Rajoy acepta reunirse con Torra, pero reclama diálogo en el marco de la ley

El nuevo presidente de la Generalitat anunció su intención de solicitar una reunión con el jefe del Ejecutivo durante su comparecencia junto a Puigdemont en Berlín

Torra pedirá por carta una reunión a Rajoy para exigirle que levante el 155 Tras reunirse con Puigdemont, ha reiterado que lo considera el president «legítimo»

El presidente electo de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este martes que una vez haya tomado posesión del cargo enviará una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para pedirle que «fije día y hora» de una reunión, en la que le exigirá levantar el artículo 155 y el control de las finanzas catalanas. Poco después, el jefe del Ejecutivo aseguró que aceptará la reunión solicitada por Torra, aunque advirtió que el diálogo debe producirse en el marco de la ley.

«Por supuesto que voy a recibir al presidente de la Generalitat (gobierno catalán) si él me lo pide», dijo a la prensa en Sofía tras un encuentro con su homólogo búlgaro, aunque advirtió que «no va a haber una república» en Cataluña.

 El mandatario español destacó que el diálogo con el antecesor de Torra, Carles Puigdemont, «no fue fácil» y recordó que su deber es «hablar dentro de la ley», es decir, sin margen para propuestas independentistas. «Es positivo que tengamos una reunión y le escucharé con mucha atención», zanjó.

Rajoy también advirtió a Torra de que debe cumplir la ley y de que en Cataluña «solo puede haber un presidente, una sola legalidad y unas únicas instituciones, las que establece la Constitución y el Estatuto de Autonomía».

Reunión con Puigdemont en Berlín

En el día después de haber sido investido president, Torra ha viajado a Berlín para reunirse con Carles Puigdemont, a quien ha querido «rendir homenaje» y a quien sigue considerando el presidente «legítimo» de Cataluña, según ha dicho en rueda de prensa junto al propio Puigdemont.

«El primer objetivo de este nuevo Gobierno será ofrecer diálogo al Gobierno español. Presidente Rajoy, fije la fecha y el lugar. Lo primero que haré cuando asuma el cargo será reunirme con Rajoy», dijo Torra, quien pidió que cese la intervención de Madrid en Cataluña.

Torra ha recalcado a Rajoy, al que instado a una reunión «sin condiciones previas y para hablar de todo», que «no basta con levantar el 155».

Torra y Puigdemont pusieron énfasis en la necesidad de poner fin a la intervención de las finanzas de la Generalitat catalana, previa a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

«Si el Govern no tiene el control sobre sus finanzas, es una intervención por otros medios y no respeta la voluntad del pueblo de Cataluña» expresada, ha argumentado, en las últimas elecciones catalanas del pasado diciembre.

En este sentido, Torra ha insistido que no se trata solo de que se levante el artículo 155, sino de que la Generalitat tenga «la libertad de disponer de todas sus finanzas». Para tenerlas «bajo nuestro control», ha remarcado.

Restitución de Puigdemont

Asimismo, Torra ha dicho que en España hay «prisioneros políticos» que están entre rejas por «un delito que no han cometido», pues a su juicio «nadie ha visto rebelión» en Cataluña. Torra se ha reafirmado en el objetivo de tratar de investir a Puigdemont más adelante en la legislatura.

«Nunca abandonaremos el camino de reconfirmar al president Puigdemont al frente del Govern, para que regrese al Palau de la Generalitat», ha apuntado.

Una «restitución» que ha extendido a todos los consellers que deseen recuperar sus cargos para la constitución del nuevo Govern.

«Se lo hemos ofrecido a todos», ha dicho Torra, sin detallar quiénes han aceptado el encargo de volver a ser consejeros de la Generalitat catalana.

En busca de una «solución política»

A su lado, Puigdemont pidió «una solución política» para un «conflicto de naturaleza política» y exigió que se ponga fin a la intervención de la autonomía catalana por parte de Madrid.

«Es imposible solucionar este problema mediante juicios y represión. La única herramienta que necesitamos es la democracia», dijo Puigdemont en referencia a los procesos judiciales iniciados contra el proceso independentista catalán.

El expresidente catalán ha insistido en la necesidad de abrir un diálogo con el presidente del Gobierno español para buscar soluciones a un «asunto interno» que, dijo, no es «interno», sino europeo. Puigdemont admitió que la situación creada es «compleja», y dijo que conviene «actuar con sentido de responsabilidad». 

Torra gobernará «para todos los catalanes»

El expresidente catalán aseguró también que su sucesor gobernará «para todos los catalanes», no solo para los independentistas, y dijo que la investidura de este llegó tras cuatro intentos «fallidos» de elección.

«Todos los gobiernos tienen el propósito de gobernar para todo el mundo», afirmó Puigdemont, en la que ha sido la primera aparición de ambos políticos independentistas desde la votación de este lunes en el Parlament catalán.

Puigdemont agregó que no debe «confundirse la legítima orientación política» de un líder determinado con un hipotético propósito de no gobernar para todos y aludió incluso a que este habría sido el caso de la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, si hubiera sido investida. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rajoy acepta reunirse con Torra, pero reclama diálogo en el marco de la ley