Llarena recuerda a Alemania que la euroorden contra Puigdemont es correcta

El juez del Tribunal Supremo ha informado hoy por carta al fiscal del tribunal alemán que no deben caer en el mismo error que Bélgica

.Puigdemont, hoy en Berlín
Puigdemont, hoy en Berlín

Madrid

El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha informado hoy por carta al fiscal del tribunal alemán que debe resolver la entrega del expresident Carles Puigdemont de que la euroorden de detención cursada contra él reúne todos los requisitos formales y no deben caer en el mismo error que Bélgica.

El magistrado que se encarga del sumario abierto por el «procés» en el alto tribunal ha actuado así para evitar el error de interpretación que, a su juicio, cometieron ayer las autoridades belgas al señalar defectos de forma en la orden europea de detención cursada desde el Supremo contra los exconsellers Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig, cuya entrega ha sido denegada sobre esa base.

Los belgas consideraron que la orden europea de detención debe basarse en una orden de detención nacional o un documento con valor ejecutivo similar, dice Llarena en su carta, y añade que sus peticiones de entrega se basan en autos de procesamiento, los cuales tienen un valor no ya igual, sino superior a una orden de detención.

Por su parte, la Fiscalía ha solicitado al juez que dicte nuevas órdenes de detención europea dirigidas a Bélgica contra los exconsellers catalanes Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig, para sortear el defecto de forma. El Ministerio Público está de acuerdo con el magistrado en que el error en cuanto a la entrega de los exconsellers procesados en la causa abierta por el «procés» ha sido cometido por Bélgica, y no por el alto tribunal español.

«No obstante», añade, «vistas las discrepancias de carácter formal suscitadas por las autoridades judiciales competentes de Bélgica», considera oportuno solicitar a Llarena que «emita orden europea de detención y entrega» de los procesados «que deberá enviarse directamente a las autoridades judiciales de Bélgica».

También a lo largo de la mañana ha trascendído la decisión del Tribunal Supremo de confirmar la prisión preventiva para la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y para los exconsellers Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Dolors Bassa. En el auto, el alto tribunal confirma que existe riesgo de reiteración delictiva y de fuga, por lo que es correcta la imposición de la prisión preventiva contra ellos adoptada por el juez del caso abierto por el «procés» en el Supremo, Pablo Llarena.

El auto señala que no hay precedentes en la reciente historia europea de un Gobierno de un estado federado alzándose contra la constitución estatal.

El Supremo reprocha a la Justicia belga su falta de compromiso y de colaboración

Gonzalo BAreño
.

El tribunal de Bruselas rechaza entregar a los exconsejeros fugados por defecto de forma

Además de crear una grave crisis política en España, el desafío independentista en Cataluña amenaza con provocar un espinoso conflicto jurídico de alcance europeo. El Tribunal Supremo criticó ayer abiertamente a la Justicia belga, a la que achacó una «ausencia de compromiso con la colaboración judicial» por haber rechazado la entrega a España de los exconsejeros catalanes Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret alegando un defecto de forma en las euroórdenes emitidas por el magistrado Pablo Llarena. Una decisión que podría, además, dar argumentos a la Justicias alemana y escocesa para rechazar igualmente la orden de entrega cursada contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y la exconsejera Clara Ponsatí.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Llarena recuerda a Alemania que la euroorden contra Puigdemont es correcta