa» que se subieron a ellos para poder tomar fotografías, y aseguró que estuvo en contacto con el teniente del cuerpo, quien le dijo que había armas en los coches, por lo que voluntarios de la ANC crearon un cordón a su alrededor.

Declaró ante el juez que el teniente sabía que él y el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, se iban a subir a los coches porque no disponían de megafonía para dirigirse a la multitud: «Se lo comuniqué al teniente y el mismo teniente me dijo que a los vehículos ya no les venía de ahí», aunque reconoció que no hubo autorización expresa.

Sànchez pidió a Llarena que lo pusiera en libertad -medida que le denegó- porque el mismo magistrado condicionó esta medida a que demostrara un cambio de actitud: «No sé cómo puedo demostrar desde Soto del Real lo que en el auto del 4 de diciembre usted plantea, que hay que demostrar una actitud».

«Le pido que me conceda este margen de confianza», le solicitó, y recordó que la formación con la que se presentó a las elecciones del 21 de diciembre, Junst per Catalunya, no contempla en su programa la independencia unilateral, algo que sí incluía el de JxSí.

El juez cita como investigados a Santi Vidal y a Viver i Pi Sunyer

El juez de Barcelona que investiga al gobierno catalán por los preparativos del referendo del 1-O ha citado como investigados al exsenador de ERC Santi Vidal y al expresidente del Consell Nacional para la Transición Nacional Carles Viver i Pi Sunyer, dos de las figuras clave del procedimiento.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona ha citado a Vidal y a Pi i Sunyer el próximo miércoles, 14 de febrero, en el marco de la causa que tiene abierta desde el pasado año contra una treintena de personas por los delitos de revelación de secretos, malversación, desobediencia y prevaricación, entre otros.

El juez ha acordado citar a Vidal y a Pi i Sunyer casi un año después de abrir la investigación a raíz de las conferencias en las que el exsenador de ERC aseguró que la Generalitat disponía de una partida camuflada de 400 millones de euros para montar el referéndum de independencia y preparar las estructuras de Estado de una Cataluña independiente.

Tanto Vidal, que en el 2015 fue suspendido tres años como juez, como Pi i Sunyer figuran desde hace meses como principales investigados en esta causa, por la que el pasado 20 de septiembre la Guardia Civil detuvo a una quincena de personas, entre ellos el exsecretario general de Vicepresidencia Josep Maria Jové -número 2 del exconseller Oriol Junqueras- y al exsecretario de Hacienda Lluis Salvadó.

A partir de los informes elaborados por la Guardia Civil, el juez sospecha que Vidal participó en la ideación, creación, desarrollo y puesta en marcha de las denominadas «estructuras de Estado», fundamentalmente en su aspecto jurídico, tanto respecto a las llamadas «leyes de desconexión» como en la creación de la nueva Agencia Tributaria Catalana.

Por su parte, Viver i Pi Sunyer desarrolló, según el juez, un papel parecido al de Vidal, especialmente centrado en los aspectos jurídicos, de los que tenía amplios conocimientos por haber sido miembro del Tribunal Constitucional y presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional.

El juez ya había citado previamente, para este domingo, 11 de febrero, a otros cinco imputados, entre ellos el exjefe del gabinete de la Consejería de Gobernación Jordi Cabrafiga, en un interrogatorio con el que pretende aclarar su papel a la hora de supervisar que el proyecto de la web del referendum.cat se implementara sin contratiempos.

Además, el titular del juzgado de instrucción 13 de Barcelona también ha citado el domingo a otros cuatro imputados, vinculados todos ellos al Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (CTTI) de la Generalitat: su director de área TIC, Lluis Domingo y su director corporativo, Valentín Arroyo, y dos trabajadores.

Los cuatro investigados del CTTI figuran en la causa por el desarrollo y ejecución del proyecto de la web referendum.cat.

El juez inició la ronda de interrogatorios el pasado sábado, cuando citó a dos testigos expertos en participación e informática, que vincularon al expresidente Carles Puidgemont y al exvicepresidente Oriol Junqueras en las reuniones técnicas para organizar el 1-O.

 

ERC se desmarca de la nueva propuesta de Puigdemont para ser investido

C. Reino
.

Junts per Catalunya propone trasladar el Gobierno efectivo a Bruselas para que lo presida el expresident

Esquerra puso ayer distancia ante la última oferta lanzada desde Junts per Catalunya para tratar de salvar la elección de Carles Puigdemont sin necesidad de que el expresidente de la Generalitat tenga que regresar a España y enfrentarse a una detención segura. La lista del exjefe del Ejecutivo catalán, que ayer cumplió sus primeros cien días en Bruselas, insiste en una doble presidencia, una en Barcelona y otra en la capital belga. Esta idea no es nueva. Lo que es novedad es que la que llevaría el peso político sería la de Bruselas, encabezada por Puigdemont, junto con los exconsejeros que le acompañan en Bélgica.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La CUP se abre a investir un candidato alternativo si no puede ser Puigdemont