Cifuentes se defiende y rechaza dimitir: «El máster es perfectamente legal y real»

La presidenta madrileña asegura que sale reforzada de estos ataques personales y avanza que ya ha registrado una querella criminal contra los dos periodistas que han destapado el caso. El PSOE anuncia que presentará una moción de censura, aunque precisa el apoyo del resto de la oposición

Cifuentes: «Mi master es real y legal» La presidenta de la Comunidad de Madrid se defiende aportando documentos oficiales

Madrid | La Voz

Cristina Cifuentes no tiene pensado dimitir. La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha presentado ante la Asamblea como una víctima por su «actitud de tolerancia cero contra la corrupción, venga de donde venga», y ha intentado defenderse como un gato panza arriba de todas las acusaciones de las fuerzas de la oposición, que han cuestionado los mecanismos con los que ha logrado su título de máster en la Universidad Rey Juan Carlos. 

La dirigente autonómica denunció que estos ataques forman parte de una campaña que intenta acabar con ella desde el inicio de su legislatura. «Esta es la última de estas maniobras, y una de las más graves, porque recurre al desprestigio personal», lamentó. «Una operación política de la izquierda para ganar en los medios y en las redes lo que no han logrado en las urnas». Cifuentes aseguró que los que tratan de acabar con ella lo único que han logrado es el efecto contrario, por lo que saldrá reforzada, y pasó al contragolpe anunciando que en las últimas horas ha tramitado la querella criminal que había anunciado previamente contra los dos periodistas que publicaron las informaciones que cuestionan la limpieza de su titulación. 

Cifuentes, que arrancó su intervención en la Cámara denunciando que su simple presencia ya de por sí constituía «un acto preocupante, un síntoma claro de la manipulación de nuestros mecanismos parlamentarios», denunció que en este caso «se han traspasado todas las líneas rojas, todos los principios éticos. Se ha intentado destruir a la persona, y no al adversario político». 

Finalmente, Cifuentes, que aseguró estar tranquila, defendió que su acuerdo de investidura «no ha sido incumplido» y que su título de máster «es perfectamente legal y real. Ni mi currículo ni mis calificaciones han sido falsificadas ni falseadas», aseveró antes de presentar varios documentos relativos al máster, como la matrícula, el certificado académico, la calificación de su trabajo de fin de máster, una autorización suya a la universidad para hacer público dicho trabajo, el justificante del pago por la expedición del título, un correo electrónico enviado por un catedrático pidiendo una rectificación en sus calificaciones y otra carta del mismo dirigida al rector garantizando que lo único que había sucedido con su caso fue un error de transcripción, y que este también afectó a otros alumnos. 

Ni a Podemos, ni al PSOE ni a Ciudadanos le han convencido sus explicaciones. Los dos primeros planean presentar una moción de censura, mientras la formación naranja, la misma que sostiene a Cifuentes en el Gobierno, ha anunciado que impulsará una comisión de investigación específica para seguir el caso. 

Según publicó hace dos semanas Eldiario.es, la dirigente popular se benefició de un trato de favor por parte de los directores de este título de posgrado, en el que se habría matriculado tres meses fuera de plazo, en el que ningún otro alumno la habría visto jamás por clase y en el que dos de las materias pasaron sospechosamente de no presentado a notable; entre ellas, el trabajo de fin de máster, que ha sido incapaz de presentar por mucho que se lo han solicitado el resto de grupos políticos. 

La Asamblea de Madrid citó a la presidenta Cifuentes este miércoles a las 16.30 para un pleno extraordinario con un único punto del día: su máster. En una jornada ya de por sí convulsa, Cifuentes se desayunó con una publicación de El Confidencial denunciando que el acta de registro del trabajo de fin de máster, uno de los documentos aportados, cuenta con dos firmas falsificadas.

En la cúpula se intercalan los silencios, los mensajes ambiguos y algunas muestras de apoyo furibundas, pocas, entre las que destacó el de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Este fin de semana el PP celebra en Sevilla su convención nacional, en la que tiene puestas grandes esperanzas para relanzar su marca.

El PSOE anuncia una moción de censura

El PSOE de Madrid ha anunciado que presentará una moción de censura tras la comparecencia de Cifuentes en caso de que no dimita de su cargo. Sin embargo, los socialistas cuentan con 37 diputados, insuficientes para alcanzar los 65 que sacarían adelante la moción. 

Los diputados del grupo de Podemos solo sumarían 27 votos, por lo que el PSOE-M también precisarían el apoyo de Ciudadanos, que de momento descarta otorgárselo a la espera de los resultados de la comisión de investigación de la propia universidad.

En declaraciones a los periodistas tras el pleno extraordinario, Gabilondo ha anunciado esta medida que se tomará «con toda celeridad» ante la «alarma» creada por las supuestas irregularidades en el título obtenido por la dirigente autonómica en la Universidad Rey Juan Carlos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cifuentes se defiende y rechaza dimitir: «El máster es perfectamente legal y real»