Cifuentes: «No voy a dimitir... Tengo apoyo de mi presidente»

La presidenta de la Comunidad de Madrid, en pleno escándalo «mastergate» y bajo la amenaza de una moción de censura, dice que tiene el respaldo del PP y de Rajoy. Anuncia por carta que renuncia al controvertido máster

Cifuentes renuncia a su máster pero insiste en que lo hizo todo bien La presidenta madrileña dice que no hay razones objetivas para dimitir

Redacción

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha renunciado al máster de la Universidad Rey Juan Carlos en una carta enviada al rector, Javier Ramos, que publica okdiario. En ella, Cifuentes pide disculpas, aunque recuerda que cumplió con todo lo que le pidió la universidad y todo lo que exigía la ley. 

Cifuentes asegura que se trata de un máster «del que poseo el correspondiente Título Oficial, así como todos los certificados acreditativos del pago de tasas y de las calificaciones obtenidas en cada una de las distintas materias, debidamente sellados y compulsados por la Secretaría de la Universidad».

La Universidad Rey Juan Carlos tendrá ahora que solicitar al Ministerio de Educación que inicie el procedimiento de retirada del título si así lo considera la universidad. Así lo han explicado a Efe fuentes del Ministerio que dirige Íñigo Méndez de Vigo, que han recalcado que es la universidad la que tiene que hacer esa solicitud que, de momento, no han recibido.

La presidenta madrileña insiste en la misiva que no ha cometido «ninguna ilegalidad» y que ha cumplido «los requisitos de la Universidad me puso para conseguir dicho título». Pero explica que «diversas irregularidades administrativas, totalmente ajenas a mi» han dado lugar a su cuestionamiento.

También destaca en la carta que la posesión del máster no le ha reportado «beneficio ni ventaja profesional de ningún tipo. Ni ha facilitado mi promoción de ninguna manera en ningún ámbito laboral ni político. Ni me ha habilitado para un ejercicio profesional que no estuviera ya en condiciones de desarrollar con anterioridad».

Cifuentes reconoce que, «a la vista de lo que está ocurriendo, si me equivoqué, y en aquel momento debí rechazar las facilidades que me ofreció la Universidad, pido disculpas a cualquiera que haya podido sentirse agraviado». Y afirma que participó en dicho máster  por «ampliar conocimientos, pese a las dificultades personales que me impedían cursarlo en un régimen ordinario».

 Cifuentes reaparece ante la prensa 

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha reaparecido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno después de que llevara varias semanas sin hacerlo y lo ha hecho para defender que el Ejecutivo autonómico ha seguido trabajando estas semanas pese a la polémica del máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Sin salirse del guión, ha vuelto a dar las mismas explicaciones que ofreció en la carta remitida al rector de la Universidad y ha insistido en que no va a dimitir «porque no tiene razones para ello».

De rojo, un color muy habitual a su vestimenta, se ha sentado en la misma mesa que el portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, que últimamente es el que daba cuenta en la rueda de los acuerdos aprobados en la reunión semanal del Consejo y que, también en las últimas semanas, estaban centradas en preguntas de los medios sobre la polémica del título. Ha asegurado que la renuncia del máster no es un desafío a nadie y ha sido una decisión «absolutamente personal», que no ha consultado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.  «No quiero ese Master», ha sentenciado en la rueda de prensa.

Una acción «insuficiente» para la oposición

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha señalado que la renuncia al máster es una «condición necesaria, pero no suficiente» y ha pedido su dimisión. «Cifuentes está reconociendo que ha mentido y esa es la cuestión del caso», ha subrayado Sánchez.

En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, ha dicho que la decisión de la presidenta regional «deja en evidencia la verdad» y ha solicitado a Cifuentes la dimisión porque «en Madrid tiene que haber un cambio de gobierno». Para el líder socialista, el caso del máster «ha demostrado que no hay un nuevo o un viejo PP, sino que hay un solo PP y tiene que pasar a la oposición para regenerarse». En esta línea, Sánchez ha instado a Ciudadanos a que apoye la moción de censura presentada por el PSOE de Madrid para «recuperar las instituciones madrileñas» y ha criticado la relación entre el partido liderado por Albert Rivera y el PP, de la que ha dicho que «está paralizando la política en España».

Desde el partido naranja, por su parte, la renuncia de Cifuentes al máster «no cambia nada» en la posición de su partido, en palabras de su portavoz en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, que ha insistido en que la presidenta regional debe dimitir y el PP decidir su sustitución.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Efe, Aguado ha afirmado que la renuncia confirma que «hubo trato de favor». Es una «huida hacia adelante», ha dicho el portavoz de Ciudadanos, quien se ha preguntado «por qué, si ha hecho todo bien, renuncia al máster», y ha añadido que se aprecia el intento «de tapar, entre todos, una presunta trama delictiva». «La cuenta atrás sigue hacia la moción de censura (presentada por el PSOE contra Cifuentes) si el PP y Rajoy no actúan», ha concluido Aguado.

El líder del partido, Albert Rivera, también se ha referido al tema y ha señalado que la renuncia de Cristina Cifuentes es «su confesión» y pone en evidencia la «trama delictiva» en la universidad y sus «mentiras reiteradas» para encubrir los delitos. Espera, por tanto, que Rajoy no deje que «se pudra más» el caso y proponga a un presidente interino «limpio» para acabar la legislatura.

Apoyo incondicional de Cospedal

La secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha afirmado hoy que continúa apoyando a la presidenta de la Comunidad de Madrid. En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso antes de comparecer ante la Comisión de Defensa, ha dicho que la carta de Cifuentes está «muy bien fundamentada» y es «muy explicativa de todo lo ocurrido». Por ello, ha añadido, «continúo apoyando» a Cristina Cifuentes.

Los alumnos de la Rey Juan Carlos: «El sistema está podrido»

Fran Balado

Los estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos hablan sobre los efectos del «mastergate» de Cifuentes.

El terremoto Cifuentes ha sacudido con fuerza. Su demoledora onda expansiva ya tiene consecuencias directas en la política; en la Asamblea de Madrid, en donde se atisba una moción de censura que devuelva al PSOE a la Puerta del Sol tras más de dos décadas en la oposición; o en el corazón del PP, descabalgando a una de sus más firmes promesas para su regeneración y dividiendo al partido sobre la mejor estrategia a seguir para abordar la crisis.

Los temblores han atravesado el país de punta a punta. Galicia ya se ha cobrado su primera víctima, pero el resto de políticos del país afeitan su hoja de servicios ante el miedo a ser el siguiente. Hasta ahora, la maquillaban. Los currículos han pasado del exceso al defecto. El caso Cifuentes también ha afectado más allá de la política. La lupa está sobre la Rey Juan Carlos (URJC), pero en paralelo se ha abierto un debate sobre la salud del sistema universitario español. Los estudiantes de la URJC denuncian que los casos de enchufismo y clientelismo no son exclusivos de este centro. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Cifuentes: «No voy a dimitir... Tengo apoyo de mi presidente»