Anna Gabriel también huye de la justicia y se queda en Suiza

La dirigente de la CUP no irá ir a declarar mañana ante el Tribunal Supremo, al considerar que no iba a tener un «juicio justo» en España

Anna Gabriel, con su nueva imagen
Anna Gabriel, con su nueva imagen
Agencias
Ginebra

La dirigente de la CUP Anna Gabriel ha anunciado su decisión de quedarse en Suiza, donde se encuentra actualmente, y no ir a declarar mañana ante el Tribunal Supremo, al considerar que no iba a tener un «juicio justo» en España.

 «No iré a Madrid», asegura Gabriel en una entrevista en la edición en papel del diario suizo Les Temps, en la que añade que en Suiza podrá proteger mejor sus derechos. 

La dirigente de la CUP está dispuesta a pedir asilo político si España solicita su extradición, y dice (en una entrevista a la radiotelevisión pública francófona RTS) que su intención es instalarse en el país helvético para reanudar su carrera académica. Fue profesora de Derecho en Barcelona.

Gabriel ha presentado un escrito ante el Supremo confirmando lo dicho en la entrevista. La CUP ha emitido también un comunicado para darle «pleno apoyo» a su antigua diputada. La formación considera que «ya se ha decidido su culpabilidad».

Gabriel, después de semanas en paradero desconocido, se desplazó el fin de semana a Ginebra.

La anticapitalista ha comparado la situación en España con «lo que sucede en estos momentos en Turquía» y ha criticado que está siendo investigada por su actividad política, ya que siempre ha defendido pacíficamente la celebración del referendo del 1 de octubre, ha dicho.

«Cuando vi el destino de algunos de mis colegas que están en prisión desde diciembre, me di cuenta de que debía irme. No soy la única en arriesgarme a ir a la cárcel, el resto del Govern está amenazado», ha explicado, en referencia a los consejeros destituidos en prisión preventiva, y ha considerado que será más útil a su movimiento desde el extranjero que desde la cárcel.

Ha asegurado que «la cuestión de Cataluña debería poder resolverse políticamente, pero las autoridades españolas quieren silenciar la independencia mediante la represión», y sostiene que el Gobierno central no actúa ante la violencia de grupos fascistas.

Asimismo, lamenta que «maestros, policías, políticos e incluso meros electores» también están siendo investigados por su papel en el proceso soberanista catalán.

El rostro más conocido de la CUP

Anna Gabriel es el rostro más conocido y de mayor presencia mediática de la CUP aunque en esta legislatura ya no tenga escaño en el Parlamento de Cataluña. El juez instructor de la causa del 1-O la había citado a declarar este martes por su presunta participación en el comité estratégico del proceso independentista, una suerte de gobierno en la sombra que movía los hilos de las operaciones. Pero su abogado alegó compromisos previos y Llarena pospuso la declaración hasta el miércoles.

La decisión de Gabriel de no presentarse en el Supremo, en principio, no comprometerá la situación procesal de los cuatro miembros del «procés» citados entre ayer y hoy y que formaban parte del comité estratégico del desafío soberanista, de acuerdo con el documento Enfocats incautado a Josep María Jové, mano derecha de Oriol Junqueras.

Anna Gabriel solo se convertirá en prófuga de la Justicia después de que la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, la coordinadora del PDECat, Marta Pascal, el expresidente Artur Mas y la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia, Neus Lloveras hayan pasado por el despacho del juez. Un detalle no menor, porque Llarena ha dejado claro en sus autos de rechazo a las peticiones de libertad de Junqueras y los demás encarcelados que la huida de Carles Puigdemont y cuatro exconsejeros a Bélgica es un elemento que refuerza el riesgo de fuga de los demás investigados.

Marta Rovira, en libertad bajo fianza de 60.000 euros

Ayer ya declararon ante el juez Marta Rovira (ERC), que quedó en libertad bajo fianza de 60.000 euros, y Marta Pascal (PDECat). Ambas defendieron ante el Supremo que la declaración unilateral de independencia (DUI) tuvo un carácter político pero ningún efecto jurídico.

Las dos, además, restaron importancia al documento EnfoCats y negaron reuniones del comité estratégico recogido en este documento. Pascal ha apostado ante el juez por respetar la Constitución y el Estatut y ha rechazado la vía unilateral hacia la independencia de Cataluña.

Junto a ello, las dos han coincidido en rechazar cualquier violencia. Ambas han reconocido además reuniones con Carles Puigdemont, expresident de la Generalitat, y los huidos en Bruselas al menos en dos ocasiones.

En el caso de Pascal, su abogado ha protestado cuando se le ha preguntado si condenaba expresamente los actos violentos contra la Policía, porque consideraba que se buscaba incriminar opiniones políticas, pero ella sí ha querido aclarar que le «disgusta» la violencia. Por su parte, Rovira ha dejado claro que nunca ha amparado ni ha estado de acuerdo con ningún tipo de violencia.

Sobre el referendo, Rovira ha afirmado al juez que el 1 de octubre propuso suspender las votaciones en vista de la violencia policial. Fue durante una reunión con miembros del Govern y de partidos independentistas, pero todos, incluido Carles Puigdemont, se negaron a hacerlo.

El juez Llarena deja en libertad a Artur Mas tras declarar sobre su implicación en el «procés»

Efe
.

No impone medidas cautelares a pesar de que la acusación popular de VOX había pedido 60.000 euros

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga la causa por el «procés» hacia la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), ha dejado hoy en libertad sin medidas cautelares al expresidente de la Generalitat Artur Mas, tras comparecer más de tres horas, fuentes jurídicas. La acusación popular de VOX había pedido previamente a Llarena la libertad provisional bajo fianza mínima de 60.000 euros, comparecencias ante el juzgado cada 15 días y la retirada del pasaporte.

De esta manera, se ha celebrado una vistilla en la que el juez ha acordado no imponer ninguna media cautelar, aunque si ha preguntado al expresidente si estaba dispuesto a comparecer ante el juzgado en caso de ser requerido, a lo que Mas ha respondido que sí.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Anna Gabriel también huye de la justicia y se queda en Suiza