Pablo Casado ve «sospechoso» que le hayan soltado «tres trabucazos» cuando se ha postulado para alguna candidatura

Asegura que «ojalá» pudiera contar con Feijoo si llega a presidir el PP y defiende que no es un «outsider» ni un árbitro de nada. Insiste en que se presenta para ganar

Casado ve «sospechoso» que le hayan dado «tres trabucazos» cuando está en alguna quiniela del partido El vicesecretario del PP ha asegurado que se lo toma con «deportividad»
Agencias

Tan solo un día después de hacer pública su candidatura, el precandidato y vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, ha concedido varias entrevistas en las que ha querido remarcar varias ideas. Por una parte Casado se ha mostrado convencido de que las primarias del partido serán «limpias» y «sanas» con independencia de los candidatos que se presenten. «Jamás hablaré mal de un compañero», ha llegado a decir aclarando que se lleva «muy bien» con las dos precandidatas -Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal- que más fuerza parecen tener y que esta mañana han confirmado que se presentarán a las primarias del PP

Casado también se ha querido desmarcar de las opiniones que le sitúan en una candidatura intermedia entre ambas, como una tercera vía. El joven político subraya que no es ningún outsider que llega «de nuevas» al partido ni «árbitro de nada» y advierte de que se presenta al congreso extraordinario para «ir hasta el final» y «ganar».

Sobre el certificado como diputado solicitado al Congreso por la jueza que investiga cómo obtuvo su máster, ha apuntado la casualidad de que los «tres trabucazos» que ha recibido en sus quince años en política se hayan producido en tres fechas destacadas de su carrera. Para el dirigente popular, resulta «sospechoso» que «hablan de mi justo cuando estaba en las quinielas para la Comunidad de Madrid, cuando estaba en las quinielas para el Ayuntamiento de Madrid y ahora que me presento para el congreso del PP».

«Lo que la jueza está haciendo es un formalismo», ha dicho Casado, que ha insistido en que «extraña mucho» que la petición, que se cursó la semana pasada, se hiciera pública justo el mismo día en que anuncia su candidatura. Ha dicho que se toma estas situaciones «con resignación» y ha llamado a reflexionar: «¿A quién beneficia esta situación». «Yo no lo sé», ha apuntado el dirigente popular, que ha asegurado que «por suerte» él no tiene «ningún problema de corrupción». Casado ha aclarado que «me preocupa porque no se debería tolerar ni tener esta dimensión mediática». 

Aunque ha asegurado que no sabe por qué Feijoo ha declinado presentarse, ha señalado que «no es una noticia buena» pero que revitalizar al partido en los dos años que quedan hasta las generales «no es una tarea fácil». «Ojalá pudiera contar con él», ha deseado y se ha comprometido a llamarle para sumarle a su proyecto.

Preguntado si ha hablado con el expresidente José María Aznar, ha contestado que ha hablado «con quien tenía que hablar que es Mariano Rajoy», quien se ha mantenido «absolutamente neutral» y convencido de que estarán «a la altura de las circunstancias» para dejar un partido más unido y fuerte.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Pablo Casado ve «sospechoso» que le hayan soltado «tres trabucazos» cuando se ha postulado para alguna candidatura