Casado y Santamaría coinciden en un avión y no se dirigen la palabra

Los candidatos a la presidencia del PP comparten vuelo a Asturias pero no se han hablado

.Pablo Casado, en Gijon
Pablo Casado, en Gijon
Agencias
Redacción

El grado de tensión que se está viviendo en las primarias del PP se ha podido comprobar en Asturias. Dos de los principales candidatos a la presidencia del partido se han contraprogramado con actos con militantes. Mientras Soraya Sáenz de Santamaría ha mantenido un encuentro en Oviedo a las 9.15 horas, Pablo Casado ha hecho lo mismo en Gijón, a solo 30 kilómetros, a las 9.30 horas. Ambos han coincidido en el  primer avión de la mañana que ha viajado desde Madrid pero ni siquiera se han dirigido la palabra.

Casado y Sáenz de Santamaría han compartido avión, aunque la exvicepresidenta ha sido diplomática. «No hemos podido hablar», ha dicho a los periodistas. «Hemos coincidido en el avión, solo que nosotros hemos llegado primero y vinimos en la parte trasera, no hemos tenido oportunidad de hablar pero la tendremos, somos compañeros de partido y cambiaremos impresiones», ha comentado posteriormente.

La candidata a la presidencia popular ha afirmado, ante el traslado de los presos preventivos del procés a Cataluña, que la decisión confirma que el precio de la moción de censura ha sido un acuerdo de Sánchez con los independentistas con el que, por interés o por una convicción que había ocultado a los españoles, el presidente «está dispuesto a condicionar el funcionamiento del estado de derecho».

Según la candidata a presidir el PP, en la etapa de Rajoy Instituciones Penitenciarias actuaba según sus propias normas mientras que ahora se ve que «los presos reciben uno u otro trato en función del partido al que pertenezcan y del apoyo que den a Sánchez».

En cuanto al proceso abierto para renovar la dirección de RTVE ha señalado que los españoles se merecen una información plural y veraz y que la televisión pública «no puede copiar modelos de otras latitudes» ni ser objeto de trapicheos.

Por su parte, Pablo Casado ha afirmado hoy que en su proyecto de partido «no cabe la corrupción» y ha advertido de que será «implacable contra cualquier conducta irregular». «Es incompatible tener vocación política con intentar aprovecharse de las administraciones públicas con el dinero del contribuyente para un enriquecimiento personal»

El precandidato a la Presidencia del PP ha asegurado que todo aquel que aspire a liderar la formación popular «no debe renegar del pasado». «No se entiende que haya candidatos que renieguen incluso de su propio pasado, de su propio espejo», ha advertido antes de afirmar que él se siente «muy orgulloso» de Manuel Fraga, José María Aznar y Mariano Rajoy. En este sentido, Pablo Casado se ha preguntado qué formación política quieren liderar «los que son ingratos con las páginas más brillantes» del PP.

Casado también se ha mostrado «completamente en contra» de que «se paguen contrapartidas a los independentistas» a cambio de una «vergonzosa» moción de censura. «Me preocupa que a los batasunos se les ofrezca el acercamiento de presos etarras, que a los podemitas se les ceda la televisión pública como si fuera un cortijo y me preocupa que a los independentistas se les ofrezca el acercamiento de unos presos que, supuestamente y según dicen los jueces, han podido cometer delitos gravísimos», ha denunciado.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Casado y Santamaría coinciden en un avión y no se dirigen la palabra