Los Mossos intentaron quemar documentos con datos de seguimientos a políticos y periodistas

Un informe de la Policía Nacional conluye que realizaron tareas de vigilancia y de control de personas y entidades  contrarias a las tesis independentistas

.

Redacción

Los Mosos d'Esquadra realizaban seguimientos a políticos del PP, Ciudadanos, PSC y PDECat y también a activistas, personajes públicos o privados y entidades y plataformas de perfil constitucionalista. Así figura en varios informes que la Policía Nacional ha entregado a la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, según desvela hoy El Periódico.

La Policía Nacional define estas acciones como un «servicio ilegal de espionaje» de la Generalitat de Catalunya y los datos recabados forman parte de los documentos que agentes de los Mossos d'Esquadra iban a destruir el pasado 26 de octubre en la incineradora de San Adrià del Besós, según revela el periódico catalán.

Este informe de la Brigada de Información de la Policía Nacional de Barcelona asegura que la Generalitat «quería tener perfectamente controlados» con tareas de vigilancia, seguimientos, grabaciones y fotografías a personas y entidades contrarias a las tesis independentistas y empleó para estas labores fondos reservados.

 Algunos de los espiados o controlados por los Mossos fueron Albert Rivera o el abogado José María Fuster. En los documentos se hace referencia a «una boda en Madrid de la familia Fuster Fabra» a la que asistió el líder de Ciudadanos. 

Este grupo de los Mossos vigiló especialmente la manifestación del 19 de marzo en Barcelona, según revela El Periódico, e identificaron a los líderes de la movilización: Carlos Carrizosa, Susana Beltrán  y Sergio Santamaría -diputados de Ciudadanos-, Alberto Fernández Díaz -presidente del PP catalán-, Albert Castillón -periodista de Antena 3- y Mariano Gomám presidente de Societat Civil Catalana.  

En las notas sobre esa movilización muestran su preocupación por el auge de Ciudadanos:  «el número de personas vinculadas a Ciutadans ha crecido en los últimos años, han sabido movilizar personas mediáticas relacionadas con medios de comunicación como políticos en activo de partidos de centro derecha».

Los Mossos también trataron de quemar documentos sobre seguimientos a varios periodistas, en concreto de El Confidencial. Había realizado un completo informe sobre varios comunicadores, según concluye en su oficio la Policía Nacional. 

Lamela imputa al exdirector de los Mossos y al exsecretario catalán de Interior

EFE
.

Aampliar a estos dos exaltos cargos la investigación por la inactividad de los Mossos en el referendo del 1-O

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha imputado este miércoles al exdirector de los Mossos d'Esquadra Pere Soler -el que fuera jefe político del Mayor Josep Lluis Trapero- y al ex secretario general de Interior César Puig en relación con la actuación de la policía autonómica.

La magistrada, que ha citado a ambos para el próximo 9 de marzo, ha adoptado esta decisión en un auto a petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional que la pasada semana le pidió ampliar la investigación por la inactividad de los Mossos el 1-O a estos dos exaltos cargos.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los Mossos intentaron quemar documentos con datos de seguimientos a políticos y periodistas