Una mujer de 31 años, herida grave tras ser atacada por un pitbull cuando visitaba a unos amigos en su casa

Cuando sus conocidos abrieron la puerta, fue atacada por el perro en el recibidor de la vivienda


Madrid

Una mujer de 31 años ha resultado herida grave esta noche tras ser atacada por un pitbull que la mordió en el tórax, el abdomen, las piernas y en el brazo derecho cuando visitaba a unos conocidos, dueños del perro, en una vivienda de la calle Manuel Maroto, en el barrio madrileño de Entrevías.

Según han informado a Efe fuentes de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, el suceso ha ocurrido pasadas las once de la noche cuando la mujer entraba en el domicilio de unos conocidos suyos, situado en el cuarto piso, con la intención de visitarles y, cuando éstos abrieron la puerta, fue atacada por el perro en el recibidor de la vivienda.

La mujer ha sufrido mordeduras en el tórax, el abdomen, en el brazo derecho y en las piernas y también desgarros en el muslo y en el brazo derecho, de los que ha sido atendida por el equipo médico del Summa 112 que se ha trasladado al lugar.

Tras estabilizarla, los efectivos de Emergencias de la Comunidad de Madrid han trasladado a la herida al Hospital 12 de octubre, donde ha quedado ingresada en estado grave.

El pitbull no figuraba en el registro de animales peligrosos y no tenía ni licencia ni seguro. El perro tampoco presentaba la tarjeta sanitaria requerida y en su chip aparecía el nombre de una persona distinta a su dueña, que es una mujer que tiene antecedentes penales y, por tanto, no puede poseer un animal potencialmente peligroso como el pitbull.

Esgrimen que el perro atacó a la mujer porque llevaba comida

En el domicilio del perro estaban dos menores de 15 y 12 años que relataron que la amiga que fue a visitarles llevaba comida y por eso el perro la atacó, y los agentes llamaron a su madre, que estaba trabajando, quien al llegar no acreditó ninguna documentación del pitbull.

Al comprobar la identidad de la dueña los agentes descubrieron que no podía ser la responsable de este tipo de can porque cuenta con antecedentes penales, y vieron que el chip del animal estaba a nombre de otra mujer, una amiga suya.

La dueña fue sancionada por no presentar cartilla de vacunación del perro, ni el seguro obligatorio para esta raza, ni la licencia específica ni la inscripción en el registro de perros potencialmente peligrosos, ha precisado la Policía.

Además señalaron que el perro no tenía puesto bozal ni correa al traspasar la puerta, como también es preceptivo.

El perro fue recogido por el Sevemur (Servicio Veterinario de Urgencia de Madrid) y trasladado a un centro municipal.

La Policía Municipal, encargada de la investigación, ha precisado que la víctima sufrió heridas graves por las que tendrá que ser intervenida quirúrgicamente.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

Una mujer de 31 años, herida grave tras ser atacada por un pitbull cuando visitaba a unos amigos en su casa