Junqueras avisa al independentismo de que los «discursos excluyentes» son una vía rápida al autonomismo

El líder de ERC, en una carta enviada desde Estremera, defiende que «las proclamas acaloradas» convierten al secesionismo en minoría

.

L'Hospitalet de Llobregat

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha avisado de que «las estridencias, las proclamas acaloradas y vacías, y los discursos nacionalistas excluyentes» representan «el camino más rápido» hacia el «autonomismo», ya que convierten al independentismo en minoría.

Así lo expresa en una carta enviada desde la cárcel de Estremera (Madrid) que ha leído el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, durante su intervención en la apertura de la Conferencia Nacional que la formación republicana celebra este fin de semana en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Sin llegar a mencionar a JxCat ni al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que tras su investidura fue blanco de las críticas de la oposición, que rescató tuits y escritos suyos para acusarlo de «supremacista» y «nacionalista identitario», Junqueras ha querido dejar claro que a ERC no se la puede catalogar bajo estas etiquetas.

«Las estridencias, las proclamas acaloradas y vacías y los discursos nacionalistas excluyentes son el camino más rápido para volver a ser una minoría ruidosa, para volver al autonomismo», ha alertado Junqueras, que ha destacado que ERC es la «única» que ha sumado «nuevos actores políticos y sociales» al independentismo, ampliando así su base.

El exvicepresidente del Govern ha reclamado al soberanismo que trabaje «con más eficacia, menos ruido y más eficiencia» para avanzar en la construcción de la «república catalana»: «Sólo se avanza cuando se trabaja por avanzar, cuando se es efectivo y no efectista».

En este punto, Junqueras ha reivindicado el «orgullo» de pertenecer a ERC porque «nadie ha dado tanto y nadie está pagando un precio tan alto» por defender el 1 de octubre y el derecho de los catalanes a «decidir su futuro».

«Lo digo claro y alto: ninguna lección dignidad y de patriotismo. Ninguna», ha recalcado Junqueras en la misiva, en la que ha sostenido que ERC «tuvo que cargar con todo el trabajo y la responsabilidad a sus espaldas en julio para salvar el 1-O».

«ERC ha tendido la mano a los compañeros que dudaban ante la adversidad y les ha ayudado a seguir adelante cuando estaban solos. ERC ha trabajado para recuperar el Govern desde el primer día y no ha dudado un instante en hacer caer al Gobierno español, responsable de toda la represión y fechorías; el 17 de agosto, el 20 de septiembre o el 1 de octubre», ha continuado.

En este sentido, ha elogiado la persistencia de ERC, que lleva 87 años «picando piedra», y la ha contrapuesto a la «fe de los conversos»: «Somos los que nunca nos cansamos, los que siempre estamos. Cuando el viento va a favor y también cuando sopla en contra».

Con todo, ha lamentado que los republicanos se hayan visto expuestos en los últimos meses a «infamias y acusaciones de todo tipo», desde quienes les reprochaban cobardía hasta quienes les atribuían «pactos secretos con el PP».

La carta, en la que Junqueras empieza recordando que pasa 16 horas al día en una celda de la cárcel de Estremera donde «hace frío en invierno y mucho calor en verano», acaba con un llamamiento a la cohesión interna dentro de ERC.

«Quiero una ERC fuerte y cohesionada, trabajadora, de gente honrada y humilde. Quiero una ERC capaz de interlocutar con todas las formaciones democráticas, de establecer puentes y un diálogo sincero. Quiero una ERC que no se deje atrapar en el frontismo que nos hace pequeños y que divide el país», zanja. 

Sánchez insiste en el diálogo y pregunta a Torra qué busca «montando broncas»

ramón gorriarán
La Fundación Smithsonian sentó separadas por la delegación armenia a los representantes catalanes y Pedro Morenés
La Fundación Smithsonian sentó separadas por la delegación armenia a los representantes catalanes y Pedro Morenés

El juez Llarena autoriza el traslado de Junqueras y Romeva a cárceles catalanas

Pedro Sánchez prefiere no poner el foco en los gestos hostiles del presidente de la Generalitat para preservar el buen clima en la reunión del 9 de julio en la Moncloa. Pero ayer no pudo resistirse a preguntar a Quim Torra qué es lo que busca «trasladando a Estados Unidos la bronca» de los independentistas. Con esos comportamientos, agregó, tanto Cataluña como España pierden «en reputación e imagen» ante el mundo. El presidente del Gobierno pasó la página del enfrentamiento entre el presidente catalán y el embajador español en Washington porque dar relevancia a esos incidentes dificulta el acercamiento que busca con la Generalitat de Cataluña para encontrar una «solución política» a un conflicto que requiere «mucha política, mucha inteligencia, mucha paciencia y poner la mirada larga». Aunque en la Moncloa se consideró que Torra buscó la confrontación con Pedro Morenés para subrayar las distancias que quedan por salvar, Sánchez intentó mostrarse conciliador, pero con «convicciones firmes» ante los planteamientos soberanistas.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Junqueras avisa al independentismo de que los «discursos excluyentes» son una vía rápida al autonomismo