Torra afirma que quiere «hacer efectiva» la república que «ganaron» el 1-O

El presidente de la Generalitat ha planteado este proposito en una visita a Tarragona

.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado este sábado que su gobierno quiere «hacer efectiva» la república que «ganaron» en el referéndum del 1O y que declararon «políticamente» en el Parlament el 27 de octubre. Torra ha planteado este propósito en una visita a Valls (Tarragona), donde ha presidido la clausura del centenario de la Biblioteca Popular, en un acto en el que no ha hecho ninguna referencia a los silbidos que recibió anoche en la inauguración en Tarragona de los Juegos Mediterráneos, en presencia del rey Felipe VI.

«No estamos tan lejos de lo que se proponía (Enric) Prat de la Riba (presidente de la Mancomunidad de Cataluña entre 1914 y 1917), que era construir un 'cuerpo de Estado' para Cataluña», ha indicado. «Nosotros ahora este 'cuerpo de Estado' lo queremos construir republicanamente. Queremos hacer efectiva aquella república que el 1-O, en el referéndum de autodeterminación, nos ganamos y que declaramos políticamente el 27 de octubre», ha agregado, en referencia a la votación en el Parlament en que se aprobó una resolución sobre la independencia, lo que comportó la destitución del Govern en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Torra ha estado acompañado en el acto por la consellera de Cultura, Laura Borràs; el alcalde de Valls, Albert Batet, y el presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet. Tras presidir la clausura del centenario de la Biblioteca Popular de Valls, Torra ha hecho un recorrido hacia el Museo Casteller de Cataluña y la Biblioteca Carles Cardó. 

Torra encabeza las protestas contra el rey

cristian reino

Acudió finalmente a la apertura de los Juegos Mediterráneos, donde fue abucheado, pero antes evitó recibir a Felipe VI y participó en los actos de rechazo promovidos por el secesionismo

La ceremonia de inauguración de los Juegos Mediterráneos, que se celebró ayer en Tarragona, se convirtió en una colorida metáfora de cómo se encuentran las relaciones entre las instituciones catalanas y las del Estado, ocho meses después de la fallida declaración de independencia de Cataluña. Por primera vez desde los hechos de octubre del año pasado, el rey, el presidente del Gobierno y el de la Generalitat asistieron juntos a un acto público. Se sentaron al lado en el palco del estadio y presidieron la fiesta que dio el pistoletazo de salida a las pruebas atléticas. Sin embargo, la normalidad institucional está muy lejos de ser una realidad.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Torra afirma que quiere «hacer efectiva» la república que «ganaron» el 1-O