Implican a Íñigo Errejón en una riña con jóvenes en la madrugada del sábado pasado en Santiago

El dirigente de Podemos visitó Compostela para apadrinar a una promoción de la USC

.Errejón, durante su vista a la Facultad de Ciencias Políticas de Santiago, donde impartió una conferencia
Errejón, durante su vista a la Facultad de Ciencias Políticas de Santiago, donde impartió una conferencia

santiago / La voz

Los hechos son confusos, pero salpican al diputado de Podemos Íñigo Errejón, que el pasado viernes visitó Santiago para apadrinar la graduación de la promoción 2014-2018 de Ciencias Políticas de la USC. Errejón aprovechó esa estancia en la ciudad para disfrutar de la noche compostelana, y se vio implicado en un extraño incidente que motivó la intervención de la Policía Local, pero del que, al menos hasta la tarde de ayer, no constaba denuncia policial alguna.

Según las fuentes consultadas, los hechos tuvieron lugar en la madrugada del sábado en el casco histórico de Santiago. Al parecer, Errejón acudió a un popular bar de la zona con otras dos personas. En un momento dado, el secretario de análisis estratégico y cambio político de Podemos comenzó a ser increpado por otros clientes del local. Ante la persistencia de los ataques verbales, Errejón y sus acompañantes optaron por abandonar el establecimiento, pero fueron perseguidos por los otros. Según la versión que estos contaron a la Policía Local, finalmente los acompañantes iniciaron una riña con los perseguidores. Estos comentaron a los agentes municipales que fueron agredidos por esas personas que iban con Errejón y que les quitaron un teléfono móvil. Como la Policía Local no apreció indicios de agresión, los presuntos agredidos comunicaron a los agentes su intención de presentar denuncia ante la Policía Nacional y acudir al Hospital Clínico para ser atendidos de las lesiones. Pero en la Policía Nacional no recibieron ayer ninguna denuncia por ese caso.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Implican a Íñigo Errejón en una riña con jóvenes en la madrugada del sábado pasado en Santiago