El PSOE lanza diez iniciativas para poner fin a la parálisis de un Gobierno «sin pulso»

Pedro Sánchez llama a «hacer país» con medidas como la equiparación salarial entre hombre y mujer o una renta básica

.

madrid / la voz

El PSOE quiere «hacer país». Pedro Sánchez convocó ayer a primera hora de la mañana en el Congreso a una nutrida representación de los diputados, senadores y europarlamentarios socialistas para compartir con ellos una batería de diez propuestas legislativas que impulsará Ferraz a lo largo de los próximos seis meses y con las que pretende ayudar a sacar a España de la parálisis en la que se encuentra por culpa de un Gobierno «sin pulso».

Tan solo ofreció unas pequeñas pinceladas de las principales medidas que propulsará su formación a lo largo de este período de sesiones, pero que sirven para ver por dónde irán los tiros.

La primera será una ley de igualdad laboral, que se encargará de presentar el propio secretario general del PSOE el próximo 22 de febrero, coincidiendo con el Día Internacional de la Igualdad Salarial entre hombres y mujeres. Sánchez ataca con determinación el espacio concedido por Rajoy en esta área. A pesar de que se retractó unas horas más tarde, el presidente del Gobierno se autolesionó la pasada semana al responder en una entrevista que él no podía hacer nada para salvar la brecha salarial entre sexos.

El segundo objetivo de Sánchez será la derogación del artículo 42.1 de la reforma laboral, especialmente lo relativo al apartado de la subcontratación. La tercera medida, también centrada en el ámbito laboral, será volcarse con la iniciativa legislativa popular de renta básica presentada recientemente por los sindicatos para «amparar» a las familias que no disponen de ninguna fuente de ingresos.

El PSOE también promoverá acciones para frenar el cambio climático y para favorecer la transición energética hacia un modelo sostenible. Otro de los grandes objetivos que se propone Ferraz es «encontrar una salida al déficit estructural del sistema público de pensiones».

Las otras cinco iniciativas que impulsarán los socialistas serán: una reforma de la Ley de Memoria Histórica, el cumplimiento del pacto contra la violencia machista aprobado recientemente en el Congreso, una proposición de ley para reconocer la eutanasia, la derogación de la ley mordaza y el reconocimiento de la igualdad de trato para acabar con comportamientos discriminatorios que sufren determinados colectivos.

«Oposición de Estado»

Junto al anuncio de estas propuestas, el líder socialista defendió ayer la postura adoptada por su partido; especialmente a lo largo de los últimos seis meses, coincidiendo con el desafío secesionista en Cataluña, en los que considera que «ha estado donde se le esperaba: en defensa de la Constitución», afirmó. Sánchez dijo que la formación que dirige está realizando una gran labor de «oposición de Estado», tarea en la que resulta necesario combinar momentos puntuales de apoyo al Gobierno, como en la aplicación del 155, y otros, la mayoría, en los que tiene que denunciar la acción del Ejecutivo.

Sánchez pretende reactivar la comisión territorial invitando a los presidentes autonómicos

Pedro Sánchez no se rinde. Desde el arranque de la comisión de evaluación del Estado de las autonomías, casi todas y cada una de las exposiciones de los expertos que han ido desfilando por el Congreso han coincidido en que la Constitución puede modificarse, pero que este momento de tanta inestabilidad y fragmentación política no es el más adecuado para lanzarse a ello.

De esta forma, el gran proyecto abanderado por Ferraz con el que pretendía abrir una vía de entendimiento entre el independentismo catalán y el resto del Estado, caminado hacia un modelo federal, ha ido asistiendo a una preocupante pérdida de interés. Y eso que todavía no ha hecho más que empezar. Sin embargo, el secretario general socialista no piensa dar su brazo a torcer y considera que este foro continúa siendo un espacio donde se puede entablar «un diálogo multilateral» entre todos los grupos políticos del Congreso.

Durante su encuentro de ayer con diputados, senadores y europarlamentarios socialistas, Pedro Sánchez mostró su intención de «seguir dando impulso a esa comisión», por lo que su grupo parlamentario planteará la comparecencia en marzo de todos los presidentes autonómicos para que ofrezcan su diagnóstico sobre el funcionamiento del Estado de las autonomías. Dentro de este grupo de mandatarios se encuentra la presidenta de la Junta de Andalucía, su rival en las pasadas primarias, en las que recuperó el mando de Ferraz y con la que mantiene una complicada relación.

Pastor se reunirá con los portavoces para abordar el bloqueo legislativo del Congreso

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, tiene previsto celebrar un encuentro informal con los portavoces parlamentarios para abordar el bloqueo legislativo que vive la Cámara. A los vetos del Gobierno a iniciativas de la oposición que suponen alteraciones presupuestarias hay que sumar las continuas ampliaciones de los plazos de enmiendas que mantienen en un cajón innumerables proposiciones de ley. Pastor fue conminada recientemente por el líder de IU, Alberto Garzón, a tomar medidas en el asunto, pero en su entorno recuerdan que deshacer el entuerto no está en sus manos sino en las de los propios grupos, a los que reclamará voluntad de acuerdo.

En la agenda de la presidenta del Parlamento está diseñar con los portavoces parlamentarios un calendario para poner en marcha el gran número de comisiones y subcomisiones que se han aprobado pero que no han iniciado su actividad. Pastor explicó que la constitución de las comisiones no corresponde a la presidencia, sino al acuerdo de los grupos, a pesar de que algunos ciudadanos, como las víctimas del Alvia, se dirijan a ella en demanda de su puesta en marcha. «Yo lo que quiero es que se avance en esta casa con acuerdo de todos. Estas decisiones les corresponden a los grupos, no a la presidenta», remarcó.

En esa reunión informal también se hablará de los dilatados plazos de enmiendas de decenas de iniciativas parlamentarias que llevan paralizadas desde hace meses en el Congreso. Pastor intentará acordar con los grupos cómo ir sacando poco a poco adelante esas proposiciones de ley, estancadas semana tras semana mediante la ampliación del plazo de enmiendas. Una competencia de la Mesa, en la que el Partido Popular y Ciudadanos tienen mayoría.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El PSOE lanza diez iniciativas para poner fin a la parálisis de un Gobierno «sin pulso»