El «disgusto gordo» de Ana Pastor tras la renuncia de Feijoo y el descarte de De la Serna

La presidenta del Congreso y el exministro de Fomento rechazan presentarse a las primarias

.

Madrid

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha rechazado este miércoles presentarse a las primarias por el liderazgo del PP y no ha querido anunciar su apoyo a ninguno de los candidatos, pero sí ha admitido que le disgustó que  Alberto Núñez Feijoo rechazase suceder a Mariano Rajoy al frente de partido.

En declaraciones en el patio de la Cámara Baja, Pastor ha asegurado que ha recibido «miles» de apoyos de militantes de toda España y de puestos de responsabilidad del partido para que diese un paso al frente, si bien ha apuntado que no se puede presentar a este proceso «por responsabilidad», ya que fue elegida para ser la presidenta de la Cortes Generales.

«Y yo cumplo mis compromisos», ha aseverado la presidenta de la Cámara Baja, quien ha rehusado responder si se queda con las ganas de haberse podido presentar en la carrera por la Presidencia del Partido Popular.

Tampoco ha querido desvelar, pese a la insistencia de los periodistas, a quién dará su aval de los candidatos que se han presentado para hacerse con las riendas del partido, pero sí ha reconocido que le supuso «un disgusto gordo» conocer que Feijóo no optaría a presidirlo.

«Son las decisiones que uno toma en la vida. La mía es una decisión que es libre, voluntaria e inteligente, y cuando tienes algunas responsabilidades, como es el caso de Feijóo o el mío, uno tiene que ser sensato y consciente de que te debes a quien te ha elegido», ha señalado.

En todo caso, Pastor ha subrayado que va a seguir defendiendo los colores y las ideas del PP para que el partido «salga fortalecido» de este proceso y pueda seguir siendo «la alternativa» al Gobierno de Pedro Sánchez, y ha animado a todos los militantes a participar en la votación.

«Tenemos que trabajar mucho, pensar en nosotros, en el partido, pero, especialmente, en los españoles que nos esperan como alternativa a lo que hoy tenemos en el Gobierno», ha manifestado, antes de apuntar que va a continuar luchando por el PP, «un gran partido», y por sus ideales, y va a seguir trabajando, «como una militante más», por los españoles, por la unidad de país y por la igualdad de sus ciudadanos.

Preguntada por la rapidez con la que el expresidente Mariano Rajoy se ha incorporado a su puesto como registrador en Santa Pola (Alicante), Pastor ha comentado que su salida del Gobierno también fue «un disgusto gordo» y ha reconocido que tanto ella como sus compañeros le echan «mucho de menos».

«Pero le deseamos lo mejor y como el partido que ha traído él hasta aquí es un gran partido, ahora lo que tenemos que hacer es que siga creciendo, sobre todo en militantes y en personas que sigan nuestras ideas y principios», ha concluido.

De la Serna se descarta

El exministro de Fomento Íñigo de la Serna se ha descartado como candidato para liderar el PP y ha manifestado que da su aval a la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. «Creo sincera y humildemente que no estoy preparado para ese reto», ha dicho sobre el liderazgo del partido en una comparecencia ante los medios de comunicación en la sede del PP en Santander. .

De la Serna ha insistido en defender una «candidatura de unidad» y «abierta», en la que «todos estén cómodos». «Eso es en lo que yo creo y eso es lo que me consta que desea Soraya», ha aseverado. Según ha precisado, pese a su apoyo no ha hablado de formar parte de la candidatura de la exvicepresidenta, a la que apoyará en lo que pueda aportar. «No he hablado en ningún momento sobre cuál es mi papel», ha apuntado.

El exministro ha manifestado que todos los candidatos tienen su máximo reconocimiento por haber dado «un paso al frente» en este proceso que se abre con el Congreso Extraordinario de julio. «Ese paso, que es un paso valiente, merece el máximo de los respetos», ha aseverado, antes de hablar sobre la renuncia a la sucesión del presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, que es uno de los «principales activos» del PP y seguirá jugando «un rol determinante». Sobre las seis candidaturas que se han anunciado, ha reiterado que «no pasa absolutamente nada» y ese número «demuestra la salud democrática» del partido.

Y está convencido de que la voluntad tanto de Sáenz de Santamaría como de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que también ha anunciado su candidatura, es «como siempre, anteponer los intereses del partido a cualquier otra cuestión».

De la Serna ha dedicado la primera parte de su comparecencia a elogiar y agradecer al expresidente del PP y del Gobierno Mariano Rajoy, que ya se ha incorporado a su plaza de registrador de la propiedad en Santa Pola (Alicante).

«Estoy en deuda con el presidente del PP», ha asegurado, antes de recordar que, gracias a Rajoy, ha tenido el «privilegio» de ocupar cargos como el de alcalde de Santander (2007-2016) o ministro de Fomento desde noviembre de 2016 hasta que prosperó la moción de censura.

En su opinión, Rajoy «ha sido el mejor presidente del Gobierno» y, «sobre todo, un hombre sensato, honrado y un señor con mayúsculas», y hay que seguir con su «legado», con las «modificaciones» que haya que introducir.

De la Serna ha añadido que desconoce cuál será su futuro tras dejar Fomento -en este momento no tiene ningún cargo institucional ni orgánico- y ha manifestado que ha tenido el tiempo justo para acomodarse a su nueva etapa.

«A partir de ahora habrá tiempo para pensar. No es algo que me urja en este momento», ha comentado De la Serna

El duelo Cospedal-Sáenz de Santamaría amenaza con abrir una fractura en el PP

Fran Balado

Las dos aspirantes anuncian sus candidaturas con puyas hacia su contrincante

Suenan tambores de guerra en Génova 13. La decisión de Feijoo de anteponer su compromiso con Galicia a la sucesión de Rajoy al frente del PP ha acabado con las esperanzas de la dirección del partido y de muchos barones de lograr una candidatura de consenso y, en consecuencia, tal y como auguraban varios de estos dirigentes, la batalla está servida. Ayer se produjo el esperado efecto cascada tras el no del presidente de la Xunta con la oficialización de las dos candidaturas de mayor peso: María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El «disgusto gordo» de Ana Pastor tras la renuncia de Feijoo y el descarte de De la Serna