Pedro Sánchez sobre el escándalo Cifuentes: «El PP mete la mano y Rivera les echa una manita».

El líder del PSOE acusa a los de PP y Ciudadanos de connivencia en el «mastergate»: «Si ella sigue, será porque habrán mirado para otro lado»

.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, afirma que, si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, acaba la legislatura, será porque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, «habrán mirado para otro lado».

Sánchez se ha referido así a la polémica del máster de Cristina Cifuentes, en su intervención en la fiesta del Día de la Rosa del PSOE Alto Aragón, en Ayerbe (Huesca), donde ha indicado que cada vez que el PP «hace aguas», Rivera acude «presto» a apoyar y a «encubrir los casos de corrupción, como por ejemplo en Madrid».

«Si algo ha quedado en evidencia en las últimas horas, es que Cifuentes, acabar el máster, no parece que lo acabara; ahora, si acaba esta legislatura como presidenta, será porque Rajoy y Rivera habrán mirado para otro lado», ha manifestado.

Y ha comentado que Rajoy y Rivera hacen un «tándem perfecto»: «El PP mete la mano y Rivera les echa una manita».Por eso, ha añadido, hay que «dejar las cosas claras» y decir que la moción registrada por el PSOE en la Asamblea de Madrid es una iniciativa para «recuperar la dignidad».

El PP intenta ganar tiempo y anuncia que apoyará una investigación a Cifuentes

Fran balado
.

Respondió a un ultimátum de C's que permitirá la comisión si se ajusta al reglamento

El PP trata de ganar tiempo como sea para intentar encontrar una salida al atolladero en el que se encuentra Cristina Cifuentes. Para ello, ayer mostró su disposición a permitir una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. Salía así al paso del ultimátum que le dio Ciudadanos para que la aceptara en un plazo de 48 horas. De lo contrario, exigiría la dimisión de la presidenta madrileña. Los populares ganaron así un poco de aire, el mismo que le dieron a Cristina Cifuentes en la convención del partido en Sevilla. Aunque son muchos los barones que recelan de las explicaciones de la madrileña, Mariano Rajoy ha impuesto una tregua interna para evitar que la polémica por el máster de Cifuentes arruine por completo la reunión con la que el presidente popular pretendía relanzar el partido y dar el pistoletazo de arranque de la campaña hacia las autonómicas y municipales del próximo año. Por ello, los asistentes a la convención recibieron por la tarde a Cifuentes con una ovación. La presidenta madrileña agradeció el apoyo en unos momentos que, según reconoció, «están siendo muy duros». Y les devolvió el favor mostrando su orgullo por pertenecer a un «partido con miles de hombres y mujeres honrados».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Pedro Sánchez sobre el escándalo Cifuentes: «El PP mete la mano y Rivera les echa una manita».