Jordi Sànchez pide al Supremo salir de prisión para ser investido

El debate de investidura está previsto para el próximo 12 de marzo y el diputado de JxCat quiere «garantizar así sus derechos políticos y los de sus votantes»

Jordi Sánchez.Jordi Sànchez, en una imagen del pasado 6 de octubre, antes de declarar en la Audiencia Nacional
Jordi Sànchez, en una imagen del pasado 6 de octubre, antes de declarar en la Audiencia Nacional

Barcelona

El número dos de JxCat, Jordi Sànchez, propuesto como candidato a la Presidencia de la Generalitat, ha pedido al Tribunal Supremo y al Constitucional que lo dejen libre o le permitan acudir al Parlament para su investidura el próximo lunes, alegando que su voluntad y la de su grupo es respetar la «legislación vigente».

En sendos escritos, la defensa de Jordi Sànchez solicita al juez del Supremo Pablo Llarena que le deje en libertad o que le permita «acudir personalmente al debate de investidura» que, según el escrito, está previsto para el próximo 12 de marzo, para garantizar así sus derechos políticos y los de sus votantes. Lo que no está claro aún que Junts tenga los apoyos suficientes para sacar adelante dicha propuesta, ya que la CUP avanzó ayer que no apoyaría ningún candidato que no garantice la república catalana.

La CUP bloqueará cualquier investidura «autonomista» y exige la República a cambio de su apoyo

Europa Press
El diputado de la CUP, Carles Riera, tras la reunión mantenida con Torrent
El diputado de la CUP, Carles Riera, tras la reunión mantenida con Torrent

El diputado Carles Riera subraya que la falta de acuerdo con JxCat y ERC no se debe al nombre propuesto, sino a que plantean un Govern autonomista en vez de republicano

El diputado de la CUP en el Parlament Carles Riera ha advertido este lunes a JxCat y ERC que sus cuatro diputados mantendrán la abstención en un pleno de investidura, sea quien sea el candidato, ya que la falta de acuerdo con ambos grupos no se debe al nombre propuesto, sino a que plantean un Govern autonomista en vez de republicano catalán.

Lo ha dicho en rueda de prensa tras reunirse con el presidente del Parlament, Roger Torrent, que ha abierto ronda de contactos con los grupos para investir a un presidente de la Generalitat, y Riera le ha transmitido: «Un candidato que quiera ser autonomista contará con nuestra abstención, pero, con un programa republicano sobre la mesa, nosotros podemos aceptar cualquier nombre».

Seguir leyendo

Jordi Sànchez, ha asegurado este martes que si es investido trabajará «por el conjunto de la ciudadanía, por la libertad y la democracia».

En una publicación en su cuenta de Twitter, ha agradecido la confianza por ser propuesto como candidato a la Presidencia y ha reivindicado que quiere presidir la Generalitat «con la dignidad que la sociedad catalana siempre ha mostrado».

«Si el Parlament me elige presidente, que nadie dude que trabajaré por el conjunto de la ciudadanía, por la libertad y la democracia. Y lo haré con la dignidad que la sociedad catalana siempre ha mostrado. ¡Luz en los ojos y fuerza en el brazo!», ha manifestado.

Esta misma mañana, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha firmado la convocatoria del debate de investidura de Jordi Sànchez para un pleno que se celebrará el lunes 12 de marzo a las diez de la mañana.

Se da el caso de que la fecha de celebración del pleno ha trascendido públicamente a través de esos escritos de la defensa del diputado, antes de que Torrent hiciera oficial la convocatoria del debate de investidura, algo que se ha producido minutos después mediante un comunicado de prensa.

Para ser investido en primera votación, el candidato necesitará el apoyo de la mayoría absoluta de la cámara, es decir, un mínimo de 68 diputados. Si no consiguiera la mayoría absoluta, se podría someter a un segundo debate y a una segunda votación, dos días después, cuando bastará con que obtenga la mayoría simple, es decir, más votos a favor que no en contra. 

JxCat promoverá una querella criminal contra Llarena si no libera a Sànchez

El portavoz adjunto de Junts per Catalunya (JxCat), Eduard Pujol, ha anunciado hoy que su grupo parlamentario promoverá una «querella criminal por prevaricación» contra el juez del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena si no deja en libertad a Jordi Sànchez o no le permite acudir al pleno de investidura del próximo lunes.

«Sería un hecho gravísimo, absolutamente inoportuno y que traicionaría la voluntad de los ciudadanos de Cataluña. Los jueces han de ser jueces, han de ser justos y no pueden decidir el futuro político de los países bloqueando investiduras», ha señalado el dirigente de la formación liderada por Carles Puigdemont. 

Otras reacciones

El portavoz parlamentario del PPC, Alejandro Fernández, ha afirmado hoy que el Parlament no debe pedir un permiso para que el candidato de JxCat, Jordi Sànchez -en prisión preventiva-, se pueda someter a la investidura, ya que si lo pide trasladaría una imagen de «falta de neutralidad y objetividad».

«El Parlament debe mantener una exquisita neutralidad en este tipo de cuestiones y, por tanto, no le corresponde al Parlament de Cataluña lanzar un posicionamiento de estas características», ha argumentado Fernández en rueda de prensa en la cámara catalana.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha criticado hoy que el presidente del Parlament, Roger Torrent, y la Mesa de la cámara catalana «estén al servicio» de Carles Puigdemont, «pendientes todo el día» de las peticiones del expresidente de la Generalitat.

Tres hijos de Pujol, en el origen del desafío secesionista

Melchor Saiz-Pardo

Asistieron a una reunión para poner en marcha la hoja de ruta independentista e informar de ello a sectores sociales afines, según documentos que trataron de quemar los Mossos

Las decenas de documentos que los Mossos d’Esquadra intentaron quemar el pasado 26 de octubre en la incineradora de San Adrià del Besós se están convirtiendo en una verdadera mina de información para los investigadores de la Policía Nacional, no solo sobre los preparativos del 1-O como esperaban, sino también de cómo se desembocó en el desafío independentista. Un documento hallado en la denominada caja 4 que los Mossos pretendía destruir cuando los antidisturbios de la Policía lo impidieron por orden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela apunta un dato hasta ahora inédito: que tres de los hijos del expresidente Jordi Pujol estuvieron en el germen del plan independentista que acabó con la intentona secesionista del pasado otoño.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Jordi Sànchez pide al Supremo salir de prisión para ser investido