La CUP ve la nueva propuesta del Govern de Torra como una «claudicación» ante el Estado

Carles Riera ha lamentado la decisión tomada ayer por el presidente de la Generalitat

.

Barcelona

El diputado de la CUP  Carles Riera ha lamentado que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, haya renunciado a nombrar consellers a miembros de JxCat y ERC que están en la cárcel y el extranjero por otros que no lo están, porque supone «el punto culminante de claudicación y sometimiento al Estado» del Ejecutivo catalán.

En una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, ha argumentado que el presidente del Gobierno Mariano Rajoy estaba «contra las cuerdas» jurídicamente hablando, algo que considera demostrado en el hecho de que el Gobierno no utilizó la vía jurídica contra esos nombramientos.

Para el diputado «cupaire», el gran argumento de Rajoy era que no le gustaba el Govern que incluía a Jordi Turull, Josep Rull (JxCat), Lluís Puig y Toni Comín (ERC), por lo que no comprende porqué Torra, «sin dar mayor batalla, nombra a un Govern con el aplauso del Estado que dice: 'Hemos ganado'».

Ha afirmado que el Govern de Torra no tiene ninguna hoja de ruta, ni jugada maestra, ni plan B o C que lleve a la materialización de la república: «La cota más radical que se plantea el nuevo Govern es volver a convocar elecciones».

En las formas, considera que JxCat y ERC están utilizando una «aparente radicalidad, una radicalidad simbólica y discursiva» para recular y recuperar la autonomía negociando mínimos de ámbito autonómico.

Ha explicado que el papel de la CUP hasta ahora ha sido de confrontación con las fuerzas parlamentarias que daban apoyo al 155, como en la última Junta de Portavoces cuando defendieron el derecho a delegar el voto de Comín y «ERC la retiró».

También en esa reunión del martes, defendieron que Torra no se sometiera a una cuestión de confianza en el Parlament y que lo hiciera Mariano Rajoy porque no había levantado el 155, «pero nadie nos había avisado de que Torra propondría el Govern y nos enteramos por la prensa».

«Sabiéndolo (que se formaría Govern) JxCat y ERC asistieron a esta escena, en la que la CUP estaba defendiendo la dignidad y los derechos de nuestras instituciones. Se puede imaginar la cara que se nos queda cuando Torra le da la razón a Cs y PP» sustituyendo a los consellers, ha criticado.

Por eso ha anunciado que la CUP «tiene que resituarse, rehacer nuevas alianzas», en la calle y, sobre todo, con los CDR, con la ANC y con Òmnium para iniciar un nuevo ciclo de movilización social.

«Hay que movilizarse para forzar a JxCat y ERC a volver a una dinámica de confrontación, desobediencia y unilateralidad», ha afirmado el diputado 'cupaire'.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La CUP ve la nueva propuesta del Govern de Torra como una «claudicación» ante el Estado