Casado descarta una candidatura de unidad y Santamaría inicia contactos

El candidato a liderar el PP pide integrar todas las opciones tras el congreso del 20 y 21 de julio

Agencias

La integración, después el congreso del 20 y 21 de julio. Pablo Casado zanjó esta mañana cualquier posibilidad de llegar a la votación con una candidatura de unidad. «Me he presentado para ganar y creo que va todo muy bien», se limitó a señalar tras abrir la opción a la integración una vez pasado el congreso. Mientras, Soraya Sáenz de Santamaría ya ha empezado a hablar con 'barones' y cargos territoriales del partido para alcanzar una candidatura de unidad y de integración.

La exvicepresidenta ofreció anoche a Casado, tras resultar vencedora del proceso de primarias por un estrecho margen de 1.546 votos, sumarse a su proyecto y presentarse juntos en el congreso extraordinario. A su entender, la militancia merece un esfuerzo de integración y unidad, y prometió actuar con «generosidad» para lograrlo. 

Después de que el candidato rechazase la oferta, Sáenz de Santamaría se reunió esta mañana con su equipo de campaña para preparar la segunda fase de este proceso interno para elegir al presidente del partido, una vez que se conocen los resultados de las votaciones de los militantes. Además, Santamaría ha comenzado una ronda de llamas telefónicas con presidentes del PP y cargos territoriales. Algunas de esas charlas ya han tenido lugar este mismo viernes, aunque las fuentes de su equipo no han precisado con quién ha conversado.

«Construir y tender puentes»

En las visitas que emprenderá por la geografía española en esta segunda fase y en sus contactos telefónicos, Sáenz de Santamaría quiere dejar claro que apuesta por una lista de integración, en defensa de la unidad del partido, y ofrecerá «mano tendida».

En el equipo de la exvicepresidenta hacen hincapié en que hay que llegar al cónclave con una candidatura de integración, a la que podrían incorporarse los candidatos que han sido derrotados o personas de sus equipos. Se trata de «construir», «tender puentes» y «derribar muros».

«Reintegrar a todos, pero después del congreso»

Pablo Casado ha prometido hoy que hará un esfuerzo por integrar a todas las candidaturas si es elegido líder del partido, pero ha insistido en que eso se tiene que hacer «después del congreso» del 20 y 21 de julio.

En declaraciones a los periodistas tras asistir a la cumbre sobre innovación tecnológica de la Advanced Leadership Foundation, Casado ha recalcado que hay un «63 por ciento de militantes que también quiere decidir» -en alusión a los que no apoyaron a Soraya Sáenz de Santamaría- y por eso ha defendido llegar hasta el final y que decidan los compromisarios en el congreso.

Además ha considerado que «cualquier acuerdo» tiene que pasar por lo que digan los militantes a través de sus delegados, los compromisarios, en la votación del congreso.

Ha insistido en que el partido se ha dado unas normas que hay que cumplir y ha negado estar incurriendo en una contradicción por no apoyar que lidere la lista más votada cuando es algo que pide siempre su partido en elecciones como las municipales, ya que en ese caso son a una sola vuelta y no a dos.

Casado ha asegurado que piensa hablar con todos los compromisarios elegidos, como también está hablando ya con los líderes territoriales, para explicarles que «humildemente» considera que es su candidatura la que garantiza la unidad del partido y que «todo el mundo se sienta integrado».

«Reintegrar a todo el mundo. Pero eso sí, pasado el congreso», ha insistido el candidato, quien también ha considerado que es su proyecto, y no el de su rival, el que puede ayudar más a ganar las elecciones autonómicas y locales. 

 Feijoo reclama unidad

El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, ha afirmado hoy que la unidad del Partido Popular «es un objetivo básico» para que la formación salga reforzada del Congreso que celebrará la formación los próximos días 20 y 21 en Madrid.

En esta línea, ha precisado que «la unidad» se puede lograr «antes del Congreso, se puede conseguir incluso durante el Congreso, o se puede conseguir inmediatamente después del Congreso».

«Si el partido no sale unido de este congreso es evidente que no hemos conseguido el objetivo, que es un partido reforzado: No hay ningún partido reforzado que esté desunido», ha dicho Feijóo a los periodistas tras asistir en Santiago de Compostela a un acto de la futura estación intermodal.

Para el mandatario gallego, la jornada electoral celebrada ayer para votar entre los seis candidatos «es un proceso que tiene que acabar con un planteamiento unitario del partido».

Hernando ve «factible» una candidatura integradora

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, considera «perfectamente factible» una candidatura de integración en su partido. «Hace falta un proyecto que sume, no que reste», ha dicho.

Hernando ha abogado por un proceso de diálogo «fructífero» porque, a su juicio, en el PP «todos son necesarios», sobre todo después de que ninguno de los candidatos a suceder a Mariano Rajoy en la Presidencia del partido que tenía opciones haya obtenido una mayoría clara.

El dirigente 'popular' ha defendido la necesidad de construir un proyecto de centro derecha «capaz de volver a ilusionar» a quienes les a los que nos votaron en su día y que pasa, en su opinión, por «la defensa de la unidad de España, los valores constitucionales y un modelo de sociedad plural y abierto», algo en lo que coinciden todos los candidatos.

Según ha insistido, lo que hay que hacer ahora es aprovechar estos días para valorar cuál ha sido la posición de los militantes y hacer un hacer un proyecto común en el que quepan «todos», «un proyecto que sume y no reste, que multiplique y que no divida».

Ourense se desmarca y apuesta por Sáenz de Santamaría

Manuel Varela

La exvicepresidenta mostró su simpatía por Baltar mientras Feijoo elogió la candidatura de Cospedal

Soraya Sáenz de Santamaría se dirigió a los afiliados populares desde la sede provincial del partido en Ourense acompañada por el presidente de la Diputación. «Quiero ganar como gana Baltar», les dijo. Un día después llegaba Cospedal, pero los ourensanos parecían haberse decantado ya por la exvicepresidenta del Gobierno.

La votación de las elecciones primarias en el Partido Popular dejó como ganadora en Galicia a María Dolores de Cospedal, que terminó tercera en el resultado nacional, con 1.559 votos en la comunidad frente a los 1.161 logrados por Pablo Casado y los 1.106 de Soraya Sáenz de Santamaría, que terminó como vencedora en el resto del país. Ourense se desmarcó de la línea dominante en Galicia y eligió a esta última. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Casado descarta una candidatura de unidad y Santamaría inicia contactos