Casado quiere que Feijoo tenga un «papel nacional relevante» en el PP

«Será lo que quiera, cuando quiera y como quiera» ha dicho el candidato a suceder a Rajoy

Casado: «Feijoo es también patrimonio nacional» El candidato a presidir el PP ha afirmado que Alberto Núñez Feijoo es una «referencia imprescindible» y tiene que tener un «papel nacional relevante».

Madrid

El candidato a presidir el PP, Pablo Casado, ha asegurado este miércoles que en su proyecto «cabe todo el mundo», incluida Soraya Sáenz de Santamaría, y ha añadido que así se lo trasladó a la exvicepresidenta del Gobierno durante la reunión de 40 minutos que mantuvieron en la sede del partido. Además, ha afirmado que Alberto Núñez Feijoo es una «referencia imprescindible» y tiene que tener un «papel nacional relevante».

«No sé si soy el mejor candidato, pero sí que tengo el mejor proyecto porque precisamente bajo este paraguas cabe todo el mundo», ha declarado Casado en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, a dos días de que arranque el XIX Congreso extraordinario que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy al frente del PP.

Casado ha dicho desconocer qué harán los compromisarios gallegos y ha recalcado que el presidente de la Xunta es para él una «referencia imprescindible». Según ha destacado, el PP gallego es un «ejemplo a seguir» a nivel nacional y Feijoo, «un líder indiscutible a nivel de España» será «lo que quiera, cuando quiera y como quiera» si el gana el congreso del PP.

Casado ha dicho que se tiene que «acompañar de los mejores» si es presidente del PP porque en política «hay que captar talento». Por eso, ha señalado que Feijóo tiene que tener un «papel nacional relevante» y ha reiterado que es una de las «referencias políticas» que él quiere tener «muy cerca».

Feijoo, que aún no se ha pronunciado sobre uno de los candidatos, va a mantener reuniones con dirigentes provinciales en las próximas horas para tratar este tema, según fuentes próximas al presidente gallego. Se desconoce si se va a pronunciar o no de forma pública. 

Integración

Un día después de ese encuentro con Santamaría, en el que no hubo acuerdo para una lista de integración, el exvicesecretario de Comunicación ha señalado que seguir debatiendo sobre la integración antes del cónclave y normas del congreso del PP «no conduce a nada» porque las normas «están para cumplirse».

Además, ha subrayado que la integración «tiene que ser real» y ha añadido que él ha demostrado que esa integración «es posible» porque ya están «cinco de los candidatos» que se presentaron a liderar el PP «trabajando conjuntamente». «Representamos al 64 por ciento de los que votaron», ha subrayado, para reiterar que en su proyecto «cabe todo el mundo».

«Le dije ayer a Soraya Sáenz de Santamaría que ella también cabe. Son los compromisarios, los delegados de los afiliados, quien encabeza el proyecto. Pero yo garantizo que en ese proyecto cabemos todos», ha afirmado, para añadir que si él gana «nadie pierde» pero que si no lo hace no pedirá «nada» y será «leal» al nuevo presidente.

Además, Casado ha rechazado que este congreso esté «fracturando» al PP y ha añadido que las «fracturas ya existían» en los territorios y ahora hay que «unirlas» con «un proyecto ambicioso de futuro». A su entender, no hay que tener «miedo» al debate ni a la «libertad de voto» como hacen en EEUU en la primarias. Además, ha asegurado que las «sensibilidades» del partido se encuentran «cómodas» en su candidatura porque él no ha estado en los problemas provinciales que se han producido.

El diputado abulense ha indicado que aún no ha pensando quién será su secretario general y que leerá los nombres de los 35 integrantes de la lista del PP pero sin «distribuir todos los puestos», de manera que una vez que se sepa el resultado «se pueda integrar de forma real» a personas de la otra candidatura. Además, ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a los compromisarios porque «no hay que llamar a los compromisarios y ofrecerles cargos». «Todos los compromisarios tienen aquí su sitio. Yo voy a contar con todos», ha aseverado.

Casado, que ha dicho que habría sido «muy positivo», sobre todo porque este congreso del PP «no tiene debate de ponencias». «Entonces no se puede convertir en Operación Triunfo y en ver si el candidato es hombre o mujer, es mayor, es joven, quien está detrás, quien está delante», ha dicho, para añadir que tienen que tener una propuesta «clara» sobre lo que el partido quiere hacer en España porque hay unas elecciones municipales y autonómicas «a la vuelta de la esquina».

Rajoy, «patrimonio» del PP

Ante la comida de exministros que están contra Santamaría que se celebra este jueves, Pablo Casado ha dicho que no conoce «ninguna comida que vaya contra nadie». «El hecho de que me apoye el comisario español en la UE, amigo personal de Rajoy, que me apoyen 10 exministros del Gobierno de Rajoy muchos presidentes autonómicos y muchos alcaldes es un problema, creo que tenemos un problema», ha afirmado, para añadir que admira a esos ministros de Rajoy que han hecho una «labor fundamental».

Además, ha recalcado que Rajoy es «patrimonio de todo el PP» y «no hay que instrumentalizar su nombre o que está tomando partido» cuando ha querido hacer un congreso «libre», de forma que «nadie se pueda arrogar haber sido su número dos en el Gobierno». «Igual que yo no me arrogo habiendo sido su portavoz partiéndome la cara en los peores momentos», ha aseverado.

Casado ha puntualizado que algunas de sus propuestas son «constructivas y autocríticas» y, en especial, «hacían referencia a una cartera ministerial», en alusión a Sáenz de Santamaría, sin que «eso afecte a la persona que estaba arriba». Además, ha dejado claro que él está «muy orgulloso» de todo el legado del PP.

Según ha dicho, España «necesita» al PP después de baterías de medidas como las que presentó Pedro Sánchez este martes en el Congreso para «destrozar completamente» el legado Rajoy. «Eso sí es ser leal a Mariano Rajoy, hacerle oposición a Pedro Sánchez pero desde un planteamiento de respeto a los compromisarios del PP, que quieren que hablemos del futuro de esta casa, que aspira a gobernar en España pero antes tiene que hablar de ideas, principios y programas electorales para sacar a los socialistas del Gobierno», ha manifestado.

Ante un nuevo vídeo que circula en Internet crítico con Casado, ha dicho que él «nunca» acusará a ningún candidato de hacer un vídeo contra un compañero pero me lo tomo «con más humor». Según ha añadido, él le quita «importancia» porque quiere centrarse en una campaña de «contenidos».

Santamaría y Casado se enzarzan en una guerra de cifras sobre sus apoyos

ramón gorriarán
Sáenz de Santamaría y Casado, ayer en el Congreso
Sáenz de Santamaría y Casado, ayer en el Congreso

Los candidatos del PP se reúnen sin llegar a un acuerdo para presentar una lista única

Tanto Soraya Sáenz de Santamaría como Pablo Casado ganarán el congreso del PP del viernes y sábado próximos si las cifras de sus respectivos equipos son ciertas. Alguno o los dos mienten porque no es posible la victoria de ambos y la derrota de nadie. La exvicepresidenta tiene el apoyo del 60 % de los compromisarios y el exportavoz, el del 68 %, de acuerdo a las cifras exhibidas ayer por sus candidaturas.

Casado cuenta, según sus colaboradores, con el respaldo de 2.100 delegados del congreso, el 68 % de los 3.082 con derecho a voto. Sáenz de Santamaría tiene, también según su equipo, el apoyo del 60 % de los delegados, esto es alrededor de los 1.850. Los colaboradores de la exvicepresidenta afinaron incluso hasta señalar que aventajan en 15 puntos a su adversario, que se quedaría en el entorno del 45 %. Pero también bajaron al detalle los del exportavoz, que situaron los apoyos de su adversaria en 836 compromisarios, un 28 %. El triunfo de Casado, según estos datos, sería por aplastamiento; el de Sáenz de Santamaría se movería en parámetros más habituales.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Casado quiere que Feijoo tenga un «papel nacional relevante» en el PP