Así es el colegio público La Navata, el centro en el que podrían estudiar los mellizos de Iglesias y Montero

Este innovador centro escolar habría influido en la decisión de la pareja de comprar una casa en Galapagar

.

Redacción

Dentro de poco Pablo Iglesias, Irene Montero y sus mellizos serán vecinos de Galapagar. En este municipio madrileño ha comprado la pareja una casa de más de 600.000 euros con una hipoteca concedida por la Caja de Ingenieros. Y, al parecer, una de las razones que habría pesado en la elección de esta localidad es el innovador centro público La Navata, un colegio en el que trabajan con proyectos, sin libros ni exámenes. 

El colegio tiene un total de 461 alumnos, 152 en Educación Infantil y 309 en Primaria. Cuenta con dos aulas para cada curso y unas instalaciones que constan de un patio (con rocas y árboles), pistas deportivas, gimnasio cubierto, aula de música, laboratorio, huerto y jardín de plantas aromáticas y un anfiteatro al aire libre.

Según fuentes de Podemos, la existencia de este colegio en el municipio de Galapagar habría influido en la decisión de Pablo Iglesias e Irene Montero a la hora de elegir una casa en esa zona de la comunidad madrileña. 

C.P. La Navata con el proyecto pedagógico «Hacia una Escuela para todos» nació en el año 1994 cuando un grupo de profesores que compartían similares principios educativos presentaron un proyecto pedagógico, respondiendo a una propuesta del Ministerio de Educación para mejorar la calidad de la enseñanza.

La directora, Laura Ortega, dice, en declaraciones a El País, que el colegio tiene tres pilares. «Somos una escuela abierta en la que se anima a los padres a que participen», cuenta sobre el primero de estos ejes. El segundo es que «todo es de todos». No hay libros de texto y usan una gestora de materiales y visitas. El tercer pilar es la metodología de aprendizaje que se denomina «otra mirada». «En este cole se aprende investigando, trabajamos por proyectos», cuenta Ortega al diario madrileño.

De todas formas, vivir en la zona no garantiza una plaza en el centro ya que el proceso de admisión es el oficial y ordinario de Madrid aunque este año ningún niño se quedó fuera. El colegio se emplaza en La Navata, una zona residencial en el municipio de Galapaga, a unos 3 kilómetros del pueblo.  

La directora destaca que «es un lugar agradable para vivir, un oasis de chalets unifamiliares más o menos antiguos y con un nivel socioeconómico medio-alto» y con familias con un alto nivel de estudios. 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Así es el colegio público La Navata, el centro en el que podrían estudiar los mellizos de Iglesias y Montero