Cospedal apoya a Casado como una «magnífica opción» para presidir el PP

Casado ha prometido hoy que si gana integrará a Santamaría, «imprescindible» para el PP

Casado suma a Cospedal y al hijo de Suárez a su candidatura Ofrece integración a Sáenz de Santamaría después del Congreso

Madrid

En un desayuno informativo en MadridMaría Dolores de Cospedal ha mostrado hoy públicamente su apoyo a Pablo Casado al subrayar que puede ser «una magnífica opción» para presidir el PP y conseguir un partido «fuerte y unido» que esté preparado para luchar por España y los españoles.

Durante su intervención en el acto, el candidato a la Presidencia del PP Pablo Casado ha prometido que si gana este proceso interno del partido integrará a su rival en esta carrera, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que ha definido como una «compañera extraordinaria» que es «imprescindible» para el futuro del PP.

Casado ha destacado que tanto María Dolores de Cospedal como los demás aspirantes de la primera vuelta le apoyan y eso es el «exponente máximo de que la integración es posible».

El vicesecretario de Comunicación del PP ha tenido palabras de agradecimiento para Cospedal, su «amiga» y todavía «jefa» que es una «referencia política indiscutible» y con la que ha dicho sentirse «plenamente identificado» y compartir «ideas y valores». Y también ha señalado que es «imprescindible» el «papel» que debe ocupar Cospedal «en el partido y en España».

Según ha explicado, ha pedido a Cospedal integración porque necesita contar «con los mejores» y la secretaria general «tiene a los mejores».

Y ha asegurado que no ha llamado a ninguna de las otras candidaturas que ahora le apoyan, incluida la de la secretaria general, prometiéndoles un puesto.

«La política ha cambiado, y quien no se ha dado cuenta tiene el grave riesgo de que lo cambien a él», ha señalado el candidato, quien también ha asegurado que pase lo que pase no habrá fractura en el PP porque él es «experto en coser».

En este foro, Casado ha dicho que no ha pensado el organigrama del partido si gana porque eso es «secundario».

Ha recordado que sólo tiene que dar para la votación del sábado una lista de personas como vocales del Comité Ejecutivo Nacional y sería en una reunión posterior de ese órgano cuando se aprobase el organigrama, una vez sabido el resultado del congreso.

El vicesecretario de Comunicación ha recalcado que durante toda la campaña ha mostrado su «máximo respeto» a Soraya Sáenz de Santamaría, y ha considerado que si ha parecido muy crítico es porque estaba respondiendo, a preguntas de la prensa, a críticas dirigidas contra él.

Además ha señalado que ha optado por mantener el debate que quería con su rival a través de los medios de comunicación y en sus respuestas en entrevistas y declaraciones.

El candidato, que ha reiterado que si gana dará a conocer «cuanto antes» los candidatos de las elecciones autonómicas y municipales del año que viene, ha apuntado por otra parte que, al igual que Cospedal, él se presentó a esta carrera interna por el liderazgo por «responsabilidad».

También ha puesto en valor que Mariano Rajoy decidiera abrir este proceso para su sucesión «sin tutelas ni tutías» como en su momento dijo Manuel Fraga, y ha recalcado estar »orgulloso« de haber sido el portavoz del todavía presidente del PP, así como de haber trabajado con José María Aznar.

Casado exhibe músculo y llama soberbia a Sáenz de Santamaría

ramón gorriarán

El PP de Aragón no ha decidido aún a cuál de los dos apoyará

Pablo Casado presume de que tiene más apoyos que su rival dentro del PP y ayer hizo una exhibición con la presencia en un acto de su campaña de dos de los derrotados en las primarias, García Margallo y Elio Cabanes, a los que se sumarán mañana Dolores de Cospedal y José Ramón García-Hernández. Entre respaldo y respaldo, Casado no descuidó a Sáenz de Santamaría, a la que tachó de «soberbia» por negarse a debatir con él con el argumento de que le barrería y de que la confrontación perjudicaría al partido.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cospedal apoya a Casado como una «magnífica opción» para presidir el PP