Un tercio de los votantes rechazan la continuidad de Iglesias y Montero al frente de Podemos tras la polémica del chalé

Pablo Iglesias ha considerado que el resultado muestra que su «obligación es seguir al frente de Podemos» y ha afirmado que toma nota del mensaje del 30 % por ciento de inscritos que no le han apoyado

.

Las bases de Podemos han respaldado la continuidad de Pablo Iglesias e Irene Montero al frente de la secretaría general y de la portavocía de la formación en el Congreso con un 68,42 % de votos a favor y un 31,58 % en contra, y una participación récord en el proceso interno de 188.176 votos. La consulta a los inscritos de la formación morada sobre la «credibilidad» de Iglesias y Montero fue promovida por ellos mismos tras publicarse en los medios fotos y datos de la vivienda que ambos han comprado en la localidad madrileña de Galapagar.

La participación era una de las claves de la consulta, porque Pablo Iglesias había redoblado su apuesta al anunciar que una baja participación les obligaría a dimitir. El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha publicado los resultados del proceso en su cuenta personal de la red social Facebook. Según los mismos, han votado a favor de la continuidad de Iglesias y Montero 128.300 inscritos (68,42 %), mientras que 59.224 (31,58 %) han considerado que deben dimitir. En blanco han votado 652 personas, un 0,35 % de los participantes, en una consulta a la que estaban convocados 487.772 militantes.

Si se comparan las cifras con el proceso de Vistalegre II, en el que Iglesias fue ratificado al frente del partido con 155.000 apoyos, el secretario general de Podemos ha cosechado un respaldo mucho menor entre las bases en esta ocasión, ya que entonces renovó su mandato con casi el 90 por ciento de los votos.

Según los datos facilitados por Echenique, en el recuento de los votos ha participado un Comité Electoral formado por representantes del Equipo de Informática, de la Secretaría de Organización y de la Comisión de Garantías y por cuatro personas del Consejo de Coordinación de Podemos -Gloria Elizo, Pablo Bustinduy, Idoia Villanueva y el propio Echenique. El secretario de Organización no ha mencionado si ha habido una auditoría externa en el proceso de recuento.

La pregunta que tenían que responder los inscritos era: «¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la Secretaría General y de la Portavocía parlamentaria de Podemos?».

No se hizo mención en ella a la vivienda de Galapagar porque ambos dirigentes insisten en que no están consultando a las bases sobre la casa en la que quieren vivir, sino sobre si con sus circunstancias y decisiones personales mantienen la credibilidad para seguir en sus puestos.

Pablo Iglesias toma nota

Tras hacerse públicos estos resultados Pablo Iglesias ha considerado que el resultado de la consulta interna sobre su continuidad muestra que su «obligación es seguir al frente de Podemos», al tiempo que ha afirmado tomar nota del mensaje del 30 % por ciento de inscritos que no le han apoyado.

«No han sido días fáciles para nosotros, pero tampoco para la gente de Podemos», ha escrito Iglesias en una carta publicada en la red social Facebook tras conocerse

El líder de Podemos, que ha valorado el ejercicio de «rendición de cuentas» que supone la consulta, ha censurado que la «opinión publicada» haya sido capaz de forma casi unánime de convertir un asunto privado «en un debate público nacional y en un debate interno».

«Cometo errores y seguramente los seguiré cometiendo, pero nadie podrá decir que nos aferramos al cargo o que nos escondimos ante la crítica. Creo humildemente que hemos vuelto a demostrar que somos distintos», ha escrito Iglesias, que considera que las consultas «revocatorias» deben «normalizarse» en los partidos porque la elección para un cargo «no debe ser un cheque en blanco». 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Un tercio de los votantes rechazan la continuidad de Iglesias y Montero al frente de Podemos tras la polémica del chalé