Otra oleada de inmigrantes deja cuatro muertos y 300 rescatados

Salvamento interceptó nueve embarcaciones a la deriva

.

redacción / la voz

Los servicios de salvamento se emplearon a fondo este fin de semana para evitar que la oleada de inmigrantes que se lanzó al mar volviera a terminar en tragedia. No lo consiguieron del todo, porque hubo que lamentar al menos cuatro víctimas halladas en los botes, pero sí lograron poner a salvo a 334 personas que navegaban a la deriva cuando intentaban llegar a Europa cruzando el Mediterráneo.

Un patrullero de Salvamento Marítimo interceptó nueve embarcaciones precarias con inmigrantes a bordo que zarparon de la costa africana a lo largo del sábado y el domingo temprano. En uno de los botes hallados ayer viajaban 48 inmigrantes junto a cuatro cadáveres. Los servicios de rescate no determinaron las causas de la muerte.

El número de inmigrantes localizados el sábado en las proximidades de las costas andaluzas se elevó a 180. Iban a bordo de cinco embarcaciones y los servicios de salvamento mantuvieron la búsqueda de un sexto bote que fue hallado horas después a 69 millas al sur de la costa malagueña con 33 personas a bordo.

Con anterioridad, ya se había rescatado a otras 101 personas de tres pateras que fueron localizadas en las cercanías de la isla de Alborán. Un dispositivo formado por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local, además del servicio sanitario de la Cruz Roja, atendió a los migrantes rescatados en el puerto.

En la tarde de ayer, las 14 mujeres de origen subsahariano que desembarcaron de madrugada en las islas Chafarinas fueron trasladadas a Melilla por Salvamento Marítimo. El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla terminó la jornada con noventa ingresos más respecto a la cifra que tenía al comenzar el domingo, elevando así a más de 900 el número de acogidos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Otra oleada de inmigrantes deja cuatro muertos y 300 rescatados