El CGPJ acusa a Roger Torrent de atacar el «modelo de convivencia» al hablar de «presos políticos»

Roger Torrent se ha reafirmado esta mañana en su argumentario de «diputados presos y exiliados»

.

El Consejo General del Poder Judicial ha reprochado al presidente del Parlament, Roger Torrent, su «grave» ataque a la independencia de los jueces al hablar ayer de presos políticos en un acto institucional, afirmación que llevó a la cúpula judicial catalana allí presente a abandonar la sala como protesta.

«Reiteramos que afirmar la existencia de presos políticos, y en especial por un representante institucional, es una descalificación muy grave de la función judicial, que trasciende al propio Poder Judicial, atacando frontalmente a nuestro modelo de convivencia basado en el respeto a la Ley», advierte la comisión permanente del CGPJ en una declaración aprobada hoy en sesión extraordinaria.

Para el CGPJ, «las manifestaciones realizadas en un ámbito institucional por quien ostenta la representación de un Parlamento autonómico nos obligan a recordar a las instituciones y a la sociedad, que el Poder Judicial actúa siempre desde la más absoluta independencia».

La decisión de decretar la prisión provisional se adoptó «en el curso de un proceso con todas las garantías, y en el ejercicio legítimo de la función jurisdiccional», basándose «exclusivamente en la Ley y no en mandatos ajenos», explica el documento, que se divide en dos puntos, uno sobre el respeto institucional debido al Estado de Derecho y el relativo a la prisión preventiva en España.

Si bien asume el CGPJ que, como órgano de gobierno de los jueces, no le compete hacer valoraciones políticas, cree necesario ante este tipo de ataques «defender los valores que conforman el Estado de Derecho», como la independencia judicial, que a «todos nos concierne respetar y defender».

«En un Estado Social y Democrático de Derecho como el nuestro, al margen de la Ley y del Derecho no hay libertad ni democracia» y reitera que los jueces y magistrados en España «cumplen con su misión constitucional de garantizar el imperio de la Ley y el respeto al Estado de Derecho».

En la tarde ayer la cúpula judicial de Cataluña optó por plantar al presidente del Parlament, Roger Torrent, en el preciso momento en que denunciaba la existencia de «presos políticos» en su discurso de intervención en la tradicional ceremonia de homenaje a la abogacía catalana, en presencia del ministro de Justicia, Rafael Catalá.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos; el presidente de la Audiencia de Barcelona, Antonio Recio; el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, y la fiscal provincial de Barcelona, Concha Talón, fueron los primeros en abandonar la sala con visible precipitación a la vez que Torrent trataba de finalizar su discurso pese a la interrupción.

A la iniciativa de la cúpula judicial se sumaron algunos de los abogados asistentes, mientras que Catalá optó por quedarse hasta el final del acto, según dijo después, por respeto al Colegio de Abogados de Barcelona, en cuya sede se celebró el acto.

No obstante, aseguró que al término de este le recriminó personalmente a Torrent sus palabras señalándole que se había equivocado profundamente porque no se trataba de un acto político, sino profesional. «Yo me he mantenido por respeto al colegio y la decana, pero estábamos muy incómodos porque se estaban haciendo afirmaciones que, por otro parte, son absolutamente falsas», comentó Catalá.

  Roger Torrent se reafirma en su defensa de los «diputados presos y exiliados»

El president del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, se ha reafirmado hoy en su defensa de los derechos de los 135 diputados catalanes, incluidos los «presos y exiliados, hasta que estén en casa». En su página de Facebook, Roger Torrent hace hoy varias consideraciones acerca del desarrollo de la sesión de ayer en el Colegio de Abogados de Barcelona.

Torrent argumenta en su Facebook que preside un Parlament «que vive una situación anómala: con diputados en prisión y en el exilio, que se ven privados de sus derechos políticos, y, en consecuencia, los de los centenares de miles de personas que les han votado».

Ha considerado, pues, su «obligación» de velar por sus derechos porque, si no lo hiciera, «si normalizara esta anomalía, no estaría cumpliendo con las funciones de mi cargo», opina. 

A su juicio, la libertad de expresión ha de ser válida para todos y esto incluye a «aquellos que quieran expresar su desacuerdo» con sus palabras abandonando el acto. «Considero básico el respeto institucional, pero la defensa de la libertad de expresión se demuestra, sobre todo, cuando vemos o escuchamos cosas que no nos gustan», añade.

El president del Parlament catalán ha opinado que el sistema judicial catalán y español «está lleno de buenos profesionales, que creen en la Justicia, la democracia y el Estado de derecho». «Y precisamente por eso es necesario que los profesionales del mundo jurídico asuman, como me consta que hacen, la gravedad del momento que estamos viviendo», ha indicado.

También da las gracias a los abogados y abogadas por el trabajo que realizan y les anima a seguir defendiendo «con firmeza, rigor y determinación los derechos y las libertades».

El secesionismo catalán se desploma por la parálisis y los enfrentamientos

Fran Balado
.

Solo el 40,8 % son partidarios de la independencia, 8 puntos menos que hace tres meses

Hasta los independentistas comienzan a estar hartos de la situación de parálisis que hay en Cataluña. Es una de las grandes conclusiones que se desprende del barómetro elaborado por el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), el CIS catalán, organismo dependiente de la Generalitat, que este viernes publicó su último trabajo. En él se recoge que en tan solo tres meses el número de personas que desean que Cataluña se convierta en un Estado independiente se ha desplomado casi ocho puntos, pasando de un 48,7 % (cifra récord lograda en octubre del 2017) al 40,8 % actual. Mientras, el número de catalanes que no desean la independencia se dispara en más de diez puntos, desde el 43,6 % del anterior barómetro hasta el 53,9 % de ahora.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El CGPJ acusa a Roger Torrent de atacar el «modelo de convivencia» al hablar de «presos políticos»